05 octubre 2015

Mermelada tradicional y casera de higos negros


Siempre suelo elaborar mis mermeladas en Thermomix, por comodidad más que otra cosa, pero esta vez quise hacerla a modo tradicional y quise dejaron el paso a paso en fotos. La misma receta, pero elaborada en Thermomix puedes verlas si clickas aqui.
Desde que tengo el blog me intereso e informo más acerca de aquellas recetas que suelo elaborar en casa. Tenia ciertas dudas con respecto a las diferencias entre mermeladas, confituras y jaleas, así que busqué por Internet y por fin encontré la respuesta... sigue leyendo y te enteraras!!!
Las mermeladas se elaboran con piezas de frutas enteras, troceadas o trituradas, azúcar y algo de zumo de limón por aquello de la acidez y la posterior conservación... pero no lleva agua!!!
Las confituras se elaboran con la pulpa o puré de frutas que se cuecen en un almíbar hecho con azúcar y agua... estas si llevan agua y, normalmente, llevan más azúcar que las mermeladas!!!
Por último están las jaleas, estas se elaboran con el jugo de la fruta (sin trozos) al que se le añade azúcar y se cuece hasta obtener una mezcla gelatinosa, algo menos espesa que la mermelada. Como veis son recetas muy similares pero con pequeñas diferencias.
Días pasados me regalaron una cajita higos de aquí, de mi querido pueblo malagueño, eran algo pequeños pero eran muy dulces.
Como son los últimos de la temporada quise elaborar unos cuantos botes de mermelada, algunos para regalar, como siempre... otros para mi uso personal!!!


Ingredientes:
Salen 3 o 4 botes, dependiendo del tamaño de estos. Si quieres más, duplicais cantidades.

  • 1 kilo de higos negros
  • 500 gramos de azúcar
  • zumo de medio limón 


Elaboración:

Lavamos bien los higos y los troceamos, dejé algunos restos de piel porque contienen vitaminas y minerales y una vez elaborada la mermelada no se notan.

Ponemos los higos troceados en un bol con el azúcar y el zumo de limón. (foto 1)

Dejamos macerar los higos en el azúcar durante un buen rato. (foto 2)

Ponemos en una olla a fuego medio y removemos, esperamos a que hierva. (foto 3)

Una vez comiencen a hervir removemos, tapamos y dejamos hervir a fuego suave durante al menos una hora. Removemos de vez en cuando, con cuchara de palo, para evitar que se pegue a la cacerola y para que se vayan deshaciendo los trozos de fruta. (foto 4)


Mientras cuece la mermelada esterilizamos los botes en agua hirviendo, sacamos y dejamos escurrir un poco. (foto 5)

Una vez tenga la mermelada la consistencia deseada la apartamos del fuego. Recordad que la mermelada espesa un poco al enfriar.

Ponemos en los botes esterilizados. Os dejo un "pequeño invento" hecho con un bote de refresco, es para evitar que se derrame la mermelada y se ponga todo "empringao". (foto 6)

Cerramos los botes y ponemos un rato boca abajo para hacer el vacío (foto 7).


Podemos tomarla en desayunos y meriendas, como aperitivo sobre ricas tostadas con queso fresco, agregarlas a los yogures y también podemos rellenar tartas... de todos modos queda deliciosa!!!


10 comentarios :

  1. Que rebuenaaaa...este finde he hecho y en casa están como locos haciendo tostadas para darse un caprichito !!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Que buena tiene que estar!!! Para el desayuno me vendría muy bien.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  3. Adoro figos, já não tenho emcontrado por aqui
    Essa compota esta divina..apetece mesmo provar
    Boa semana

    ResponderEliminar
  4. Me encanta... Y últimamente lo utilizo como tapa. Pongo una rebanada de pan con torta del casar y mermelada de higo y está deliciosa.
    Bsss

    ResponderEliminar
  5. ¡Deliciosa mermelada! Una receta que nunca falla.
    Y gracias también por contarnos sus diferencias con respecto a las confituras y jaleas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Menuda buena pinta que tiene esta mermelada, a mi me encantan los higos, así que me acabo de llevar la receta a marcadores para hacerla bien prontito y genial que la hayas hecho de forma tradicional, ya que yo no tengo thermomix. No conocia tu blog,así que me por aquí me quedo curioseando, un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Jolin que pintaza tiene tu mermelada y es que no hay nada mejor que empezar el día desayunando una rica mermelada casara. De lujo te quedó. Besossss

    ResponderEliminar
  8. Choni, la mermelada de higos es una de mis favoritas ¡Me encanta!, junto con la de moras, hasta ahora son las que más me gustan.
    A mí también me gusta preparar mermeladas para luego regalar (me encanta).
    Interesante colador has improvisado.
    Un besote guapa

    ResponderEliminar
  9. ¡¡¡ Los higos, sobre todo los de la reina (los verdes, se entiende) me encantan !!!! Nunca me he atrevido a hacer mermeladas....y viendo ésta delicia que has preparado me muero por un tarrito.....¿Se me nota la envidia....? No sólo por ésa dulzura, que para hacerlo hay que tener arte y a ti te sobra por los cuatro costados.....envidia también por las fotos.....son maravillosas!!!! Increibles.
    ¡¡ Envidia sana...que conste !! Ya sabes que te admiro y sigo con cariño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Muy buen invento usar la botella del refresco,jeje. Bsts!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!