04 abril 2015

Boquerones malagueños en vinagre


Después de una dura jornada de trabajo, todos tenemos derecho a un merecido descanso y a tomarnos un aperitivo... verdad???
Y si encima lo acompañamos de una cervecita bien fresquita, en una preciosa terracita, con una temperatura ideal y disfrutando con una buena compañía... que me decís????
Pues lo mismo que digo yo... que esto es vivir, si señor... saber valorar y saborear los pequeños placeres que nos ofrece la vida!!!
En casa somos mucho más de pescados que de carne, posiblemente influenciados por el hecho de vivir en un pueblo costero y pesquero. Aquí, el pescado podemos encontrarlo fresquito, pescaito del alba, como dice mi peque.
No en toda la variedad que quisiéramos, porque la mayor parte de la captura la exportan, pero habitualmente, si que podemos encontrar en el mercado, nuestros ricos boquerones.
Quizás sean los más conocidos, los que más nos representan, los famosos boquerones malagueños, pero no hay que olvidar a nuestras ricas sardinas, jureles, besugos, vaquitas, gallinetas, zafios, gatillas, gambas, concha finas, pulpos, almejas y un largo etc...
Dicen que nuestro enclave es único, recordad que estamos prácticamente en el estrecho, entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Las corrientes aquí, hacen que las aguas estén en continuo movimiento, por lo tanto se conservan muy limpias, contribuyendo así a la cría de un rico plancton y haciendo de nuestro pescado uno de los más sabrosos de la zona. Los que sois de  por aquí sabéis que es verdad lo que os digo, aquí el pescado sabe diferente a otros lugares.
Los boquerones fritos son una delicia, pero así, en vinagre, es como más gustan en casa, sobretodo a mi hijo David. Desde su llegada de Canadá llevaba días pidiéndolos y, a pesar de ser muy entretenidos, estos días he intentado complacerle. Esta vez no eran muy grandes, pero si muy frescos como podéis ver.
Ya sabéis que todo pescado que se va a consumir crudo primero hay que congelar, por aquello del dichoso "bichito" de nombre tan raro. El anisaki es un parásito que suele vivir en el fondo marino  y que, a veces, puede infectar a nuestros peces y mamíferos marinos. Si lo tomamos crudo, éstos, a la vez, pueden transmitirnos la infección. Así que mucho cuidado porque con nuestra salud y la de los nuestros no debe jugarse.
Os dejo la receta de como los preparo yo, mi truki personal.... y espero que os animéis a probarlos!!!


Ingredientes:
  • 1/2 kilo de boquerones frescos
  • Aceite de oliva virgen extra o suave, a gusto de cada cual.
  • Perejil
  • Vinagre
  • 1 o 2 ajos
  • Sal


Elaboración:

Lo primero será limpiar bien el pescado, sacar las espinas y laminar.

Ponemos en un bol con agua bien fría durante unos minutos, para que suelten toda la sangre que quede.

Ponemos en un  recipiente que tenga tapadera una capa de boquerones laminados, con sal y vinagre. Repetimos tantas capas como pescado tengamos.

Por ultimo le añadimos un poco de agua, hasta que todo el pescado quede cubierto y tapamos. Llevamos al congelador al menos 24 horas.

Importante es poner sal, porque así el pescado queda más duro, si no ponemos sal y sólo vinagre, se corre el riesgo de que el pescado quede muy blando.

Al día siguiente, sacamos del congelador y dejamos descongelar a temperatura ambiente.

Una vez descongelados, veremos que están completamente blancos, escurrimos y enjuagamos un poco, volvemos a escurrir.

Los ponemos en una fuente y los aliñamos, echando aceite de oliva hasta que los cubra, ajos picados y un poco de perejil.

Ahora si, ya tenemos listos para tomar estos ricos boquerones, sin miedo alguno por la salud de los nuestros.


Nada mejor para acompañarlos que unas cervecitas bien fresquitas... te apuntas????



6 comentarios :

  1. Los boquerones pero que ricos .
    Te animo a echar un vistazo a mi post verás algunas ideas realmente interesantes, que creo te pueden inspirar. Deseo que pases un buen rato y espero que te guste y si es así y no eres seguidora espero que te hagas, gracias por visitarme. Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Me encantan pero en casa los hace la abuela, me quedo con tus explicaciones para probarlis, un besite

    ResponderEliminar
  3. Me encantan pero en casa los hace la abuela, me quedo con tus explicaciones para probarlis, un besite

    ResponderEliminar
  4. Choniii, hola preciosísima, ¿como te va la vida?, espero que bien, sin sustos y que sigas muy fuerte ante todo porque tú puedes.
    A veeeeerrrr, yo me apunto a los boquerones si o si, pero lo de la cervecita, va a ser que no, ainssss, hija mía, que no me gusta nada de nada, casi prefiero un refresco, pero, bueno, da igual la bebida, lo importante son esos boquerones y tú, además menuda suerte tienes de que los haya tan buenos en esa zona
    Yo no suelo hacerlos mucho, más que nada por el bichejo ese de marras y porque no me hace gracia congelar el pescado, pero, con tu receta se ve totalmente diferente, eso de congelarlos ya con la sal y el vinagre, seguro que hace que tengan un sabor estupendo, así que hala, pídete una cervezcita para ti, un refresco para mi y vamos a catarlos jejeje
    Muchos besazos bonita, cuídate

    ResponderEliminar
  5. Así es como las ha preparado siempre mi madre y están deliciosas!!Lo único que ella no las congela con la sal y vinagre, probaré que tienen que tener un toque,jeje.
    Yo solo las he preparado una o dos veces así pero seguro que no serán las últimas. bsts!

    ResponderEliminar
  6. Siempre me han gustado los boquerones. Voy a guardármela para estos días y te digo que tal me quedaron :D

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!