15 abril 2014

Lasaña o pastel de berenjenas con carne


Hoy vamos a compartir la receta de esta rica lasaña o pastel de berenjenas, como queráis llamarle.
Cambiamos la pasta con la que habitualmente hacemos nuestra lasaña, por laminas finas de berenjenas, porque a mi aparato digestivo, particularmente, le sienta mucho mejor.
Es una receta de esas que yo llamo de camuflaje, ya sabeis, se trata de camuflar las verduras con un poco de carne y queso y así hacerlas más "atrayentes" a  los paladares jóvenes. Esos que se niegan a comer verduras, fuente imprescindible de vitaminas y minerales y que no deberían estar, bajo ningún concepto, fuera de su dieta alimenticia diaria.
Esta vez jugué con lo que pillé en el frigorífico y sólo puse a la carne un poco de salsa de tomate, pimiento rojo y cebolla, pero podéis enriquecerla aún más si le añadís algo de zanahorias. También podéis prescindir de la carne, eso ya lo dejo a vuestra elección.
Es una recetilla muy económica, fácil de elaborar y que está muy rica, aparte de, como ya he dicho, ser una fuente enriquecedora de nutrientes.
Además os hará quedar muy bien si invitáis a comer a vuestros amigos porque es muy resultona... verdad que si???


Por cierto, no se si os he comentado que estoy asistiendo a un curso de iniciación a la fotografía... lo hice????
Era una de mis muchas asignaturas pendientes y los queridos Reyes Magos, me regalaron, por portarme bien, un curso de dos meses con un magnifico profesor de mi pueblo. Pero vamos, que yo necesito tres cursos más para enterarme.... aimssssssssss que torpe es una, jamía !!!
Ahhhh, "cucha"... ahora resulta que los Reyes Magos no son los padres, que son los hijos... si, si los hijos, como lo oyes!!!
Espero que a partir de ahora mis fotos ganen algo más, aunque lo verdaderamente importante son los amigos que he hecho en el curso y la forma de entender y VER la fotografía que mi profe me está enseñado. Todavía me queda mucho por aprender... pero estamos en ello!!!


Ingredientes:
  • 500 gramos de carne de cerdo picada o molida
  • 2 berenjenas medianas
  • 1 cebolla grandecita
  • 1 pimiento rojo
  • 1 kilo de tomates bien maduros o 2 latas de 400 gramos de tomate troceado
  • 200 gramos de queso rallado (yo uso sin lactosa)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de orégano seco
  • Pimienta y sal

Elaboración:

Lo primero será lavar bien las berenjenas y laminarlas con piel incluida, no olvidéis que es precisamente en la piel donde están la mayoría de los nutrientes de las verduras  y hortalizas. Este paso lo agilizareis si utilizáis una mandolina, como la que veis en la foto, o algo similar. 

La ponemos en un recipiente y espolvoreamos con sal, de este modo la berenjena sudará y eliminará parte de su amargor. Reservamos.

Pelamos y troceamos pequeña la cebolla y la agregamos a una sarten o wok con un fondo de aceite de oliva virgen extra. Sofreímos un poco.

Añadimos el pimiento rojo, el tomate pelado y troceado pequeño y seguimos sofriendo a fuego suave.

Incorporamos ahora la carne molida, algo de sal y un poco de pimienta, removemos todo y dejamos cocer, tapado y a fuego suave unos 20 minutos o hasta que veamos que la salsa está lista. Removemos de vez en cuando para evitar que se nos queme o asiente al fondo.


Una vez lista la salsa, vamos a preparar la lasaña o pastel:

Enjuagamos un poco la berenjena y escurrimos.

En una fuente de horno ponemos una primera capa de berenjenas.

Añadimos otra capa de salsa de tomate y cebolla, ya os dije que, si queréis, podéis enriquecerla mas añadiendo algo de zanahorias.

Seguimos alternando capas de berenjenas y salsa hasta acabar ambas.

Llevamos al horno, previamente calentado a 160º, calor abajo, durante otros 15 o 20 minutos aproximadamente, esto siempre dependiendo de las prestaciones de vuestro horno.

Cuando veamos que está casi listo abrimos la puerta del horno y ponemos el queso rallado y un poco de orégano por encima... cuidado de no quemaros!!!

Ponemos ahora el calor arriba y dejamos gratinar.


Apartamos del horno, cortamos en porciones y servimos bien caliente.


Nuestra lasaña o pastel de berenjenas está listo para degustar... os apetece???


13 comentarios :

  1. Es una buena forma de comer verdura para aquellos que no les gusta. A mi esta lasaña o pastel me gusta mucho, tiene además una buena presentación en esa fuente.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. A mi me apetece siempre, es un plato super agradecido, saciante, sabroso, una manera estupenda de comer verdurita y que los nenes ni protesten. Muy pero que muy rica :)

    Besines

    ResponderEliminar
  3. Que rico! Me gustan estos pasteles de verduras, con carne o con pescado, con atún o gambas por lo general, porque no llevan pasta y son mucho más ligeras...

    ResponderEliminar
  4. Nos gustan mucho en casa estos pasteles de berenjena, a tí te ha quedado de lujo. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí que es cierto que hay que agudizar el ingenio cuando la pasta y derivados del trigo no sientan del todo bien, ya que aún no siendo celíacos pero sí intolerantes al gluten, las verduras es una idea estupenda, sobre todo en este tipo de platos, eso sin decir que es muchísimo mejor para nuestro cuerpo. Suerte que a mis hijos les acostumbré a comer todo tipo de verduras (tal vez porque a mí me chiflan), y ahora no hay problemas a la hora de comer verduras a diario.
    Tu receta es genial, las fotos muy chulas, aunque digas que te falta mucho por aprender...Ah! en mi casa también los hijos hacen muy bien de Reyes Magos !!!
    Besos y mucho ánimo con tus cursos!!

    ResponderEliminar
  6. Com beringelas nunca fiz pois só eu gosto
    Essa ficou uma delicia
    bj

    ResponderEliminar
  7. Te quedo un pastel delicioso y mas sano fijo. Besosssssss

    ResponderEliminar
  8. Pues sí que tiene buena pinta, te ha quedado genial.

    besazos

    ResponderEliminar
  9. No hace falta que me camufles las verduras porque me encantan. Y es cierto que las berenjenas así cocinadas quedan divinas. Qué buen plato me comería ahora, que no he cenado todavía :)
    Espero que estés disfrutando de tu curso de fotografía, a mí tampoco me vendrían mal jaja
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los pasteles salados y este que nos propones me ha encantado, asi que lo preparare
    para este fin de semana.
    Por cierto una buena idea tuvieron tus Reyes y es qe un curso de fotografia nos iria a muchas que ni pintado
    y ademas una escusa para pasrlo muy bien, bssss.sefa

    ResponderEliminar
  11. Yo he descubierto la berenjena hace pocos años y me gusta mucho, eso sí, la cáscara no.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la berenjena así que se que este pastel de berenjenas me va a encantar.
    Yo también ando a ver si mejoro la fotografía, he descubierto que me encanta, y estoy enganchada.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Hola! a mi una lasaña SIEMPRE me apetece y esta, que encima es más ligerita pues me parece una versión magnifica. Ahora no es época de berenjenas (que necesitan mucho calorcito) pero el verano pasado las plantas que pusimos nos dieron muchísimas, así que me llevo la receta. Tus fotos están son muy bonitas. Yo cuando empecé con el blog hacía las fotos con el móvil y ahora varios cursos después, me vuelvo loquita... que te voy a contar que tu no sepas! Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!