26 diciembre 2016

Champiñones rellenos de morcilla y huevo de codorniz


Los amigos de Entrepeñas, unos maravillosos fabricantes de embutidos de la provincia de León, me hicieron llegar un regalito hace ya un tiempo. Por motivos personales no pude agradecer en su día el detalle y me sentía, un poco, en deuda con ellos.
El regalito consistía en un lote de sus maravillosos producto, chorizo, morcilla, cecina, paté y alguna otra cosilla. Entre ellos se encontraba esta deliciosa morcilla en conserva.
La podemos comer tal cual, untada en tostadas está deliciosa, o bien, elaborar otras recetas con ella.
Esta versión es la recetilla que "inventé" con otros ingredientes que tenía en casa en esos momentos.
Acompañada de un buen pan casero y un buen vino puede convertirse en un delicioso entrante o entremés para estas fiestas... no creéis???
Gracias queridos amigos de embutidos Entrepeñas por este detalle que tuvisteis con mi persona; ya conocía vuestros productos pero éste, en concreto, me ha sorprendido muy gratamente.
Maravillosos todos los productos de esta preciosa tierra, ya sabéis que León ocupa un lugar muy destacado en mi corazón.
¿¿¿No creeis que esta receta perfectamente podría estar entre las tapitas del bar de ese precioso Barrio Húmedo de León???


Ingredientes:
  • 1 bote de morcilla en conserva (Entrepeñas)
  • Unos champiñones medianos (según comensales)
  • Unos huevos de codorniz (igual cantidad  que champiñones)
  • 1 puerro
  • Unos piñones
  • Pan casero para acompañar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta


Elaboración:

La elaboración es super sencilla.

Lo primero será lavar bien los champiñones, quitamos los pedúnculos (rabitos) y reservamos.

Ponemos un fondo de aceite de oliva en una sartén, no mucho.

Pelamos y picamos pequeño el puerro, agregamos al aceite y pochamos un poco, hasta que quede transparente.

Picamos la parte útil de los pedúnculos (rabitos) que reservamos y se lo agregamos. Ponemos algo de sal y pimienta, esta última es opcional.

Dejamos hacer apenas unos minutos.

Agregamos los piñones y salteamos un poco.

Añadimos unas cucharaditas de morcilla en conserva. La cantidad variará siempre de la cantidad de champiñones que vayamos a utilizar.

Mezclamos todo unos segundos para que tome temperatura y sabor. Apartamos y reservamos.

Lavamos bien los champiñones, desprovistos de los pedúnculos (rabitos) y rellenamos hasta la mitad con la mezcla obtenida.

Cascamos un huevo de codorniz y lo ponemos dentro. La cantidad de huevos es igual a la cantidad de champiñones.

Llevamos al horno unos minutos, 160º/ calor arriba y abajo hasta que el huevo cuaje  y el champiñon se haga un poquito.

No hacer en exceso,  si se hace mucho el champiñon se deshidrata y esto hace que quede reseco.


Acompaña de buen pan y buen vino y tendrás el éxito asegurado.... buen provecho amigos!!!


3 comentarios :

  1. Que ricos y que sencillo!!bsts

    ResponderEliminar
  2. ¡¡ Me ha encantado éste aperitivo !! Me gusta muchisimo los champiñones, es una debilidad y los suelo preparar rellenos de jamón o de chorizo (los tengo publicado en el blog), pero con morcilla no se me hubiese ocurrido.....tendré en cuenta la marca a ver si la veo en el super.
    Besos y feliz entrada de año....sabes que te deseo todo lo mejor para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué ricura de aperitivo! Me vienen genial ideas tan sencillas y tan resultonas para la cena de mañana, que aún ando un poco perdida je je.
    Tienes toda la razón, esa morcilla en conserva está de muerte lenta, y en casa solemos comerla en tostas con un poco de cebolla caramelizada o compota de manzana.
    ¡Feliz Navidad y feliz año Choni!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!