28/4/2012

FALSO TIRAMISÚ DE LICOR DE CACAO


Hola amig@s:
Tengo un secretillo que confesaros... lo siento, pero no me gusta el café!!!
Aunque si me gusta su aroma, me encanta el olor a café recién hecho, pero no me gusta su sabor. Como veis no soy perfecta, algún  que otro defectillo tenia que tener.
Hace muchos años, en Barcelona, en el puerto deportivo, fuimos a un restaurante italiano con mucha fama entonces por sus postres, entre ellos el famoso tiramisú. Lo probamos entusiasmados y la verdad es que no me gustó nada, el sabor a café era excesivo para a mi gusto. Como no guardo buen recuerdo de él, tengo que reconocer que nunca más lo probé.
Pero si que me encanta el sabor del queso mascarpone en los postres.
Así que quise hacer mi versión particular de este rico postre, y lo elaboré con licor de naranjas, os acordáis??? La receta os la dejo AQUI, por si queréis echarle una miradita.
Ahora, hice una nueva versión, particular y muy similar, esta vez con queso mascarpone y con un poco de licor de cacao, pero de nuevo sin café .
En principio pensé en el licor Baileys, pero cuando fui a buscarlo me encontré con la sorpresa  de que había desaparecido. No sé si cayó en Navidad o si mis hijas lo llevaron  a alguna fiesta, pero el caso es que no estaba  donde debía estar.
El que si estaba era un licor de cacao,  que debía ser del año de "maricastañas". Así que ya que estaba todo preparado, ni me lo pensé, lo cogí y me puse manos a la obra.
No hace falta comentaros que este postre no es apto para niños, por llevar licor, y que, por supuesto, podéis cambiar el licor por cualquier otro de vuestro gusto.
El resultado ya lo veis, fue un éxito total; tanto que nuestra amiga Rocio, después de probarlo, ha decidido elaborarlo este fin de semana para celebrar el cumpleaños de su marido. Así que no la hagamos esperar más y vamos a publicar la recetilla de este falso tiramisú con suave sabor a licor de cacao, del año de "maricastañas" jajajaja
Animaos vosotros también y  probadlo... os aseguro que os gustará!!!


  Ingredientes:
  • 200 gramos de queso Mascarpone
  • 200 ml. de nata
  • 150 ml. de leche
  • 100 gramos de azúcar (o algo más, a gusto)
  • Una copita de licor de cacao o similar (puede ser Baileys)
  • Unos bizcochitos de huevo o de soletilla
  • 3 laminas de gelatina neutra

 Preparación:

Lo primero será poner a hidratar la gelatina en un bol con un poco de agua fría. Reservamos.
  
En un bol, batimos ligeramente el queso, media copita de licor y  50 ml. de leche.

Montamos la nata como tengamos costumbre. Ya sabéis que ésta y el bol donde vayamos a montarla deben estar muy fríos. Agregamos el azúcar cuando esté medio montada.

En un cazito ponemos dos o tres cucharadas de agua a calentar. Agregamos la gelatina ya hidratada y la disolvemos.

Añadimos la nata montada y la gelatina disuelta, a la crema que teníamos reservada. Mezclamos con movimientos suaves y envolventes, hasta conseguir una mezcla homogénea y reservamos.

Ahora, calentamos ligeramente 100 ml. de leche y la otra media copita de licor. Pasamos los bizcochitos por la mezcla.

Ponemos como base, en un molde desmontable, una capa de bizcochitos "borrachos" y luego otra capa de la crema obtenida.

Seguimos con otra capa de bizcochitos y una ultima de crema.


 Llevamos al frigorífico durante unas 3 o 4  horas, hasta el momento de servir.

 En el momento de servir, desmoldamos y decoramos a gusto.


 Yo lo decoré con unas pequeñas laminas de chocolate que le iba muy bien.


  Os dejo una imagen del corte... delicioso verdad???



25/4/2012

Espaguetis con berenjenas y costra de queso


Hola amig@s:
Hoy me temo que sólo podremos hacer una breve introducción a esta rica receta. Son casi las doce de la noche y a estas horas, después de un día largo y algo complicadillo, la mente está algo confusa.
Hace unos días, os comenté que uno de mis hijos, por problemas de espalda y "moda juvenil", está yendo al gimnasio. Ya sabéis que en las dietas recomendadas para estos gimnastas, están  muy presente las proteínas e hidratos. Así que ahora en casa, por eso y por problemas de tiempo, la pasta es una de nuestras más fieles compañeras.
Esta vez, la elaboré un poco al gusto de mi marido y al mio propio, con mucha verdura. Al principio mis hijos pusieron algo de reparo, pero una vez la probaron, tuvieron que reconocer que la verdura, no solo "no muerde", sino que está hasta "güena". Además, aportan una cantidad muy generosa de nutrientes, necesarios para nuestro organismo, máxime en esas edades.
Creo que la costra de queso y pan rallado, colaboraron en algo en ese cambio de actitud. Sea como sea, lo importante es que los jóvenes coman verduras, aunque sean "camufladas"... y esta es una buena forma de hacerlo!!!
Ahora, pasemos a la recetilla, que mañana me espera otro día durillo y hay que dormir para estar descansada... buenas noches amig@s!!!


Ingredientes:
Para seis personas
  • 2 o 3 dientes de ajos 
  • 1 cebolla
  • 1 berenjena
  • 2 latas de tomate troceado (800 gramos)
  • 500 gramos de espaguetis (sin gluten para intolerantes)
  • Orégano
  • Queso rallado (sin lactosa para intolerantes)
  • Pan rallado (sin gluten para intolerantes)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Azúcar

Preparación:

Pelamos y picamos los ajos y la cebolla. Ponemos en una sartén, un fondo de aceite de oliva, a fuego suave y sofreímos unos minutos.

Una vez esté la cebolla "transparente", le añadiremos la berenjena, cortada en cubitos pequeños, con la piel incluida, esto le aportará más vitaminas y minerales. Sofreímos un poco más.

Ahora agregaremos el tomate troceado, la sal y un poco de azúcar, para restar acidez al tomate. Dejamos cocer a fuego suave, hasta que el tomate esté en su punto.

Mientras  tanto, coceremos los espaguetis como tengamos costumbre. Yo suelo poner un poco de sal y un poco de aceite al agua de la cocción.

Una vez esté la pasta al dente, apartamos del fuego, enjuagamos y escurrimos. La pasamos a una fuente de servir, que pueda ir al horno.

Mezclamos los espaguetis con la salsa, le añadimos el orégano y rectificamos de sal si fuese necesario. 


Mezclamos un poco de queso rallado y algo de pan rallado y espolvoreamos la pasta.

Llevamos al horno, previamente calentado a 200º, función grill, unos minutos, los suficientes para dorar y que se forme la costra.


Listo para llevar a la mesa... ummm, que apetitosos!!!


Vamos, que esperas... puedes servirte todo lo que quieras!!!


20/4/2012

Tarta Banofle para una amiga


Un nuevo viernes, un nuevo fin de semana y una nueva receta dulce.
Quiero aprovechar y me vais a permitir, que dedique la entrada de hoy a una amiga que cumple añitos, no os digo cuantos, pero son muy pocos aún. Se trata de Conchi, una amiga con quien  tengo el honor de compartir grupos, aficiones y cariñitos, por esos locos mundos de facebooklandia.
Ella tiene un blog precioso de tartas, galletas y "ricuras varias".  El farito de azúcar, así se llama su blog, y así es ella, como ese farito, siempre iluminando con esa preciosa sonrisa a todos sus amigos.
Por si no lo conocéis aún, os dejo AQUI el enlace para que disfrutéis de él y de ella. No olvidaros de dejarle un comentario, siempre son motivadores y nos hacen muy feliz y más en un día como hoy.
Dicho esto, vamos con esta recetilla que hace mucho tiempo tenia guardada, en mi  larga lista de pendientes de elaborar.
La receta está sacada, aunque adaptada por mi como siempre, de un pequeño libro de tartas, todas deliciosas, que me regalaron mis hijas y que espero, poco a poco, ir  probando y compartiendo con todos vosotros.
Esta vez la hice pequeña, porque mis hijas no se encuentran ahora en casa, una está en Granada intentando terminar su carrera y la otra ya sabéis que anda por Tailandia. Así que como sabía que el plátano no es fruta preferida de mis hijos, decidí elaborarla pequeña y probar.
Aunque yo la elaboré pequeña, os dejo la receta adaptada para una más grande, porque la verdad es que merece la pena hacerla más grande.
¿¿¿Que puedo deciros de ella???... pues que fue un éxito total, por lo menos para mi gusto!!!
  Me encantó el sabor de la nata  junto con el dulce de leche, y me gustó mucho también, el saborcillo del licor de naranjas en el bizcocho.
El sabor del plátano, la verdad es que casi pasa desapercibido, pero no  hay que  olvidar, que éste, aporta una fuente de vitaminas y minerales muy dignas de tener en cuenta, a la hora de elaborar estos ricos dulces para los nuestros.
Así que, vamos con la recetilla y pongámonos manos a la obra... os parece????


Ingredientes para el bizcocho:
  • 150 gramos de margarina 
  • 150 gramos de azúcar
  • 150 gramos de harina con levadura
  • 3 huevos
  • Ralladura de limón
  • Una pizca de sal

Ingredientes para el relleno:
  • 300 ml de nata 
  • 3 o 4 cucharadas de azúcar (si es molida mejor)
  • 2 hojas de gelatina
  • 2 plátanos medianos cortados y rociados con limón para que no ennegrezcan
  • 4 o 5 cucharadas de dulce de leche (usé comprado)
  • Fideos de chocolate para decorar
  • Licor de naranjas para "emborrachar" el bizcocho


Elaboración:

Lo primero, aunque os pueda resultar extraño, será montar la nata para la decoración.... por que?
Muy sencillo, desde que descubrí este truki, que ya alguna vez os he comentado, siempre que monto la nata  le agrego un poco de gelatina. Esto hace que se conserve más compacta y se trabaje mejor.

Por lo tanto, vamos a montar la nata como tengamos costumbre, ya sabéis que ésta y el bol donde vayamos a montarla, deben estar bien fríos.

Pongamos dos laminas de gelatina en remojo para deshidratar.

Ponemos al fuego, en un cazo, dos cucharadas de agua, y una vez esté caliente añadimos la gelatina ya hidratada y removemos hasta desleír. Dejamos enfriar.

Una vez la nata esté medio montada añadimos el azúcar y la gelatina ya fría, seguimos montando.

Una vez montada, llevamos al frigorífico para que enfríe y actúe la gelatina. Mientras tanto vamos elaborando el bizcocho.


Preparación del bizcocho a modo tradicional:

Para elaborar el bizcocho, lo primero es poner en un cazo a fuego suave, la margarina y derretimos. Dejamos enfriar.

Batimos los huevos con el azúcar y la pizca de sal, en un bol y sobre un cazo con agua, como si lo pusiéramos al baño Maria. Batimos hasta conseguir una mezcla espumosa.

Añadimos la margarina derretida y fría y seguimos batiendo con batidora de varillas.

Por último, agregamos la haría previamente cernida y la ralladura de limón. Mezclamos suave hasta conseguir una mezcla homogénea.

Engrasamos dos molde, a poder ser desmontables, y vertemos en ellos la mezcla, mitad para cada uno. 

Llevamos al horno previamente calentado a 180º durante unos 8 o 10 minutos, todo dependerá de las prestaciones del horno.

Una vez esté cocido, lo sabremos si pinchamos con un palillo en el centro y este sale seco, lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Preparación del bizcocho en Thermomix:

 Quienes tengáis Thermomix, aun  tenéis más fácil su elaboración.

Ponemos los huevos, la pizca de sal y el azúcar en el vaso y programamos 3 minutos / 37º / velocidad 3 con mariposa.

Transcurrido el tiempo, quitamos temperatura y echamos por el bocal la mantequilla derretida previamente y fría. Programamos unos 20 seg. / velocidad 3.

 Por ultimo añadimos la harina previamente cernida y la ralladura de limón y volvemos a programar unos 15 seg. / velocidad 3. La harina no debe batirse mucho, sólo agregarla hasta conseguir que la masa sea homogénea.

El resto de los pasos los elaboramos como en el modo tradicional.


Procedemos a rellenar y decorar:

En un cazo pequeño ponemos, a fuego suave, medio vaso de agua, dos cucharadas de azúcar y una copita de licor de naranjas. Hervimos hasta que se derrita el azúcar y se evapore el alcohol, este paso será importante si lo van a tomar niños. Dejamos enfriar.

En un plato ponemos uno de los bizcochos y "emborrachamos" con el licor, con ayuda de un pincel.

 Añadimos una capa generosa de nata, la mitad de los plátanos cortados y le agregamos algo de dulce de leche.
En este paso, si vemos que el dulce de leche está demasiado compacto, tenemos otro truki para compartir.
Se trata, sólo, de poner el dulce de leche en un pequeño cazo con una o dos cucharadas de agua, al fuego suave, hasta que se vuelva mas liquido y fácil de untar. Pero cuidado que no se nos pase y se queme.

Ponemos el otro bizcocho encima y volvemos a "emborrachar", seguimos poniendo la nata, el plátano y el dulce de leche. Por último decoramos con fideos de chocolate.


 Ya tenemos lista esta deliciosa tarta. Ahora procedamos al corte... una porción para mi... otra para ti...


...y una porción, para Conchi... felicidades cielo!!!


17/4/2012

Espaguetis a la puttanesca (mi versión)


  Hola amig@s:
  Hoy volvemos, de nuevo, con una deliciosa receta de pasta. Esta vez, espaguetis a la puttanesca, mi versión propia claro, de este rico plato.
  Los "inventores", así como los ingredientes, de esta receta son difusos y se pierden en la noche de los tiempo. Por supuesto, se da por hecho, que su origen es italiano.
  Su nombre nunca me ha gustado, la verdad, pero al parecer, se supone que su nombre da pistas de quien fue su "inventora".
  Hay múltiples versiones de su procedencia y si entráis en Wikipedia podéis verlas todas, pero sea como sea, lo que si se da por hecho, es que las mujeres de "vida alegre" y esta receta van unidas. Por lo tanto, creo, que le debemos estar agradecid@s a ese colectivo de mujeres, de aquella época, por dejarnos tan sugerente y rica receta en herencia.
 El caso es, que esta recetilla hace mucho quería compartir con vosotros, porque me encanta el sabor  tan peculiar que las anchoas y la albahaca aportan a este plato. Prescindo de las alcaparras, porque en casa no gusta mucho, pero podéis incluirla si es vuestro gusto.
  Os dejo con la receta y las fotos de este rico plato. Los ingredientes son para seis personas, los que somos en casa, pero si sois menos, solo tenéis que adaptar la cantidades.
  Y  ya sólo me queda animaros a que lo probéis... de verdad que está riquísimo!!!


   Ingredientes:
  Para seis personas
  • 3 o 4 dientes de ajos
  • 1 cebolla pequeña 
  • 1 pimiento rojo
  • 2 latas de tomate troceado ( 800 gramos)
  • 2 latas de anchoas en aceite de oliva
  • 1 guindilla (opcional)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Unas alcaparras (opcional)
  • Un ramillete de albahaca ( o perejil)
  •  500 gramos de espaguetis (sin gluten para intolerantes) 
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
   Preparación:

  En un bol ponemos un fondo, no muy abundante, de aceite de oliva  virgen extra. Añadimos los ajos pelados y picados y rehogamos un poco.

  Incorporamos la guindilla, si es esta nuestra opción, y la cebolla pelada y picada pequeña, volvemos a rehogar.

  Ahora, añadiremos el pimiento rojo, picado pequeño también y seguimos rehogando unos minutos más, hasta que  veamos la cebolla "trasparente".

  En este momento añadiremos el tomate troceado, la cucharadita de azúcar, para quitar acidez al tomate, y la sal, poca porque luego llevará anchoas y estas son muy saladas. Dejamos cocer a fuego suave y tapado.

  Una vez esté el tomate hecho, incorporamos las anchoas cortadas, las alcaparras, si es esta nuestra opción, y la albahaca picada. Dejamos unos minutos, pocos, para que tome el sabor. 


  Mientras tanto, habremos cocido la pasta como tengamos costumbre, yo le suelo poner al agua algo de sal y un poco de aceite. Una vez esté la pasta "al dente" la apartamos, la enjuagamos, y escurrimos.

  Una vez la salsa esté lista, sacamos del fuego, probamos y rectificamos de sal si fuese necesario. Apartamos en una fuente honda.

  Ya sólo nos queda, servirla sobre los espaguetis y decorarla con unas hojitas de albahaca.


   Espero que os guste tanto como a nosotr@s... buen provecho!!!



13/4/2012

Galletas tipo cookies de avena y tropezones


  Hola amig@s:
  Como cada viernes, volvemos con una nueva recetilla dulce. Esta vez, vamos a animarnos con unas ricas galletas tipo cookies, os parece bien?
  Las galletas hasta ahora eran un reto para mí, a los míos les gustan, pero nunca había elaborado galletas, me daban un poco de miedo. Y la verdad, debo reconocer, es que me está resultando más fácil de lo que esperaba.
  Mis primeras galletas, de chocolate y cerezas, las podéis ver si pincháis AQUI, fueron el resultado de una especie de juego que solíamos compartir en el grupo de las magdalenas. Entonces  me ayudó mi peque en su elaboración y disfrutamos mucho haciéndolas, aunque mucho más disfrutaron luego saboreandolas. Hasta mi marido disfruto comiéndolas y tuvo unas palabras de elogio para mí, y eso que según él, no es muy "dulcero".
  Esta vez, quise dar una sorpresa a mi family,  porque  mucho me temía, que si decía que llevaban avena, algunos pondrían objeciones. Pero no fue así, nadie noto nada y os aseguro que de sabor son deliciosas.
  La avena es muy rica vitaminas del grupo B, necesaria para el correcto funcionamiento del organismo.
  Muy rica también en minerales, como el calcio, silicio, hierro, zinc, yodo y fósforo, ideales, todos, para el desarrollo físico y mental de nuestros hijos.
  Así que os animo a elaborarlas, porque que a la  vez que estáis alimentando sanamente a los vuestros, estos disfrutaran tomándolas y la vuestra será una sensación doblemente satisfactoria.
  Para este fin de semana, las predicciones meteorológicas son de lluvia y mal tiempo. Por que no le proponéis a los peques que os ayuden a elaborarlas y disfrutáis todos en familia????
   Os deseo un feliz fin de semana amig@s!!!


   Ingredientes:
  • 125 gramos de harina con levadura 
  • 25 gramos de copos de avena
  • 110 gramos de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (sin lactosa)
  • 3 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 puñadito de pasas
  • 1 puñadito de nueces
  • 1 puñadito de chips de chocolate (sin lactosa)
  • 1 pizca de sal

   Preparación:

  Mezclamos en un bol la harina, los copos de avena y el azúcar.

  En otro bol batimos ligeramente el huevo con la vainilla y la pizca de sal.

  Hacemos un hueco en el centro del bol con los ingredientes secos y le incorporamos el aceite.

 Mezclamos y a continuación añadimos el huevo batido. Seguimos mezclando con ayuda de una cuchara de palo o silicona hasta que los ingredientes se amalgamen.

  Incorporamos las pasas, la nueces previamente picadas y los chips de chocolate.Volvemos a mezclar.

  Precalentamos previamente el horno a 180 º calor arriba y abajo. 

  Cogemos porciones de la masa y vamos haciendo bolitas, como para albóndigas, más o menos.

  Las colocamos separadas en la bandeja del horno, que habremos forrado con papel de hornear, y las aplastamos ligeramente.

  Horneamos durante unos 10 minutos, dependiendo siempre de las prestaciones del horno.


  Ojo en este paso, porque aunque os parezca que están tiernas aun, estas endurecen una vez frías. Así que tened cuidado, porque las queremos crujientes, pero no duras.

  Una vez horneadas, las sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


  Menuda pinta tienen verdad??? Seguro que los vuestros disfrutan tanto como los míos con ellas... la verdad es que estan deliciosas!!!


    Ideales para meriendas infantiles... y para las no infantiles también!!!


   Ideales también para tomar en compañía!!!

  

11/4/2012

Garbanzos con bacalao (Tradicional y Robochef)




Hola amig@s:
Aunque con un poco de retraso, quiero compartir con vosotr@s uno de los platos preferidos de mi padre y ahora de mi marido y que es tradición, en casa, comerlo el Viernes Santo.
 Cada comunidad, cada ciudad, cada pueblo, conservan su cultura, sus costumbres y su propia gastronomia. Pienso, que precisamente, esa es la belleza y es lo que hace tan  rico y diverso a este país.
  En mi pueblo, por ejemplo, no había un dulce tradicional para estos días, eso si, solíamos comer arroz con leche y natillas con galletas. Hablo en pasado, porque en la actualidad, todo esto ha cambiado mucho con el paso de los tiempos.
 En cuanto a comidas, al ser zona costera, era tradicional  comer el potaje de garbanzos con bacalao, como este que os traigo hoy, el arroz con bacalao, y las tortillitas de bacalao. Estas ultimas recetas pronto publicaremos también.
  Tengo que reconocer que durante mucho tiempo fui reacia a comer este exquisito plato, cosas de juventud supongo, pero por suerte con el paso de los años, mis gustos culinarios cambiaron. Igual pasa con mis hijos, hay algunos a los que les encantan y hay otros, los más peque, que se resisten un poco.
  Espero que con el tiempo, también aprendan a apreciar estos ricos platos de cuchara, hoy por hoy, mis preferidos.
  Esta vez, y por motivos de tiempo, ya sabéis que sigo liailla con el trabajo, lo elaboré en Robochef, el robot de cocina del que os he hablado alguna vez. Tengo que reconocer, que ahora mismo, que es tanta mi escasez de tiempo, me está siendo de mucha utilidad.
   Por supuesto, os dejo la receta, también, en modo tradicional, para todos aquellos que no lo poseáis y queráis disfrutar de este rico plato.
  No tengo que deciros que no hace falta que sea Viernes Santo, para disfrutar este rico potaje, como llamamos aquí a estos platos. Por suerte el bacalao salado lo podemos disfrutar durante todo el año, así que aprovechad y probadlo antes de que lleguen las "calores"...que luego se apetecerán otros platos más refrescantes!!!


  Ingredientes:
  Para seis personas
  • 1/2 kilo de garbanzos
  • 1/2 kilo de bacalao salado
  • 1 pimiento verde y otro rojo seco (este ultimo opcional)
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 3 o 4 dientes de ajos
  • 1 hoja de laurel
  • 2 patatas blancas
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

   Preparación en Robochef:

  Lo primero será poner en remojo, la noche anterior, los garbanzos y el bacalao previamente troceado.
  A este último, ya sabéis que deberéis cambiarle el agua, por lo menos tres veces.

  Ponemos en la cubeta de la olla los garbanzos, el tomate, los pimientos, la cebolla, los ajos, el laurel,el aceite y un poco de sal. Cuidado con esta porque luego el bacalao aportará algo más. Cubrimos de agua.

  Cerramos la olla y programamos función PRESIÓN, temperatura la indicada por el programa y tiempo 6 minutos. Damos a INICIAR COCINANDO.

  Una vez terminada esta función abrimos la olla y sacamos de ella el tomate, los pimientos, la cebolla y los ajos. Ya habrán cumplido su función de aportar nutrientes y evitaremos, así, encontrarlos luego deshecho.

  Pelamos las patatas y las cortamos en cuadrados medianos. Las agregamos a la olla junto con el bacalao y la cucharadita de pimentón. Agregamos algo más de agua si fuese preciso.

  Volvemos a cerrar la olla y programar. De nuevo, función PRESIÓN, temperatura la indicada en el programa y tiempo 3 minutos. Damos a INICIAR COCINANDO.

  Una vez terminado el tiempo programado abrimos la olla, probamos y rectificamos de sal si fuese preciso.



  Así de fácil y rápido se elabora este rico y tradicional plato, que espero os guste tanto como a nosotros.



  Preparación a modo tradicional:

  La preparación a modo tradicional es prácticamente la misma, sólo cambiará los tiempos de cocción y eso dependerá mucho de los garbanzos. Estos que yo uso son muy tiernos.

  Lo primero será poner en remojo, la noche anterior, los garbanzos y el bacalao previamente troceado.
  A este último, ya sabéis que deberéis cambiarle el agua, por lo menos tres veces.

  Ponemos en la olla los garbanzos, el tomate, los pimientos, la cebolla, los ajos, el laurel,el aceite y un poco de sal. Cuidado con esta porque luego el bacalao aportará algo más. Cubrimos de agua.

  Tapamos la olla y ponemos a fuego alto, hasta que empiece a hervir, entonces bajaremos el fuego a suave y coceremos durante una media hora, pero eso, como ya dije antes, dependerá mucho del tipo de garbanzos.

  Una  vez pasado ese tiempo y si vemos que ya están medio cocido los garbanzos, sacamos de la olla el tomate, los pimientos, la cebolla y los ajos. Ya habrán cumplido su función de aportar nutrientes y evitaremos, así, encontrarlos luego deshecho.

  Pelamos las patatas y las cortamos en cuadrados medianos. Las agregamos a la olla junto con el bacalao y la cucharadita de pimentón. Agregamos algo más de agua si fuese preciso.

 Volvemos a calcular unos veinte minutos, aproximadamente, o hasta que veamos que los garbanzos y las patatas están tiernos. Probamos y rectificamos de sal si fuese preciso.



3/4/2012

SOLOMILLO A LA NARANJA



Hola amig@s:
Una nueva semana se nos presenta, esta vez, llena de  sentimientos y emociones para unos y de diversión y relax para otros.
Estamos en Semana Santa, semana de pasión. Quizás esta no sea una receta muy apropiada ni común para publicar en estos días, pero sigo con mi "trabajillo acumulado" y tengo que echar mano de estas recetillas que ya tenia pendientes de publicar.
La receta está sacada y versionada de una revista atrasada, de esas que ya os comentado, y es un rico solomillo de cerdo con aroma y sabor de naranjas.
 espero que os guste y si no la elaboráis ahora, dejadla en vuestra lista de pendientes, porque os aseguro que os gustará.
Hoy me vais a permitir que sea breve, ya os digo que me es casi imposible sacar tiempo para publicar, y mucho menos para visitar y comentar a los otros blogs amigos.
Solo me queda desearon que paséis una feliz semana, que disfrutéis de las vacaciones, quienes tengáis ese privilegio y a los que no, que disfrutemos en nuestros pueblos o ciudades de la gastronomía, las tradiciones, los pasos y las celebraciones de estos días... feliz semana amig@s!!!


 Ingredientes:
  • 2 solomillos de cerdo
  • 2 o 3 puerros
  • 2 o 3 troncos de apio
  • 3 naranjas de zumo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vino blanco de mesa
  • Sal
  • Pimienta
Preparación:

Lo primeo será lavar y secar los solomillos. Lo salpimentamos y reservamos.

Pelamos y cortamos en rodajitas pequeñas los apios y los puerros. También cortamos en rodajas dos naranja con la piel incluida. Reservamos

Ponemos un fondo de aceite de oliva en una sartén grande o cacerola y sellamos un poco la carne. Sacamos una vez esté sellada y reservamos.

En el mismo aceite de sellar la carne pochamos los puerros y los apios unos minutos, hasta quedar transparente.

Agregamos de nuevo los solomillos y cubrimos con las rodajas de naranjas. 


Incorporamos el vino y el zumo de la naranja restante, tapamos y dejamos a fuego suave. 

Transcurridos unos minutos destapamos y damos la vuelta a la carne. Agregamos un poco de agua si fuese necesario y tapamos de nuevo.

Sacamos una vez veamos que la carne está tierna. Pasamos la salsa por la batidora y rectificamos de sal si fuese necesario.


 Cortamos la carne y la acompañamos con unas patatas fritas y la salsa resultante





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...