21 diciembre 2013

Alfajores de Medina Sidonia


Sin duda alguna este es mi dulce navideño preferido, desde pequeña es el que más me gusta de todos y recuerdo como rebuscaba en las cajas de polvorones, que compraba mi madre por estas fechas, hasta encontrarlos.
Hace unos años descubrí el alfajor de Medina Sidonia, un dulce navideño de tradición andaluza que nos llegó de la mano de la cultura árabe y que ha perdurado a través de los siglos, pasando su receta de generación en generación.

Posee un color tostado, un aroma intenso a semillas y especias y un magnifico sabor que le aporta la miel, las almendras y avellanas, por lo tanto no es sólo un rico manjar, es también una fuente de sanos nutrientes.
Tiene forma de cilindro y se presenta en forma individual y envueltos en papel de seda.
Cada año es casi una tradición que el día 8 de Diciembre, junto con Lina y su marido, nos demos una escapadita a ese maravilloso pueblo de la serranía gaditana. Allí compramos estos ricos alfajores y algún que otro producto más, como los amarguillos, mantecados, roscos, almendrados, todos muy famosos y tradicionales también.
Pero hace mucho que tenia interés en conseguir la receta para elaborarlos yo misma. Este año tuve suerte y descubrí un magnifico blog donde encontré esta maravillosa receta y otras muchas, que sin duda alguna elaboraré más adelante con algo de más tiempo.
Se trata del blog De la vista al paladar, como ya os digo, un magnifico blog que os recomiendo visitéis. Para mí ha sido una enorme satisfacción encontrarlo y de gran utilidad, así que hoy quiero compartir este logro con vosotras. Yo ya anexé su blog al mio para no perderme nada de sus actualizaciones, os recomiendo que hagáis lo mismo porque seguro que aprenderemos mucho con él.
He tratado de ser lo más fiel posible a la receta, aunque he hecho algunos pequeños cambios, nada importante, cambié las avellanas por cacahuetes que tenia en casa, prescindí de las semillas de cilantro porque no me gustan, en cambio puse algo de pimienta y puse pan normal, que tras rallarlo lo tosté en lugar de los piquitos de la receta original. La próxima vez, porque habrá una próxima vez, los haré tal cuál dice la receta original, que podéis encontrar si clickais aqui.
El sabor y la textura se asemeja muchísimo a los alfajores que cada año compramos en ese bonito pueblo, donde, por lo que me dijeron, siguen elaborándolos según receta tradicional y de forma artesana.
Para mi gusto resultó delicioso, ya sabéis que me encanta todo dulce que lleve frutos secos, por eso me encantan los dulces árabes... espero que a ti te gusten también!!


Ingredientes:
  • 400 gramos de pan rallado (sin gluten para intolerantes)
  • 200 gramos de cacahuetes
  • 300 gramos de almendras tostadas
  • Media cucharadita de canela
  • 20 gramos de matalahuva  (anís verde)
  • 75 gramos de semillas de sésamo
  • Un poco de pimienta molida
  • Un poco de clavo molido
  • 450 gramos de miel
  • 120 gramos de azúcar
  • 120 gramos de agua

Para decorar:
  • 150 gramos de agua
  • 150 gramos de azúcar
  • Azúcar glas (azúcar molida)


Elaboración a modo tradicional:

No están todas las fotos del paso a paso, lo siento pero es que me es muy difícil hacer fotos y cocinar a la vez, siempre me olvido de algo. De todos modo la receta es fácil, si lo hago es sólo para que tengáis una ligera idea.

Lo primero será triturar muy fino el pan con ayuda de un robot triturador y tostar a fuego suave en una sarten grande, yo lo hice en dos veces. Dejamos enfriar.

Tostamos a fuego suave también las especias. Dejamos enfriar y pulverizamos en un molinillo o la batidora. 

Trituramos también los frutos secos, yo quité un poco y esos lo corté en trocitos mas grandes, para luego encontrar tropezones.

Mezclamos el pan rallado, los frutos secos y la especias molidas en un bol y reservamos.

Ponemos a hervir al agua y el azúcar para hacer una especie de almíbar, dejamos enfriar y reservamos.


Ponemos una olla o cazo a fuego suave con la miel y cuando hierva apartamos del fuego.

Agregamos toda la mezcla que teníamos en el bol reservado, o sea el pan rallado, las especias, los frutos secos triturados, y los que dejé un poco más grandes.

Añadimos el almíbar y mezclamos con una cuchara de palo, hasta conseguir una masa.

Sacamos y ponemos sobre un tapete o bandeja, estirado para que se enfríe un poco, no mucho porque si enfría mucho luego será difícil trabajarlos.

Formamos cilindros más o menos del mismo tamaño. Yo los dejé enfriar un poco antes de pasarlo por el almíbar y el azúcar glas.

Preparamos un almíbar con el agua y el azúcar en un cazo, a fuego suave, dejamos templar.

Pincelamos los cilindros con este almíbar y pasamos por el azúcar glas.

Dejamos enfriar sobre una bandeja cubierta con papel de hornear o absorbente.


Por último, envolvemos en papel de seda blanco.


Elaboración en Thermomix:

Ponemos en vaso la mitad del pan troceado y lo trituramos unos 30 sg / velocidad progresiva 5-10

Hacemos lo mismo con la otra mitad y lo tostamos todo en una sarten grande y a fuego suave, hasta que adquiera un bonito color dorado.

Tostamos también las semillas y especias, en una sarten y a fuego suave. Dejamos enfriar y trituramos 30 sg / velocidad progresiva 5-10

Trituramos también los frutos secos 20-25 seg / velocidad progresiva 5-10. Yo quité un poco y esos lo corté en trocitos mas grandes, para luego encontrar tropezones

Mezclamos el pan rallado, los frutos secos y la especias molidas en un bol y reservamos.

Ponemos en el vaso el agua y el azúcar  3 minutos / Varoma / velocidad 2. 

Incorporamos la miel otros 3 minutos / varoma / velocidad 2

Añadimos la mezcla de pan, especias y frutos secos y mezclamos 30 sg / velocidad 5

Si no quedase bien integrados mezclar con ayuda de una cuchara o espátula, hasta obtener una mezcla homogénea.

Sacamos y ponemos sobre un tapete o bandeja, estirado para que se enfríe un poco, no mucho porque si enfría mucho luego será difícil trabajarlos.

Formamos cilindros más o menos del mismo tamaño. Yo los dejé enfriar un poco antes de pasarlo por el almíbar y el azúcar glas.

Preparamos un almíbar con el agua y el azúcar, en un cazo a fuego suave, dejamos templar.

Pulverizamos el azúcar 30 sg / velocidad progresiva 5-10

Pincelamos los cilindros con el almíbar y pasamos por el azúcar glas.

Dejamos enfriar sobre una bandeja cubierta con papel de hornear o absorbente.

Por ultimo envolvemos en papel de seda blanco.



5 comentarios :

  1. Me encantan!!, este año no los hice pero para el proximo caen fijisimo. Gracias por la receta tienen un pintón impresionante.

    Besines y Feliz Navidadd

    ResponderEliminar
  2. jajjajaja ¿y tu dices que somos afines? no somos de la misma quinta, aunque poco nos diferenciamos amiga mía. telepatia total, eso es lo que tu y yo tenemos.... El otro dulce tradicional que había dicho en mi blog que si podía os iba a enseñar, ¿a que no sabes que es? muakkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  3. Ay Choni, este post me rechifla, me encanta Medina Sidonia, cuando vamos cenamos en la Venta de "La Duquesa" y me forro a comprar alfajores, mantecados, almendrados...qué ricos, qué maravilla de sabores, por supuesto herencia de la cultura árabe, como casi todos nuestros dulces..tus alfajores son tentadorísisisismos, jaja, creo que me apunto yaaaa, gracias Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  4. Que curioso me ha resultado que este alfajor se haga con pan rallado, desde luego una alternativa para la gente con intolerancia, me encanta Choni, en casa no tenemos ningún intolerante, pero ... le paso la receta ahora mismo a una amiga que si que tiene intolerancia y va a alucinar !!!


    Yo con esto ya me despido hasta el año que viene, porque estos días que llegan será imposible entrar a visitaros.

    Deseo que pases unas felices fiestas rodeada de tus seres queridos !!! FELIZ NAVIDAD !!!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Nos encanta en casa, todos los años vamos a Medina que nos queda tan cerca a por una remesa surtidita, pero casero tiene que estar riquisimo y con mucho cariño!! Felices Fiestas!!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!