07 abril 2015

Quiche de acelgas, jamón y queso con o sin lactosa


Hoy compartimos una nueva receta, una de esas que yo llamo de "camuflaje".
Bajo la apariencia de una rica tarta salada, podemos "esconder" esas verduras que tan sanas son, pero que, a veces, cuesta tanto que coman los más jóvenes de la casa. Se trata de una nueva quiche, esta vez de acelgas y requeson, o bien con queso sin lactosa, como es mi opción. Ahora, gracias a Kaiku, y a su linea morada, ya puedo disfrutar de pequeños placeres hasta ahora prohibidos.
Como veis es una propuesta rica, sana, fácil y muy económica porque está elaborada con hortalizas de temporada.
Las acelgas son una hortaliza de hojas grandes, ovaladas y verdes que se cultivan durante todo el año, pero su mejor época es desde el otoño hasta la primavera.
Son ricas en vitaminas del grupo A y vitaminas del grupo C. Entre sus minerales podemos encontrar magnesio, yodo e hierro.
Entre sus propiedades medicinales digamos que su consumo es beneficioso porque nos ayuda a combatir infecciones, la anemia y a evitar la perdida de visión. Ayuda a favorecer una buena digestión, a mantener regulado nuestro transito intestinal, evitando así el estreñimiento, previniendo la aparición de hemorroides.
Como veis, sus propiedades son múltiples y además se pueden elaborar de mil y una formas diferentes.
Podéis agilizar la receta si usáis la masa refrigerada ya comercializada, pero yo la hago con mi receta personal porque no lleva lactosa, puedes verla si clickas aqui.
No es difícil de elaborar y el resultado es excelente... os lo aseguro!!!


Ingredientes:
  • Una masa quebrada refrigerada (o la mía propia que puedes encontrar aqui)
  • 2 o 3 hojas de acelgas previamente hervidas
  • 1 o 2 cebolletas frescas
  • 3 huevos pequeños o 2 grandes
  • 200 gramos de queso blanco o requesón (usé queso de untar sin lactosa de Kaiku)
  • 100 ml. de leche semidesnatada (usé sin lactosa de Kaiku)
  • Unas lonchas de jamón cocido  (usé sin lactosa)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Pimienta 
  • Sal


Elaboración:

Ya publiqué con anterioridad la elaboración de la masa quebrada, así que para simplificar puedes mirar aqui . Te lo explico todo, paso a paso, y con fotos incluidas.

Lo primero será cocer las acelgas como tengamos costumbre, bien hervidas, con sal y agua, o bien al vapor. Apartamos y escurrimos.

Pelamos las cebolletas y troceamos pequeñas.

En una sarten ponemos un fondo de aceite de oliva y pochamos un poco la cebolla.

Añadimos las acelgas hervidas y rehogamos unos minutos más a fuego suave.

Agregamos el jamón cocido cortado en cuadraditos y rehogamos otro poco para que tome sabor. Apartamos y reservamos.

En un bol batimos los huevos con una pizca de sal.

Agregamos el queso escogido, la leche, la pimienta y la nuez moscada. Batimos todo con varillas metálicas manuales.

Agregamos la verdura que teníamos reservada y mezclamos todo.


Una vez que tengamos la masa estirada y puesta en el molde hornearemos a ciegas durante unos 15 minutos / calor abajo /175º

El horneado a ciegas se trata de hornear, durante pocos minutos, la masa tapada, luego sacaremos del horno, dejamos enfriar un poco y rellenamos.

Una vez atemperada la base, rellenamos con la mezcla de verduras, jamón y queso.

Llevamos de nuevo al horno, esta vez unos 30 m /calor abajo /175º.

Transcurridos los primeros 20 minutos cambiamos a calor arriba /abajo y dejamos dorar. Pero esto ira en función de las prestaciones de vuestro horno.


Sacamos y servimos caliente y cortada en porciones.


10 comentarios :

  1. ¡Qué rica! Me encantan las quichés, además me viene ideal porque últimamente no llevo muy bien lo de tomar lactosa...Me la anoto!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Ficou uma quiche linda e com um recheio delicioso.
    Uma excelente refeição
    bjs

    ResponderEliminar
  3. Di que si tan bien camufladas se las comen bien a gustito y así las vitaminas a mil por hora !!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Hubo un tiempo que las quichés no faltaban en casa....sin darme cuenta las he ido relegando. Quizás desde que los "niños" han ido volando del nido.
    Tendré que comprar un molde pequeñito.....viendo tu receta, se me ha antojado....
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Es una forma estupenda de comer acelgas! ademas de lo vistosa que queda esta quiche...me gusta. Bs.

    ResponderEliminar
  6. Una quiche maravillosa, Choni, la verdad es que éstas tartas me encantan, todo en ellas (incluso lo que no nos gusta mucho) sabe delicioso, una manera excelente y exquisita de camuflaje, aunque yo en tu tarta, no necesito el camuflaje, porque los ingredientes que has elegido, me fascinan!
    Un beso grande y que tu semana vaya genial!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo sigo haciendo quiches y es precisamente para todo lo contrario, para resaltar los ingredientes. Es una preparación que me encanta, dejarla hecha de una hora para otra e incluso de un día para otro... poder comerla fría o caliente, con ensalada, sin ella. Vamos que es tan versatil como una tortilla. Un abrazo y por cierto...de acelgas, nunca la he preparado, de espinacas sí, pero de acelgas no. Así que tomo nota.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las quiches y las acelgas también así que está mezcla tengo que probarla. bsts

    ResponderEliminar
  9. Pero que pinaza tiene!!!! este cae prontito en mi cocina. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Expectacular esta tarta ytiene que estarTe animo a echar un vistazo a mi post verás algunas ideas realmente interesantes, que creo te pueden inspirar. Deseo que pases un buen rato y espero que te guste y si es así y no eres seguidora espero que te hagas, gracias por visitarme. Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!