24 enero 2013

Cazuelitas de gambas y gulas al ajillo


No soy persona a quien guste en demasía  los alimentos congelados o los "prefabricados" como yo les llamo, supongo que a estas altura ya lo habéis adivinado un poco. Prefiero siempre los productos frescos y de calidad y a ser posible caseros, de la zona y de temporada.
Sé que hoy en día todo está muy bien organizado y con las mejores técnicas de elaboración y envasado. Sé también que al congelar en alta mar, el caso de los pescados y marisco, los alimentos no pierden muchas propiedades y que las técnicas de elaboración de alimentos están regidas por muy duras normas de higiene y seguridad. Pero aun así se me resisten un poco, supongo que el vivir en un pueblo, en zona costera y el ser ama de casa vocacional influye algo en todo esto... no creéis?
Pero hay veces, situaciones, en las  que es imprescindible echar mano de ellos para solventar una comida inesperada, como en este caso en concreto.
Con unas simples gambas o langostinos congelados, un paquete de gulas (sucedáneo de la famosa angula y elaborado a partir del surimi), unos ajitos y algún que otro aditivo más, conseguimos en pocos minutos tener un delicioso aperitivo.
Ni que decir tiene que están riquísimas, es fácil de elaborar y muy económicas y que nos vendrá ideal para cuando llegan a casa esos invitados, amigos casi siempre, que se presentaron sin avisar.
En  casa gusta mucho a los míos, a mi francamente me gusta menos, lo siento pero las gulas me pueden, pero reconozco que quedan muy resultonas.
Incluso nos puede servir para una cenita ligera, o para un segundo plato... pero eso, lo dejo a vuestra elección!!!


Ingredientes:
  • 1 paquete doble de gulas (que no contenga gluten ni lactosa)
  • 1/2 kilo de gambas o langostinos
  • 3 o 4 dientes de ajos
  • 1 cayena
  • Unas hojas de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Vino blanco (opcional)


Elaboración:

Lo primero será pelar las gambas o langostinos, si son muy grande partimos por la mitad. Enjuagamos y reservamos.

En una sartén o wok ponemos un fondo generoso de aceite de oliva virgen extra. 

Pelamos y laminamos los dientes de ajos y echamos a la sartén junto con la guindilla y las hojas de laurel.  Doramos un poco.

Añadimos las gambas e inmediatamente las gulas, si es vuestra opción le añadís algo de vino blanco.

Removemos un poco, dejamos a fuego suave y tapamos unos minutos, muy pocos porque se hacen en un plis-plas. 


Apartamos y servimos en cazuelitas bien caliente, acompañadas de un buen pan casero y una cervecita bien fresquita.


    Recomiendo que seáis generosos a la hora de poner el aceite... están para tomar pan y mojar!!!


13 comentarios :

  1. Ya tengo la cena de esta noche.
    Besos,
    Vero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hice y nos encantaron.
      Pronto la comparto en el blog con el link correspondiente y ahora te dejo una foto que compartí en Facebook.
      https://www.facebook.com/photo.php?fbid=330773320360614&set=pb.106610056110276.-2207520000.1359085449&type=3&theater
      Gracias y besos.

      Eliminar
    2. Ya puse la receta en el blog, por si quieres pasar a verla. Nos encantó, aunque mi esposo le sacó los camarones porque no le agradan. Yo feliz, porque me los comí todos.

      Eliminar
  2. Quė maravilla, lo prepararé seguro.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. buenísimo, qué colorido tan suave en la presentación!!! bss

    ResponderEliminar
  4. sencillo y riquisimo de hacer, quien quiere mas¿?¿?

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco soy muy de congelados pero las gulas me han salvado más de una cena de mi marido, al que le encantan. Son sencillas de preparar y la verdad es que están buenas.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  6. Yo no soy muy de gulas pero esas gambitas,hummm
    Las fotos de 10 Choni.Besos

    ResponderEliminar
  7. Con la cerveza has dado en el clavo!!
    laura

    ResponderEliminar
  8. mmm, tan sencillas y tan ricas....te han quedado estupendas! un besico

    ResponderEliminar
  9. estos los hacemos nosotros en casa, nos encantan!

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco las cocino, creo que nunca las he preparado, pero las he comido a veces y me resultan un plato exquisito, con sus gambitas, ajos y un poco de cayena para mi son irresistibles, tus fotos divinas hablan por sí solas.
    un besazooooooo

    ResponderEliminar
  11. Deliciosas, a mi me encantan y si tienes invitados quedas de maravilla.
    No sabia lo del vino blanco y le da un toque diferente, muy sabroso.
    http://tuestiloemsi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!