martes, 28 de junio de 2011

Tarta tres chocolates en Thermomix

  Hola amigos:
  Esta receta hace ya un tiempo que la publiqué y prometí que un día pondría la receta en Thermomix.
  Era el cumpleaños de nuestra amiga Rocío , como ella no tenia Thermomix y quería aprender a hacerla, pues opté por elaborarla al modo tradicional.
  Hoy nuestra amiga Rocío se ha casado y entre los muchos regalos recibidos, estuvo por supuesto la Thermomix que tanta ilusión le hacia. Así que hoy voy a ponerle la receta adaptada a Thermomix porque sé que apenas venga de su viaje de novios lo primero que hará será estrenar su "juguete nuevo".
  Aprovecho que hice una para otra amiga, Nerea, y paso a publicarla. 
  Pensareis que siempre estoy haciendo tartas para amistades, verdad?... pues acertáis, la casa siempre está llena de "adoptivos" (entiendase por adoptivos a los novios de las niñas, amigos, primos, sobrinos y demás jajjajja)
  Pero están tan ricas y son tan fáciles de hacer que no da nada de pereza hacerlas y hacerles felices.
  De todos modos aproveché la ocasión e hice dos, una para Nerea y otra para casa.


  Ingredientes:

  Una base de tarta, yo uso la base de almendras , pinchando en el enlace teneis la receta. Pero  también podeis poner una  base  de galletas o la que uséis habitualmente.
  • 200 gramos de chocolate negro
  • 200 gramos de chocolate con leche
  • 200 gramos de chocolate blanco
  • Tres vasos de leche (200 ml. aprox. cada uno)
  • Tres terrinas de nata (200 ml aprox. cada una)
  • Seis cucharadas de azúcar
  • Cuatro sobres de cuajada
  Preparación:

  La preparación de esta tarta es muy simple.
  Primero horneamos la base de almendras, se hace muy rápida y dejamos enfriar. O bien hacéis una base de galletas que está muy rica también, yo optaría en este caso por las galletas Digestive de Fontaneda o las Oreo, que están también muy buenas.

  A continuación ponemos en el vaso de la Thermomix, 200 gramos de chocolate negro, un vaso de leche, una terrina de nata, tres cucharadas de azúcar y un sobre de cuajada.

   Programamos 6 minutos / 100º / velocidad 3.

  Cada maestrillo tiene su librillo y yo por supuesto tengo los míos
  Antes de programar la Thermomix, suelo darle un toque de turbo y deshacer el chocolate, luego ya paso a programar tal y como os expliqué antes.

  Una vez terminado el tiempo de cocción la echamos en el molde con la base escogida y dejamos enfriar un rato.

  Mientras enfría podemos ir haciendo la siguiente capa. Esta vez la de chocolate con leche.

  Hacemos el mismo proceso que con el anterior, no hace falta lavar el vaso.
  Pero he aquí otro de mis trukillos, esta vez echáis un sobre y medio de cuajada en vez de uno solo. ¿ Por que ? Pues porque el chocolate negro es más puro y cuaja más. El chocolate con leche y el blanco al tener más leche cuaja algo menos.
  Con este simple trukillo  conseguimos que los tres cuajen por igual. A mi por lo menos me va bien así.

  Mientras se hace la segunda capa, con un tenedor iremos haciendo surcos en la capa primera que ya estará casi cuajada. Con el fin de que agarre mejor las capas unas con otras.

  Incorporamos la segunda capa ayudandonos de una cuchara puesta boca abajo, de esta forma evitaremos que se hunda la primera capa.

  Esperamos que cuaje un rato y hacemos los surcos con el tenedor también.

  Volvemos a programar de nuevo la Thermomix con todos los ingredientes, pero esta vez sin azúcar, la capa de chocolate blanco no la necesita y quedaría muy empalagosa.

  Esta es la receta que yo he adaptado a nuestros gustos.
  Después de hacer varias me quedo con ella...  como veis no queda nada mal!!!

  Esta fue la nuestra, la otra fue para Nerea y esa la decore un poco, sólo un poco, por  falta de tiempo.

  Aunque esta tarta no necesita decoración, es bonita así tal cual, yo sabía que a ella le haría ilusión ver su nombre puesto.

  Y efectivamente así fue... sólo hay que verle la cara !!!

  Bueno, la cara no se ve muy bien, pero es por motivos de seguridad, le saldrían novios a montones y ahora no tiene tiempo nada más que para estudiar... lo entendéis verdad?
  Además, guardadme el secreto, pero la tengo reservada para uno de mis hijos... jajajaja

jueves, 16 de junio de 2011

Bizcocho de chocolate y remolacha


  Hola amigos:
  Ya sé lo que habéis pensado y la cara que se os ha puesto al ver el nombre del bizcocho, la misma que se me puso a mí cuando lo leí.
  Y es que no hay persona a quien le gustase menos estos líos de combinar dulces y agrios o dulces con verduras. Pero ya veis, no sólo los he probado, sino que puedo decir que me han sorprendido gratamente.
  Primero fue el bizcocho de calabacín, para mi gusto uno de los mejores que hasta ahora he probado, luego el de zanahorias y ahora le tocó el turno al de  remolacha. Ya sólo me queda probar el de calabaza y estoy en ello.
  La receta la vi en el blog de Bea, creo, no  puedo precisar porque no me deja acceder a su blog, supongo que habrá algún fallo. 
  Me llamó la atención y supe que tenia que hacerlo, otra cosa es que luego pasara a mi lista de IN-COMIBLES... que la tengo no creais!!!
  Pero no fue así, me sorprendió gratamente y puedo deciros que los mios no descubrieron el secretillo de la remolacha  como parte de sus ingredientes, para ellos era un bizcocho de chocolate como otro cualquiera.
 Por si acaso, y aunque se puede comer tal cuál, yo le puse una cobertura de chocolate. Para ello sólo tuve que calentar al baño María una tableta de chocolate con leche y cubrirlo.
  Como siempre hice algunas correcciones y le dí mi "toque".
  Pasamos a verlo y si gustáis lo probáis... ok???

   Ingredientes:
  • 250 gramos de mantequilla
  • 300 gramos de azúcar integral
  • 3 huevos grandes
  • Una tableta de chocolate de cobertura
  • Un  paquete de remolacha cocida hecha puré (unos 250 gramos)
  • Un cucharadita de esencia de vainilla
  • 280 gramos de harina
  • Un sobre de levadura
Preparación en Thermomix:
  
  Tamizamos la harina junto con la levadura, 15 s / v 7  y reservamos.

  Derretimos el chocolate junto con 50 gramos de mantequilla, al baño María y también reservamos.

  Batimos en la Thermomix con la mariposa unos 6 m / v 3,5 la mantequilla restante junto con el azúcar hasta que hayamos conseguido una mezcla espumosa, muy blanquecina no puede ser porque el azúcar es moreno.

  Añadimos los huevos ligeramente batidos, uno a uno por el bocal  en v / 3 . No añadir el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado.

  Agregamos el puré de remolacha, el chocolate derretido que teníamos reservado y la esencia de vainilla en  v / 4 durante unos segundos.

  Finalmente añadiremos la harina previamente cernida y mezclaremos durante unos segundos más  hasta que esté todo bien incorporado.

  Preparación sin Thermomix:

   Seguimos los mismos pasos a la hora de tamizar la harina junto con la levadura y a la hora de derretir el chocolate con la mantequilla.

  Batimos la mantequilla restante junto con el azúcar,durante unos 3 o 4 minutos hasta que nos quede una mezcla espumosa.

  Añadimos los huevos ligeramente batidos, poco a poco. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.

  Agregamos el puré de remolacha, el chocolate fundido y la esencia de vainilla.

  Finalmente incorporamos la harina previamente cernida a la mezcla.

  Engrasamos un molde y ponemos en él la mezcla.

  Llevamos al horno previamente calentado a 180 º durante unos 45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo veamos que sale limpio. Este tiempo sabéis que varía según el modelo de horno.

  Dejamos enfriar durante unos diez minutos y desmoldamos sobre una rejilla.

  Podemos tomar tal cuál o si lo preferís, como hice yo, bañado en chocolate con leche derretido al baño María.


Dejamos enfriar del todo y ya tenemos listo nuestro rico bizcocho de chocolate y remolacha.

 El chocolate restante que me sobró lo utilicé para regar las porciones una vez partido.


   Está riquisimo y no sabe para nada a remolacha. Jamás pondré en el blog, algo que no haya elaborado, probado y sea comible... os lo aseguro!!!!

domingo, 12 de junio de 2011

Yogurt casero sin lactosa o con ella... a gusto!!!


  Hola amigos:
  De nuevo venimos con una sugerencia para aquellos amigos intolerantes a la lactosa, la elaboración de sus propios yogures caseros.
  Ni que decir tiene que los no intolerantes pueden elaborarla también siguiendo las mismas pautas y utilizando la leche y los yogures que habitualmente consuman.
  Para ello voy a contar con una de mis  fieles ayudantes en la cocina, la yogurtera.
  Con la ayuda de ella empezaron mis hijos a conocer el yogurt  Hoy, después de 25 años, sigue manteniéndose fiel y más solidaria que nunca, pues ahora soy yo la que habitualmente la usa para la elaboración de mis propios yogures caseros sin lactosa.
  Por suerte cada día contamos con más productos a nuestro alcance para poder seguir nuestra dieta exenta de lactosa.
  Ni que decir tiene que la recetilla es fácil, económica y muy nutritiva.
  Tiene múltiples beneficios para el organismo. Ideal para niños y personas con problemas intestinales, por ser un alimento prebiótico que regula la flora intestinal gracias a su  alto aporte  de microorganismos vivos (bichos güenos).
  Podemos tomarlos tal cuál, su textura es muy suave, o como ingrediente a la hora de elaborar ricos postres y  salsas.

    Ingredientes:
  • Leche sin lactosa o la que habitualmente consuman
  • Yogourt natural sin lactosa o el que habitualmente consuman
  • Azúcar
  Preparación:

  La elaboración de los yogures caseros es muy fácil si contamos con la ayuda de nuestra amiga la yogurtera.
  Para ello sólo hace falta, poner en un bol o en el vaso de la Thermomix los ingredientes y batirlos hasta mezclarlos.

  Ponemos en el vaso de la Thermomix  o en el bol el yogourt, la medida será la que necesitemos a la hora de poner la cantidad de leche.

  Mi yogurtera hace seis yogures, por lo tanto pondremos cinco medidas de leche, para la sexta ya contamos con el yogourt.

  Agregamos el azúcar a gusto, yo suelo poner una cucharada rasa por medida.

  Si queremos utilizarlos para elaborar salsas, mejor hacerlos sin azúcar.

  Batimos un poco hasta mezclar y ponemos en los vasitos de la yogurtera sin cerrar.

  Ponemos la tapa a la yogurtera  y enchufamos a la red eléctrica. Yo suelo hacerlos por la mañana temprano, así  por la tarde estarán listos para llevar al frigorífico.

  También suelo tapar la yogurtera con un paño en forma de abrigo, para que guarde más el calor.

  Pasadas unas seis u ocho horas, estarán listos para llevar al frigorífico.

   Y  para la hora de cenar estarán listos nuestro yogures caseros.

    Animaos y probadlos... su textura y sabor os agradaran!!!

lunes, 6 de junio de 2011

Piriñaca (Solidaridad con el pepino)


  Hola amigos:
  No sé de quien ha sido la idea ni de donde partió, pero hace días recibí un mensaje en mi página de Facebook, invitándome a publicar hoy día 6 de Junio, una receta con pepino. 
  Os imaginareis el por que... a que sí?  La verdad es que poco puedo yo aportar ni decir, que no se haya dicho ya, sobre la injusticia que se ha cometido con los agricultores españoles, porque al fin y al cabo ellos son los más perjudicados.
  Tampoco voy a describir los multiples beneficios que se obtienen  de este fruto, porque me imagino que ya todos mis amigos y compañeros "blogueros" lo habrán hecho.
  Ni tan siquiera voy a publicar la receta estrella que se elabora con este ingrediente principal, el gazpacho, tan rico, nutritivo y conocidos por todos.
  Voy a publicar una  receta muy conocida en la zona, la piriñaca, una rica ensalada con un aporte increíble de vitaminas y minerales, que suele acompañar a muchos de nuestros platos de verano, en especial al "pescaito frito".
  En casa, junto con el gazpacho y la lechuga, era un aliado fiel , a la hora de la comida, en esos días calurosos de verano.
  A mi padre le encantaba y a mi abuelo Juan, mucho más. El solía poner una ración abundante de aceite y vinagre, para luego, junto con el jugo que suelta el tomate, poder "zopear" con trozos de pan de pueblo.
  Es aún un plato  muy usado por los agricultores de la zona, para refrescarse en los días de calor y de duro trabajo. 
   Dependiendo de cada zona e  incluso en la misma zona, sólo con variar la población, hay platos que se le conoce por un nombre u otro. 
  Aquí es conocida esta rica ensalada con este nombre... y en vuestra localidad, como se le conoce?
    Ingredientes:
  • Pepino
  • Tomate
  • Cebolla
  • Pimiento
  • Aceite " der güeno"
  • Vinagre
  • Sal
  Preparación:

  La elaboración de este plato es bien sencilla. 

  Se trata sólo de cortar en trozos medianos, siempre a gusto de cada uno, todos los ingredientes, previamente lavados.

  Yo suelo ponerlos todos con la piel, por su aporte de fibra en caso del tomate y porque dicen que así el pepino se "repite" menos,  quizás no sea más que una leyenda urbana... pero por si acaso!!!

   Sazonamos, aderezamos a gusto y ya tenemos lista una fácil,  rica y nutritiva  ensalada.

  Como ya dije antes, es ideal para acompañar a nuestro "pescaito frito" tan conocido en la zona también.

  Supongo que  ya os habréis imaginado que esa fue nuestra comida de ayer, y como veis, seguimos por aquí, sin ningún tipo de problemas.


  Vaya pues nuestro homenaje, no al pepino en sí, sino a todos los agricultores en general, la mayoría de las veces, los más perjudicados con todos esto bulos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...