12 noviembre 2014

Salsa de tomate natural casera


Supongo que elaborar la salsa de tomate es algo que todos sabemos hacer... no es verdad???
Pero como mi blog va dirigido "especialmente" a vosotros, jóvenes, estudiantes y aprendices, hoy voy a dejaros mi receta personal, mi versión de esta famosa y socorrida salsa que utilizo mucho en casa y con la que suelo elaborar deliciosos platos.
Yo la hice con unos tomates naturales de las huertas de mi pueblo, madurados en la planta, con todo su olor, sabor y propiedades.
A mi me los regalaron, pero si no tenéis, por no ser un  fruto de temporada, podéis utilizar tomate troceado envasados; por supuesto que el sabor cambiará algo, pero también quedaran muy bien.
El tomate es el fruto de la tomatera, una planta originaria de América, de Perú concretamente, donde dicen que se cultivaban desde el año 700 a.C.
Aunque es una fruta, no se suele comer de postre y se considera más bien una verdura o una hortaliza, sea lo que sea, lo cierto es que son muy ricos y muy beneficiosos para la salud.
Contiene licopeno, un pigmento que le confiere el característico tono rojizo, una sustancia muy necesaria para el buen funcionamiento del organismo humano.
El tomate es un conocido remineralizante y desintoxicante, reduce el colesterol, combates las infecciones, elimina el ácido úrico y disminuye los dolores artríticos. Sus beneficios para la salud están demostrados que son superior a cualquier tipo de fármaco, también se ha demostrado que es capaz de prevenir hasta  nueve diferentes tipos de cáncer, así como evitar el infarto.
Contienen un alto contenido en agua y es bajo en calorías e hidratos de carbono, es una buena fuente de fibra natural, también contiene azucares naturales, eso es lo que lo convierte en un fruto.
Crudo, cocido, frito, en salsas, en guisos, en zumos, en gazpachos, el tomate se puede tomar de mil y una formas diferentes y todas deliciosas.
Es un alimento muy rico, saludable, refrescante y de muy buen precio... un alimento muy a tener en cuenta!!!


Ingredientes:

Si necesitáis más o menos, adaptáis las cantidades

  • 2 kilos de tomates maduros
  • 2 cebollas grandecitas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de azúcar, para restar acidez
  • Algo de sal (a gusto)


Elaboración:

La elaboración de esta sencilla salsa es muy fácil.

Lo primero que hago es poner agua a hervir e ir escaldando unos minutos los tomates. De esta forma serán más fáciles de pelar.

Sacamos del agua, dejamos enfriar un poco y pelamos los tomates.

Pelamos las cebollas y las picamos pequeña, con ayuda de un robot de cocina o con un buen cuchillo y una poquita de santa paciencia.

Ponemos en una sarten o cacerola un fondo de buen aceite de oliva virgen extra y pochamos un poco la cebolla.


Con la ayuda del mismo robot de cocina troceamos el tomate, no mucho, a mi me gusta que queden "tropezones".

Una vez esté pochada la cebolla añadimos el tomate, el azúcar y la sal, a gusto. 

Tapamos la sarten y dejamos cocer a fuego suave durante unos 30 minutos. Removemos de vez en cuando para evitar que se nos asiente la salsa.

Como ya dije antes, si no tenéis tomates naturales podéis elabora resta salsa con tomate troceado o triturado que ya esté envasado. 

Apartamos cuando veamos que la salsa está lista y servimos o bien la guardamos. Luego la utilizaremos para elaborar otros platos.

Esta salsa te quedará muy bien si le añades un toque más de sabor con un poco de orégano o albahaca.

Ya tenemos lista nuestra salsa y en unos días elaboraremos diferentes recetas utilizándola como base.




6 comentarios :

  1. Precisamente hice hoy unos cuantos botes. Es muy cómodo tenerla preparada, además de lo rica que está! Besiños.

    ResponderEliminar
  2. Qué bien acompaña la salsa de tomate (casera, claro) a tantos platos. La verdad es que el tomate tiene muchísimas propiedades como nos recuerdas en nuestra entrada, y lo tenemos tan a mano.....
    Ah, nosotras también le ponemos un poquito de azúcar... le viene genial!!
    Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

    ResponderEliminar
  3. Holaaa, y los ajos? no le pones ajos mi arma? mira que queda de relujo total, yo te lo digo. Este año he hecho unos cuantos tarros, me regalaron dos cajas de tomates unos amigos del pueblo a los que les dió pena ver que a nosotros no nos iban a madurar, pues nosotros estamos a mil cien metos y en un valle, con lo cual sol poco. No hay nada mejor que una buena salsa de tomate, sí señorita.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  4. menuda maravilla!!!! si es q no hay nada mejor q una buena salsa de tomate casera. me encanta

    ResponderEliminar
  5. Que delicia, esto si que es tomate frito.Bssss

    ResponderEliminar
  6. Que delicia la salsa de tomate!!yo no la suelo hacer pero mi madre sí y hay que reconocer que vale muchisimo la pena hacerla casera. bsts

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!