23 enero 2013

Mermelada de kiwis


El invierno pasado me aficioné a las mermeladas caseras y este año seguimos con la misma tónica, elaborando y compartiendo ricas recetas de mermeladas caseras de frutas para nuestros desayunos.
Esta vez se trata de kiwis, deliciosa y exótica fruta con un alto aporte de ricos nutrientes, que nunca, bajo ningún concepto, debería mantenerse fuera de nuestra dieta diaria.

Está especialmente recomendado en periodos de crecimiento, embarazo y lactancia por su aporte de ácido fólico y vitamina C.
Es un buen antioxidante, por lo que contribuye a reducir el riesgo de padecer múltiples enfermedades, entre ellas las enfermedades cardiovasculares, las degenerativas y el cáncer.
Combate la anemia, favorece el sistema inmunológico y sube las defensas. También ayuda a mantener el colesterol bajo, controla la hipertension y es apto para las dietas por su poder saciante.
Y por si todo esto fuese poco, también es un buen aliado contra el estrés, beneficia la visión y mejora el funcionamiento del aparato digestivo.
El kiwi es una fruta que, para bien nuestro, podemos disfrutar durante todo el año prácticamente, sólo variará un poco su precio en el mercado... pero eso no es motivo suficiente para privarnos de él y de sus múltiples beneficios, verdad???


Ingredientes:
  • 700 gramos de kiwis pelados
  • 500 gramos de azúcar
  • El zumo de un limón pequeño o medio si es grande

Preparación modo tradicional:

Quitamos la piel de los kiwis y troceamos. Trituramos, textura la deseada.

Ponemos en un cazo los kiwis triturados, el azúcar y el zumo del limón. Lo llevamos al fuego durante unos 30 minutos, siempre a fuego suave y sin dejar de mover, para evitar que se nos queme.

Una vez tengamos la consistencia deseada, apartamos. Recordad que la mermelada al enfriar cuaja algo más.

Mientras se elabora la mermelada, habremos puesto a a hervir nuestro tarros para esterilizarlos.

Una vez terminada de elaborar la mermelada la pasamos a los tarros ya esterilizados.

Tapamos bien y ponemos los botes boca abajo, para que se haga el vacío y podamos conservarla.


Si hacemos mucha cantidad y vamos conservar durante un largo espacio de tiempo, es preferible poner los  botes cerrados a hervir de nuevo, durante unos 10-15 minutos.


Preparación en Thermomix:

Pelamos los kiwis, troceamos y ponemos en el vaso.

Trituramos unos segundos en velocidad 4, hasta obtener la textura deseada.

Añadimos el azúcar y el zumo de limón al vaso y programamos 20 m./ temperatura Varoma/ vel. 1.

Yo pongo el cubilete un poco abierto para que evapore algo, pero si vemos que queda muy liquida programamos unos minutos más. Esto siempre dependerá del tipo de fruta que utilicemos, pero recordad que la mermelada, una vez fría, cuaja un poco más.

Mientras se elabora la mermelada, habremos puesto a a hervir nuestro tarros para esterilizarlos.

Una vez terminada de elaborar la mermelada la pasamos a los tarros ya esterilizados.


Tapamos bien y ponemos los bote boca abajo, para que se haga el vacío y podamos conservarla.

Si hacemos mucha  cantidad y vamos conservar durante un largo espacio de tiempo, es preferible poner los botes cerrados a hervir de nuevo, durante unos 10 - 15 minutos.


14 comentarios :

  1. Que rica, me ha parecido de lo más interesante. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Una mermelada de rica riquisima, te quedó fenomenal y con una tostada como se disfruta.Besos

    ResponderEliminar
  3. Nunca me gustaron las mermeladas hasta que empecé con las caseras, menuda diferncia.
    Un besín

    ResponderEliminar
  4. Una mermelada muy rica, bueno todas las mermeladas caseras son Ummmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  5. Ideal para desayunar y mucho mejor que las compradas.
    ;)

    ResponderEliminar
  6. Yo a esta mermelada le añado una fruta que tengo en casa que se llama carisa y queda de muerte jajaja. Y recuerda si yo puedo tu puedes jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. ¿Nati que es la carisa? ya me lo contarás, Choni tu mermelada exquisita y original nunca la hice sí un bizcocho con kiwis que estaba buenísimo, hay que empezar a darle marcha al kiwi, tus fotos y tu presentación ni te cuento, está preciosa, espero que me mandes mañana una tostadina a la ofi, jejej bsss

    ResponderEliminar
  8. tengo q probar la q hice yo hace un par de meses con la panificadora y viendola creo q ya se cual es el desayuno de mañana.
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Que buenas las mermeladas caserras, y con ese pan que se ve al fondo una delicia total.

    Besitosss

    ResponderEliminar
  10. Una mermelada deliciosa... y muy nutritiva... me encantan los pisquitos negros!!!! me gusta!!!!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Ricaaa ricaaa yo tambien he exo una poca con kiwis caseros que ya estaban muy maduros y esta de recupete.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  12. TIene una pinta estupenda!!tiene que estar muy rica esta mermelada.Bsts!

    ResponderEliminar
  13. No he hecho todavía mermeladas porque me da a mi que no voy a tener maña para hacerlas... pero es que viendo el color de la tuya, me dan unas ganas....

    ResponderEliminar
  14. ya probe la de frutilla ahora estoy haciendo la mermelada de pera y mas tarde la de naranja una sorpresa para mi señora! gracias muy rico todo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!