29 noviembre 2013

Baklava


Ya sabéis que, a veces, colabora con nosotros Lina, amiga mía y vuestra también y una excelente repostera como podéis observar.
Esta vez nos trae la receta de un dulce exquisito, por lo menos para mi gusto, el baklava.
Dicen que este dulce existía ya en la antigua Mesopotamia, entonces lo elaboraban con capas de pan y nueces trituradas a las que añadían un poco de miel. Era un plato que elaboraban para ocasiones especiales y sólo entre las gentes más acomodadas.
Los mercaderes y marinos griegos fueron quienes descubrieron las delicias del baklava y llevaron la receta a Atenas. Allí crearon una técnica de pastelería que convertía una masa en laminas muy finas, tanto como una hoja... listillos que eran los muchachos!!!
Actualmente usamos laminas de pasta filo, una masa muy fina que se barnizan con mantequilla derretida y a la que se le esparcen las nueces, semillas y otros frutos secos por encima. Se repite varias veces el proceso hasta conseguir la altura deseada, luego se corta en cuadrados o triángulos y se le pone el almíbar elaborado con miel o con azúcar por encima. Es un dulce bastante energético y saciante, por lo que con  un trocito quedaremos satisfechos y se suele tomar acompañado de café... o té, porque eso será a gusto de cada uno, no os parece???? 
Y esto, señores,  es a groso modo toda la información que saqué de la red, de Wikipedia en concreto.
Ahora, sólo nos queda preparar este rico postre y probar si efectivamente es tan bueno como dicen. Para ello contamos con todo el fin de semana por delante, que por cierto dicen que será frío y lluvioso.
¿¿¿Bueno, que te parece, te animas a probarlo???   ummmm... yo creo que si!!!


Ingredientes para el baklava:
  • 175 gramos de nueces
  • 50 gramos de pistachos
  • 20 gramos de semillas de sésamo
  • 60 gramos de azúcar
  • 50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 2 cucharaditas de semillas de amapola
  • 1/2 cucharadita de cardamomo
  • 1 paquete de pasta filo
  • Mantequilla  derretida para untar


Ingredientes para el almíbar:
  • 150-200 gramos de azúcar
  • 250 ml de agua
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • Unas gotas de limón

Elaboración:

Trituramos la nueces y pulverizamos el azúcar.

Ponemos en un bol y le agregamos el resto de  los ingredientes. Reservamos.

En un molde ponemos capas de pasta filo, una sobre otra y untadas con mantequilla derretida.

Las laminas que no estemos usando hay que taparlas con un paño para que no se sequen.

Ponemos las laminas de modo que sobresalgan del molde, una para un lado y otra para el otro, un total de seis capas.

Echamos el relleno que tenemos reservado y vamos doblando alternativamente.


Terminamos con una capa de lamina pincelada nuevamente con mantequilla.

Cortamos en porciones antes de llevar al horno, es muy importante hacerlo antes, después se romperían las laminas.

Llevamos al horno previamente calentado a 180º durante unos 30 / 40 minutos, siempre dependiendo de las prestaciones de cada horno.

Mientras está en el horno haremos el almíbar:

Ponemos al fuego el agua junto con el azúcar, el agua de azahar y las gotas de limón, dejamos hervir hasta conseguir un almíbar poco denso.

Nada más salir del horno, nuestro baklava, le agregamos el almíbar que estará hirviendo. Esto hace que la pasta quede crujiente, si lo echamos en frío no quedará esa textura.

Dejamos enfriar y servimos en porciones. 



12 comentarios :

  1. Los baklavas me traen un recuerdo muy especial. Una noche, en una casa modesta de Hebrón, una familia palestina que había sufrido una fuerte represión por parte del ejercito y la administración israelíes, cocinó un guiso espectacular de cabra (sacrificaron una cabra para ese día) y unos baklavas inolvidables.
    Yo estaba en el grupo de brigadistas internacionales que fuimos a reconstruir la casa de su hijo menor, a punto de casarse. Y fui invitada a aquella cena, es algo que nunca olvidaré, y los baklava quedarán por siempre asociados a aquella noche de verano.

    ResponderEliminar
  2. Creo que son de los pasteles más ricos que he probado y mira que soy llambiona y además tambien tengo buena boca para lo salado, pero sigo diciendo que son de los mejores. Te han quedado perfectos, espectaculares
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me apasiona la baklava, creo que es de los mejores dulces que existen, nos trae toda la riqueza de la dulcería árabe que encuentro apasionante, bsss Ana Melm tu comentario me ha emocionado, gracias por contarlo

    ResponderEliminar
  4. Pues mira, la pinta es estupenda y me apetece darle un mordisco a la orden de ya... y te puedes creer que nunca lo he probado?. Tiene que estar deliciosaaaaa, tengo que hacerla ya!. Bs

    ResponderEliminar
  5. Yo los hago bastante a menudo en casa, es facilísimo y es un dulce con el que quedar siempre bien si te invitan a comer en alguna casa. Hay gente que no se anima porque piensa que es complicado, pero nada más lejos de la realidad!!
    Besos.

    Pilar

    ResponderEliminar
  6. la tengo q hacer, xq desde q me los trajeron mis padres de un viaje q hicieron me quede con el gusanillo de como se harian y como veo es bien sencillo. ademas te han quedado de maravilla!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. No conocía este postre y vaya si apetece! Tiene una pinta espectacular y tiene que estar espectacular de bueno, y hasta parece sencillo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Que pinta mas rica, conocia el nombre pero no lo habia visto nunca, dan ganas de incarle el diente, muy rico, Bssss.Sefa

    ResponderEliminar
  9. No los conocía, tiene una pinta estupenda y unos ingredientes que me encantan!que ganas de probarlas!bsts

    ResponderEliminar
  10. qué rica esta receta. me encanta el baklava, para mi es uno de los postres más buenos que existen

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado la entrada, las fotos y encima de mi tierra pero que miedito me da por que esto empiezas y no paras y claro luego donde va????? aha que yo he adelgazado esto no se hace a las amigas jajajaja un abrazote

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!