06 septiembre 2016

Pescadilla al ajillo o a la gallega


En casa somos muy de pescados, seguramente sea debido al hecho de vivir tan cerca del mar.
Nos gusta todo tipo de pescados y mariscos elaborado de todas las formas posibles.
Esta vez escogí una rica pescadilla, no era muy grande pero si que era fresquísima, de la lonja de mi pueblo, y eso en el sabor se nota. Normalmente suelo hacerla frita o cocida con mayonesa, esta otra receta puedes verla si clickas aqui, pero esta vez quise hacer algo diferente.
Me acordé del pulpo a la gallega que tanto gusta en casa y me "inventé" esta recetilla. Esto de "inventar" ya sabéis que es una forma de hablar, porque inventado creo que ya está todo... sólo adaptamos a nuestra forma y costumbre!!!
La pescadilla es la merluza en pequeña, o sea, cuando aún no ha obtenido un peso considerable.Ya sabéis que forma parte de los denominados pescados blancos y contiene menos grasa que la merluza. Entre sus propiedades cabe destacar que es rica en minerales como el yodo, calcio, potasio, zinc, magnesio, fósforo y sodio. Entre sus vitaminas están, practicamente, todas las del denominado grupo B, especialmente la B12, la vitamina C, vitamina D,vitamina E y vitamina K.
Como veis es un pescado muy a tener en cuenta, se adapta  a mil y una receta o forma de elaborar, está muy rico y es muy asequible para nuestro bolsillo.


Ingredientes:
  • 1 pescadilla mediana y fresca a ser posible
  • 2 o 3 patatas blancas
  • 3 o 4 dientes de ajos
  • 1 guindilla (opcional)
  • Un poco de pimentón dulce o picante si prescindís de la guindilla (a gusto)
  • Una o dos hojas de laurel (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil
  • Sal


Elaboración:

Lo primero será poner la pescadilla ya limpia y troceada a cocer. La ponemos en una cazuela con agua y sal, a gusto, y podemos añadir unas hojas de laurel. Esto es opcional.

Igualmente podemos cocer al vapor si esa es vuestra opción favorita.

Una vez cocida, pero que esté entera, apartamos y reservamos tapada para que no pierda calor.

En el mismo agua (para que tomen sabor) ponemos a cocer las patatas peladas y cortadas en rodajas muy finas para que se cuezan pronto.

Apartamos, escurrimos y reservamos también. 


Ahora ponemos un fondo de aceite en una sartén  pequeña, calentamos.

Añadimos los ajos pelados y laminados y la guindilla. Sofreímos hasta dorar.

Por último ponemos la cucharadita de pimentón, mezclamos y apartamos inmediatamente, no conviene que el pimentón se fría mucho porque amargaría.

Como ya os he dicho antes, podéis prescindir de la guindilla y poner pimentón picante, o bien prescindir de la guindilla y poner sólo pimentón dulce... todo siempre a vuestro gusto.


Ponemos un fondo de patatas en el plato, añadimos la pescadilla cocida y regamos todo con el aceite y los ajos... espolvoreamos con perejil picado.

Este plato se puede comer caliente o frío, a gusto de cada cuál... buen provecho amigos!!!


5 comentarios :

  1. me encanta la merluza así, me resulta una verdadera exquisitez

    ResponderEliminar
  2. Aqui em casa raramente comemos pescada , os homens preferem outros peixes.
    Eu gostei muito desta sugestão, esta uma delicia.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho este plato. Sano y muy ligero. Un buen "invento" ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Una receta bien completa y rica. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Deliciosa. Un plato sencillito para diario, estos son los mejores!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!