22 diciembre 2015

Empanadillas caseras rellenas de boniato y almendras


Esta receta me vais a permitir que la dedique a una persona en especial, a mi amiga Ana Mari.
Porque si, porque se lo merece, porque de no ser por ella no la hubiese descubierto y ha sido todo un hallazgo... va por ti, querida compañera!!!
A Ana Mari la conozco de aquí, del pueblo, de toda la vida; pero ha sido gracias al grupo de pachtwork, al que estoy apuntada, donde hemos intimado más. Acudo al grupo con ganas de aprender y con ilusión, pero, sobretodo, sabiendo que me espera un día de sonrisas aseguradas y todo gracias a ella.
Lleva como tres meses diciendome que le gustan las empanadillas de boniato y lanzándome indirecta sobre cuando iba a hacérselas. Al final tuve que recoger las indirectas... que remedio me quedaba!!!
Ya el año pasado hice unas empanadillas rellenas con crema de boniatos. Aunque a mí, particularmente, no me gustan mucho estos tubérculos, esa es la verdad, he de reconocer que las empanadillas estaban realmente buenas.
Este año quería probar otra receta nueva, menos "melosa", más compacta. Entonces me acordé de otra receta que ya publicamos anteriormente, las delicias navideñas de boniato y nuez y empecé a darle vueltas al "coco".
El sábado pasado por fin me puse manos a la obra y, de la fusión de ambas recetas, salió este delicioso manjar navideño.
Espero que el paladar de ella no sea demasiado exigente, ella aún no las ha probado, de todos modos sabe que las hice desde el cariño que le profeso y con eso basta... o no Ana Mari???
Sólo hice una prueba, preparé poca masa porque no sabía como quedarían y, entre prueba y prueba, ya no quedan más que dos o tres. Pero ya le he prometido que en unos días quedo con ella y le llevo una bandeja enterita... "pa que se pegue una jartá"!!!!

P.D_ Por cierto... a que quedan chulis mis bolas navideñas???
Las hice en mi grupo de pachtwork... gracias profe por enseñarme!!!


Ingredientes para las empanadillas:
  • 250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 ml. de nata 
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de levadura química
  • Azúcar glas o molida para espolvorear

Ingredientes para el relleno:
  • 150 gramos de boniato cocido o asado (puse asado)
  • 150 gramos de azúcar molida
  • 150 gramos de almendras crudas sin piel  y molidas
  • Ralladura de limón (a gusto) 

Elaboración del relleno:

Si entras aquí encontraras la receta original con su paso a paso en fotos.

Lo primero será lavar el boniato o los boniatos y cocerlos, también pueden ser asados.

Una vez cocidos y fríos pelamos y trituramos con ayuda de un  simple tenedor.

En un bol ponemos el azúcar molido, las almendras también molidas y la ralladura de limón (sólo la parte amarilla, nada de blanco porque amargaría). Mezclamos todo.

Agregamos el boniato  ya triturado y volvemos a mezclar todo (con ayuda del mismo tenedor o bien involucramos directamente las manos) hasta obtener una masa homogénea.

Llevamos unas horas al frigorífico para que endurezca un poco y tome mejor el sabor.


Elaboración de las empanadillas:

Si entras aquí encontraras la receta original con un paso a paso en fotos.

En un bol ponemos la mantequilla y aplastamos un poco con ayuda de un simple tenedor.

Agregamos la nata y batimos con ayuda de unas varillas metálicas o eléctricas.

Añadimos la harina junto con la levadura, previamente cernidas y mezclamos todo con ayuda de una cuchara de palo o silicona.

Al final involucramos las manos y amasamos un poco, tiene que quedar una masa suave, que se despegue bien de las paredes del bol.

Hacemos dos bolas, envolvemos en papel film y llevamos al frigorífico durante una media hora, mientras vamos limpiando y preparando todo para hornear.

Sacamos la masa del frigorífico y ponemos sobre un papel vegetal, cubrimos con otro y estiramos con ayuda de un rodillo.

Con ayuda de un cortapastas redondo cortamos porciones  y ponemos un poco de relleno sobre ellas.

Doblamos y sellamos las empanadillas, podéis hacerlo con ayuda de un tenedor.

Cubrimos con papel vegetal una bandeja de horno y ponemos las empanadillas.

Llevamos al horno, previamente calentado a 180º durante unos 10/12 minutos, con calor arriba y abajo. Siempre dependiendo de las prestaciones de nuestro horno.

Una vez estén doradas sacamos y dejamos enfriar un poco.

Ponemos el azúcar molida en un plato y espolvoreamos las empanadillas con ella.


Un relleno delicioso, un sabor increíble... éxito total... prueba superada!!!


5 comentarios :

  1. LAS BOLITAS PRECIOSAS Y LOAS EMPANADILLAS UNA DELICIA!!UN BESO MUY GRAND Y FELIZ NAVIDAD, TE DESEO LO MEJOR!!

    ResponderEliminar
  2. Choni,¿te puedes creer que aún no haya probado el boniato?. Y mira por donde me traes una forma estupenda de hacerlo con estas empanadillas que incluyen la masa casera y todo. Pintaza tienen eh, eso salta a la vista.
    Preciosa, te deseo que tengas unas muy Felices Fiestas, un besazo enorme y que el año que entra te llegue cargado de cosas buenas.

    ResponderEliminar
  3. Con todo mi cariño te deseo que pases una Feliz Navidad junto a los tuyos, que disfrutes y sobre todo que te cuides mucho, mucho muchísimo.
    Y también con todo mi cariño me comería un par de pastelitos de esos tan ricos que nos has preparado, las bolas también me gustan, pero no se comen, esas para adornar.
    Un besote preciosa, se muy feliz.

    ResponderEliminar
  4. Probaré, tienen muy buena pinta. Las bolaa , preciosas

    ResponderEliminar
  5. Menuda pinta tienen!! Bsts y Feliz Navidad!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!