16 octubre 2015

Pudin de naranjas y pasas


Me encanta este tipo de dulce, posiblemente porque me recuerda mucho mi niñez y todos los momentos vividos, junto a mis seres queridos, en mi querido pueblo natal.
El pudin o budín, es un dulce o postre típico de la cocina inglesa. Se elabora partiendo de una mezcla de leche, azúcar y huevos al que podemos agregar algun resto de bizcocho, pan, sémola o galletas, esos restos que siempre hay en casa un poco olvidados. 
También admite fruta fresca y algunos frutos secos.  Es, por lo tanto, una exquisita, fácil y económica receta de aprovechamiento.
Este lo hice hace un tiempo, con naranjas de mi pueblo, pero por aquello del "costureo" me fue imposible publicar. 
Ahora, en plena temporada de naranjas, es una buena forma de alimentarnos, de vitaminarnos y de darnos un pequeño capricho... porque nunca viene mal endulzar un poco la vida!!!




Ingredientes:
  • 2 naranjas
  • 4 huevos
  • 500 ml. de leche (sin lactosa para intolerantes)
  • 60 gramos de azúcar (algo más para el caramelo líquido si optáis por hacerlo casero)
  • Un resto de bizcocho casero cortado en rodajas, tambien podeis poner bizcochos de soletilla (sin lactosa y sin gluten para intolerantes) 
  • 40 gramos de pasas de corinto (o pasas malagueñas si teneis)
  • 1 trozo de cáscara de limón
  • 1 ramita de canela
  • Un poco de licor o vino dulce para macerar las pasas (puse licor de naranja)
  • Un poco de caramelo líquido


Elaboración:

Lo primero será poner las pasas a macerar, en el vino o licor, durante una hora aproximadamente.

Pelamos las naranjas y cortamos en rodajas.

Escurrimos las pasas y reservamos.

En el mismo líquido de la maceración ponemos algo de azúcar y llevamos al fuego.

Agregamos las rodajas de naranja y le damos un ligero hervor, muy poco, sólo se trata de restarle crudeza a las naranjas y que tomen algo de sabor. Sacamos y reservamos.

Ponemos la leche en un cazo junto con el azúcar, la canela y la cáscara de limón lavada.

Dejamos hervir unos minutos para que tome el sabor, apartamos y dejamos enfriar.

Untamos un molde con un poco de aceite y ponemos un poco de caramelo líquido en el fondo.

Ya sabeis que el caramelo líquido lo podéis elaborar vosotros mismos, a mi, particularmente, me gusta más.

Para ello basta con poner dos o tres cucharadas de azúcar junto con dos o tres cucharadas de agua y un poco de zumo de limón en un cazo. Ponemos a fuego lento y removemos hasta obtener un caramelo dorado.


Ponemos una primera capa de bizcocho cortado en rodajas, una capa de pasas maceradas y, por último, una capa de rodajas de naranjas.

Repetimos otra vez  la misma operación hasta acabar.

Colamos la leche que teníamos ya fría y le agregamos los huevos y el azúcar. Batimos durante unos minutos hasta conseguir una mezcla espumosa.

Vertemos en el molde donde tenemos todo preparado, dejamos que absorba la mezcla de leche y huevos.

Llevamos al horno previamente calentado, al baño Maria. Esto quiere decir que debajo pondremos otro molde con agua. Es conveniente tapar ligeramente con un papel de aluminio para evitar que el vapor se condense arriba de nuestro pudin y también para que no se nos queme o reseque en exceso.


La temperatura será de 180º con calor abajo, pasados unos minutos cambiamos a calor arriba y abajo y la duración será de unos 20/30 minutos. Pero como digo siempre, todo dependerá de las prestaciones de vuestro horno... aprended a escucharlo!!!


Con el mismo almíbar  que quedó después de  pasar las rodajas de naranjas, pincelaremos la superficie del pudin. Obtendremos así un perfecto efecto brillante.


Guardamos en el frigorífico hasta el momento de tomar.


Cortamos en porciones y servimos...buen provecho!!!


9 comentarios :

  1. Que buena pinta y me viene que ni pintado para el cumple de mi Jose un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
  2. Uummmmmmmmm no puedo evitar estar babaeando al ver las fotos seguro esta delicioso no lo dudo ni un segundo te ha quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  3. Después de ver las fotos me imagino como debe de estar!!!
    A mi tambiénme encantan los pudin, los suelo hacer con pan.
    Me ha llamado la atención que pongas aceite para forrar el molde, en vez de mantequilla.
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen soy intolerante a la lactosa, por eso prefiero un poco de aceite de girasol en vez de mantequilla o margarina... saluditossssssss

      Eliminar
  4. Unas fotos espectaculares y seguro que este pudin está exquisito. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima !!!
    Si, lo sé, un montón de tiempo sin pasarme por tu cocina. Pero es que somos tantos ¿verdad?
    El pudin me gusta mucho, cierto es que no lo hago tanto porque rallo el pan duro jaja yse me olvida la mayoría de las veces el uso repostero que le podía dar. Pero ha sid over el tuyo, y madremía, me ha dejado pensando que tengo que hacerlo pronto.
    Es perfecto Choni, no solo por lo rico que tiene que estar, sino porque te alegra la vista, y eso siempre se agradece.
    Besotes gordos mi niña, feliz día.

    ResponderEliminar
  6. Qué cosa mas buena por favor!!!! Se me ha antojado prepararlo ya mismo!! Tengo que darle una vuelta al tema de añadir pan porque creo que el mío sin gluten no le dará un sabor muy allá pero se me está ocurriendo la idea de sustituirlo por magdalenas.
    Bsssss

    ResponderEliminar
  7. Bien rico y sencillo de hacer. Tomo nota para hacerlo. bsts!

    ResponderEliminar
  8. A parte de lo buenísimo que debe de estar, te ha quedado precioso, me lo apunto, un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!