20 octubre 2016

Tarta tropical de piña y coco (Sin lactosa)


Ahora, sin mis hijos en casa, la verdad es estoy algo más desmotivada a la hora de elaborar tartas y dulces, pero bueno, de todo quiere el cuerpo y ésta se me apeteció mucho.
Hace mucho que tenía en mente hacer esta rica tarta, está sacada de una receta que vi en el libro 500 pasteles. Es de la editorial Blume y su autora es Susannah Blake, pero hice una adaptación propia de un bizcocho que suelo hacer y siempre me sale perfecto.
Es una tarta muy refrescante y fácil de elaborar, no asustaros al ver los pasos a seguir, los fotografié casi  todos para facilitaros la labor y para que os sea más fácil su seguimiento. La decoración , como veis, tampoco es muy complicada.
Está adaptada a mí y a todos aquellos que sufran de intolerancia a la lactosa, pero si no lo sois podéis hacerlo igualmente.
Espero que os guste tanto como me gustó a mí.


Ingredientes:
  • 150 gramos de azúcar
  • 150 gramos de harina (yo pongo 100g. harina normal y 50g. Maizena)
  • 150 gramos de margarina (sin lactosa para intolerantes)
  • 50 gramos de coco deshidratado
  • 100 ml. de leche de coco (también podéis usar leche normal o sin lactosa para intolerantes)
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 300 gramos de nata (sin lactosa para intolerantes)
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 2 o 3 cucharadas de azúcar para montar la nata
  • Unas rodajas de piña en almíbar (al gusto)
  • Almíbar de la piña
  • Un poco de licor (a gusto, yo puse licor de coco)
  • Coco fresco para decorar 


Elaboración del bizcocho:

Lo primero es cernir la harina junto con la levadura para que se airee. Reservar. (foto1)

En un bol ponemos los 100ml. de leche de coco y el coco rallado para que se hidrate. (foto 2)

En un cacito derretimos la margarina y dejamos enfriar. (foto 3)

En otro bol batimos los huevos con la pizca de sal. (foto4)

Añadimos el azúcar y seguimos batiendo con varillas manuales o eléctricas, a gusto. 

Agregamos la margarina derretida y fría y mezclamos. (foto 5)

Añadimos el coco ya hidratado. (foto 6)

Por último incorporamos la harina y levadura ya cernidas. Mezclamos, no batimos. (foto 7)


Yo suelo hacer dos bizcochos pequeños, pero también podéis hacer uno sólo y luego cortarlo por la mitad.

Engrasamos ligeramente el molde, aunque sea de silicona yo suelo hacerlo. (foto8)

Ponemos el molde sobre una bandeja de aluminio, así es más fácil de transportar. Vertemos la mezcla en él. (foto 9)

Llevamos al horno a 180º con calor abajo, una vez suba cambiamos a calor arriba-abajo. El tiempo dependerá de las prestaciones de vuestro horno. Si hacéis dos bizcochos pequeños el tiempo es poco.

Apartamos una vez esté listo, ya sabéis que para saber si está en su punto podéis pinchar en el centro con un pincho de madera o metálico, si sale limpio es que está hecho. (foto 10)

Dejamos enfriar el bizcocho, un truquillo  que tengo es tapar el bizcocho con una bolsa de plástico, así el bizcocho sudará y quedará más esponjoso. (foto11)

Mientras enfría el bizcocho vamos a hacer un almíbar con el liquido de las piñas, algo de azúcar y un poco de licor. Llevamos al fuego hasta que el azúcar se disuelva del todo. Dejamos enfriar. (foto 12)



Preparamos la nata:

Hidratamos las hojas de gelatina en un poco de agua. Ponemos en un cacito un par de cucharadas de leche de coco y llevamos al fuego.

Agregamos la gelatina hidratada y dejamos derretir, sin hervir. Apartamos y reservamos.

Montamos la nata como tengamos costumbre. Ya sabéis que se utilizan varillas eléctricas y que el bol y la nata deben estar bien fríos.

Cuando comience a montar añadimos dos o tres cucharadas de azúcar y seguimos montando. Al final añadimos la gelatina y llevamos al frigorífico durante unas horas.

Procedemos a rellenar y decorar la tarta:

En un plato ponemos el bizcocho ya frío. Si es un solo bizcocho cortamos por la mitad.

Emborrachamos con la mitad del liquido del almíbar.

Ponemos la nata en una manga pastelera y decoramos la mitad del bizcocho ya borracho.

Cortamos rodajas de piña y laminas finas de coco fresco y las ponemos encima. (foto 13)

Ponemos la segunda tanda de bizcocho y procedemos del mismo modo, emborrachandolo y poniendo la nata, la piña y el coco.


Llevamos al frigorífico hasta el momento de tomar, está riquísimo y es muy refrescante... es ideal para postre!!!


Y aquí tenéis el corte para que veáis la esponjosidad... el sabor casi lo podéis notar , verdad???


Y otra más... si es que está delicioso... se merece una sesión de fotos!!!


7 comentarios :

  1. Ficou um bolo lindo, a fatia esta bem guloso.
    Bom fim de semana

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado Choni, espectacular!! Millones de besossss

    ResponderEliminar
  3. Ummmmm que rica Choni. Me encanta la mezcla de coco y piña y te ha quedado tan bonita... Muakkkkkk

    ResponderEliminar
  4. Qué jugosito se ve, listo para hincarle el diente. El coco y la piña juntos aportan un sabor muy refrescante y rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que buena, tiene un corte espectacular y tiene que estar riquísima.
    Besoss

    ResponderEliminar
  6. Delicioso!!anotada queda. bsts

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!