06 septiembre 2013

Patatas casi viudas



Después de tantas comidas frugales de verano, la verdad es que ya estaba echando de menos una comida de cuchara, mis favoritas y las de mi marido.
Estábamos en casa los dos sólitos, cosa rara por cierto, pero es que  todos estaban fuera... es lo que tiene el veranillo, unos van y otros vienen!!!
Aquel día nos apetecía comer algo de "cuchareteo" y aprovechando que las temperaturas bajaron algo, me decidí por darnos un pequeño "homenaje". Como no tenia mucho donde elegir, recordé esta recetilla, muy común en mi pueblo en tiempo de estrecheces.
El nombre se que os parecerá curioso, pero le llamaban así porque en tiempo de estrecheces, como ya dije antes, se solía comer el guiso con patatas solas, aderezadas con alguna que otra especie, pero sin la compañía de carnes o pescados como era lo habitual, de ahí su nombre. Luego, cuando los tiempos cambiaron, le incorporaron el huevo cuajado y esta recetilla pasó a formar parte de la gastronomía del pueblo.
Os dejo las dos versiones, la tradicional y la elaborada con ROBOCHEF, mi olla programable, que tan útil me esta resultando este veranillo. No puedo dejar fotos del paso a paso, porque la verdad es que ni me lo planteé, pero al salir tan ricas, pensé que sería bueno compartir la recetilla... tu que opinas???


Ingredientes para 4 personas:
  • 2 o 3 dientes de ajos
  • 1 cebolla mediana
  • 2 pimientos verdes
  • 2 o 3 tomates maduros
  • Unas patatas blancas (1 grande o 2 pequeñas por persona)
  • 4 huevos (1 por persona)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de orégano seco o fresco (a gusto)
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • Una hojita de laurel


Elaboración a modo tradicional:

Lo fundamental de esta receta es que tenga un buen sofrito o "refrito", como le decimos aquí.

Para ello pondremos un fondo no muy generoso de aceite de oliva en una sarten (no me gusta cocinar con mucho aceite, pero si con buen aceite).

Pelamos y troceamos los ajos, no importa si no quedan muy pequeños porque luego pasaremos por la batidora. Ponemos  en la sarten a fuego suave.

Añadimos la cebolla pelada y troceada y los pimientos también troceados. Sofreímos un poco mientras pelamos y troceamos los tomates.

Agregamos ahora nuestros tomates ya  troceados. Sofreímos durante un rato a fuego suave, hasta conseguir que el sofrito esté en su punto.

Una vez obtenido el sofrito, lo ponemos en el vaso de la batidora y trituramos bien.

Pasamos el sofrito triturado a una olla y le agregamos la sal, el laurel, el orégano y el pimentón, todo a gusto de cada uno. 

Pelamos y troceamos las patatas, la añadimos a la olla  y cubrimos de agua, la que consideremos adecuada para cocer nuestras patatas. Dejamos cocer a fuego suave, hasta que estén tiernas.

Cuando veamos que están tiernas las patatas, solamente tendremos que incorporar los huevos y dejar cuajar.


Aquí tienes otra receta rica, sencilla, fácil, económica y nutritiva... que estoy segura te gustará!!!


Elaboración en Robochef:

Lo fundamental de esta receta es que tenga un buen sofrito o "refrito", como le decimos aquí.

Para ello pondremos un fondo no muy generoso de aceite en la cubeta de la olla (no me gusta cocinar con mucho aceite, pero si con buen aceite).

Pelamos y troceamos los ajos, no importa si no quedan muy pequeños porque luego pasaremos por la batidora. Ponemos en la olla, programamos menú SOFREIR FREIR / 8 MINUTOS/ TEMPERATURA 172º

Añadimos la cebolla pelada y troceada y los pimientos también troceados. Sofreímos un poco mientras pelamos y troceamos los tomates.

Agregamos ahora nuestros tomates ya  troceados. Sofreímos durante un rato a fuego suave, hasta conseguir que el sofrito esté en su punto.

Una vez obtenido el sofrito,  cancelamos la función. Lo ponemos en el vaso de la batidora y trituramos bien.

Pasamos el sofrito triturado de nuevo a la olla y le agregamos la sal, el laurel, el orégano y el pimentón, todo a gusto de cada uno. 

Pelamos y troceamos las patatas, la añadimos a la olla y cubrimos de agua, la que consideremos adecuada para cocer nuestras patatas. Bastará con cubrir un poco. 

Programamos de nuevo, esta vez menú PRESIÓN / 3 MINUTOS/ TEMPERATURA 135º

Una vez terminada esta función abrimos la olla.

Ahora solamente tendremos que incorporar los huevos y dejar cocer unos pocos minutos. 
Esta vez será el menú COCINAR A FUEGO LENTO / 3 o 4 MINUTOS / TEMPERATURA 98º , sin cerrar la olla. Cuando veamos que los huevos están cuajado cancelamos la función.


Buen provecho amig@s!!!


23 comentarios :

  1. Que buenasssssssss me encantan las patatas así. Pero yo me reservo para el invierno, ahora todavía estoy en modo comida-fría, me da una pereza comer cosas calientes... uf!

    ResponderEliminar
  2. Chus una receta riquísima!! Además presentada estupendamente!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Mi Luisillo se pirra por cualquier guiso con patatas, que si el marmitako, que si a la riojana, que con bacalao, asi viudas con huevos creo que le encantaran también porque lo que le gusta es el guiso y el caldito Me ha encantado!! y las fotos con la nueva imagen están de escándalo..Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Que ricas Choni! , creo que este plato en cada lugar lo llmamos de una manera. En Cádiz le ponemos también cebolla y lo llamamos papas a la cachonda o papas en ververna, jajajaj, lo primero es mas conocido, jajajaja, Que lindo color y que ricas deben estar esas papas viudas! muaskkkkk

    ResponderEliminar
  5. Que nombre tan curioso, el plato se ve divino...habrá que probarlo.
    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  6. Te puedes creer que nunca las comi y que nunca las hice?? Te quedaron de diez y que ricoplato anotada queda la receta , que salsita yo meteria la cuchara y no pararia......Besss

    ResponderEliminar
  7. Riquisimo plato malagueño....lo has bordado. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Que ricas esas patatas y es verdad que va apeteciendo un platillo de cuchara. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola guapiisss, aquí también las llamamos viudas cuando no llevan nada de carne, solo algunas verduras. Pero las tuyas no son viudas del todo eh? que llevan huevo, y en aquellos malos tiempos ya ves tu, ni huevos tenían.
    En casa las pongo mucho, unas veces viudas total y otras con un puñadito de arroz. Y no tienen nada que envidiar a las que llevan costilla. A mi también ya me apetecen, a pesar de que me gustan mucho las ensaladas ya vale, me apetece caldo y cuchareo.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  10. vaya maravilla de patatas!!! me encanta!!!

    ResponderEliminar
  11. Que plato más rico!!, no sabes como gustan en casa las patatas viudas. Eso si, pringamos una de pan que no veas jajajaja.

    besiness

    ResponderEliminar
  12. Choni, viudas, lo que se dice viudas como que no, y si lo son yo diría que un poco viudas alegres que se las ve en compañia de unos hermosos huevos... Bromas a parte, una receta fantástica y en mi casa mi abuela nos las preparaba muchas noches de invierno unas veces con el huevo escalfado y otras sin huevo y son de esas recetas que quedan gravadas para siempre el olor/sabor del ajo, oregano (laurel) y pimentón... Delicioso plato.

    ResponderEliminar
  13. A mi me están apeteciendo ya...........y sobre todo hoy que se ha pasado el día lloviendo aunque hacía calor. El ambiente gris invitaba a un plato como este.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  14. Qué buenas!!!! Ya empiezan a apetecer. Las hacía mi madre muy a menudo....

    ResponderEliminar
  15. Un plato sencillo y contundente. La verdad es que, el tiempo cambia, y empieza a apetecer un plato como esta. Genial. ¡Me ha encantado!

    Se lo comentaré a mi dueños... miauuu!!

    ResponderEliminar
  16. Y sin embargo con lo conocidas que son, jamas las he probado. Un pecado que intentare solucionar pronto, que ricas se ven!!!

    ResponderEliminar
  17. Qué bueno el nombre, no las he probado nunca pero se ven una auténtica delica.

    besos

    ResponderEliminar
  18. Hola reina...de nuevo en acción...y con esas ricas patatitas me pondre a tope !!!!

    jajjjaaaa...esa cuchara tiene competencia !!!! me encanta !!!....besitossss

    ResponderEliminar
  19. Estas patatas suelo prepararlas en invierno y no veas que bien entran, te da un aporte de energía que duras todo el día, que buenas te han quedado, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  20. Que plato más exquisito , yo me resisto a comer cuchareo en verano pero .... hoy ya me convencieron y preparé unas judias blancas, jajajaja.

    Me encantan las papas guisadas, seguro que estas tuyas están deliciosas

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Me encantan las patatas!!así que estas las haré si o también!bsts

    ResponderEliminar
  22. el verdadero secreto de esta receta aparte del sofrito es el amor con que se hagan y en esto se ve que tu le has puesto mucho. aunque la receta sea diferente en las distintas provincias, la técnica y el resultado final es el mismo. (cuando era tiempo de verduras silvestres, tambien le venia bien un puñadico) me gusta. un abrazo fuerteeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  23. Excelente y sencilla receta. Ya tengo idea para mañana. Además la Robochef lo hace en un pis pas. Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!