12 mayo 2017

Pulpo a la gallega y mi truki de cocción


De nuevo estamos aquí, un día más, dispueta a compartir esas recetillas tan comunes en nuestros hogares. Las recetas de andar por casa, esas tan sencillas de elaborar... pero tan ricas al paladar!!!.
Supongo que todos sabemos elaborar esta recetilla que traemos hoy y seguro que cada uno tiene su truki a la hora de cocer el pulpo.
Mi truki ya os lo explique el día que compartimos la receta del arroz con pulpo.
Como ya os comente entonces, este truki me lo enseñó mi tío, un hombre de la mar y buen cocinero.
Hace muchos años ya de esto y, desde entonces, como podéis ver en las fotos, no hay pulpo que se me resista.
Estos eran tres y me los regaló mi prima Susana, ella los compró a un "marengo" de su barriada y estaban super-frescos, recien capturados, la pena es que ya no se consigan pulpos más grandes.
El pulpo es una de las especies que mayor importancia económica tiene para las flotas pesqueras de nuestro litoral. Puede resultar curioso pero casi un 80% de la captura de pulpo, en Estepona, se exporta a Galicia... lo sabiais?
Pues si, por desgraciaes así, la mayoria de la captura la exportan y nosotros tenemos que conformarnos con pulpos de tallas pequeñas o medianas. 
Pero bueno, eso si, el producto que consumimos aqui es fresco, de nuetra lonja.
Ahora vayamos con esta deliciosa recetilla que preparé días atras y que tomamos en la terracita con unas cervecitas bien fresquitas.


Ingredientes:
  • 1 pulpo grande o 2 medianos
  • Unas patatas
  • Sal gorda
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón picante o dulce, a gusto
  • Una cebolla (para cocer el pulpo)
  • Un chorrito de leche (para cocer el pulpo, sin lactosa para intolerantes)


Elaboración del pulpo:

Primero tendremos que preparar el pulpo, así que, literalmente, os cuento lo mismo que os dije la otra vez. Esto es lo que me enseñó mi tío con respecto a la limpieza y cocción del pulpo.

Lo primero es lavar bien el pulpo, en el fregadero, con sal gorda. Refregaremos bien y con fuerza, veremos como el pulpo suelta una especie de "baba".

Una vez bien frotado y haya soltado la "baba", irá al cajón del congelador durante unos días para romper las fibras.

La noche previa a su utilización lo descongelaremos, dejándolo en el frigorífico toda la noche.

Llegado la hora de cocer, enjuagamos y reservamos.

Ponemos una olla con agua a hervir.

Cuando el agua esté hirviendo, cogemos el pulpo por la capucha, lo metemos  y sacamos del agua, por tres veces consecutivas.  Así cogerá esa forma tan comúnmente conocida.

Ponemos en la olla de nuevo (aquí viene mi truki) y le añadimos una cebolla pelada entera y un chorrito de leche. Nunca poner sal, la sal la pondremos una vez esté cocido.

Coceremos, una hora aproximadamente, a fuego medio, nunca será exacto el tiempo de cocción, eso dependerá del tamaño del pulpo, así que iremos mirando de vez en cuando.

El pulpo, al igual que la pasta, debe estar " al dente", es decir, en su punto, tierno, pero entero.

A veces ocurre que cuanto más cocemos el pulpo, más duro está. Esto se debe a que el pulpo se deshidrata con tanta cocción y se endurece. Así que recordad, no pasaos con su cocción, una vez esté frío, veréis como quedó tierno.

Una vez cocido, sacamos, escurrimos y reservamos, hasta el momento de su elaboración.



Ahora vamos a elaborarlo a la gallega:


Para ello, pelamos y cortamos en rodajas las patatas. Las ponemos a cocer en una olla con agua y un poco de sal. 

Hay quien cuece las patatas en el agua de la cocción del pulpo, a mi no me gusta hacerlo así porque salen demasiado oscuras y fuerte de sabor.

Mientras, vamos cortando el pulpo en rodajas. Reservamos.

Una vez cocidas las patatas las sacamos y escurrimos (tardará muy poco tiempo si son blancas y frescas).

Ponemos en una tabla o plato las patatas ya troceadas y pondremos encima el pulpo que teníamos cortado.

Sazonaremos con sal gorda, aceite de oliva virgen extra y un poco de pimentón picante o dulce, eso siempre a gusto de cada uno, en casa preferimos picante.


Decoramos a gusto, no precisa mucho, apenas unas hojitas de perejil fresco... tomamos con una cervecita bien fresquita!!!


5 comentarios :

  1. Que rico esta el pulpo a la gallega!Nunca lo he prepado. Me apunto tu truco para el día que me anime. bsts

    ResponderEliminar
  2. Mira que me gusta este platito y no lo he hecho nunca... Así qeu te voy a coger un platito viendo lo rico que te ha quedado.

    besos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el pulpo y el tuyo seta de vicio¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  4. Pues no conocía el truqui de frotar el pulpo con sal y congelarlo. ¡¡Pero viendo la pinta que le queda está claro que funciona!!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Desde luego está de lo mas apetecible. Un besazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!