26 septiembre 2012

Copas deliciosa de uvas y queso... saben a besos!!!


Dice el refrán que uvas y queso... saben a beso!!!
Yo tuve la oportunidad de comprobarlo días pasados y puedo testimoniar que es verdaderamente correcta esa afirmación.
Este postre salió de uno de esos momento de prisas en los que resulta que tienes que hacer algo y no tienes tiempo, crees que no vas a poder, incluso te agobias un poco... pero sin embargo, luego surgen cosas sencillas pero impresionantes, como esta deliciosa copa!!!
En principio pensé hacer una tarta que había visto por la red, pero entonces recordé la copa deliciosa de albaricoques que publicamos hace unos meses y que me gustaron bastante, el enlace os lo dejo AQUI por si queréis verlo. Adapté la receta a unas uvas negras que tenia en casa y aromaticé con un poco de vino moscatel de la zona.
El resultado del postre ya  lo veis, es sencillo, resulton, fácil de elaborar, nutritivo y como siempre, muy, pero que muy rico... queréis compartirlo???


Ingredientes para 4 copas:
Si sois más o menos adaptáis las cantidades.
  • 250 gramos de uvas negras
  • 200 ml. de nata
  • 200 ml. de queso mascarpone
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharaditas de azúcar molida 
  • 1 cucharada de mantequilla (pesada unos 13 - 15 gramos)
  • 1 copita vino moscatel dulce
  • Unos bizcochitos de soletilla o similares


Elaboración:

Enjuagamos, cortamos por la mitad y quitamos los huesos de las uvas. Reservamos.

En un cazo ponemos la mantequilla y la cucharada de azúcar, no más porque el vino es bastante dulce también, lo ponemos a fuego bajo y disolvemos.

Una vez disuelta el azúcar y la mantequilla, echamos el vino y dejamos reducir un poco.

Agregamos las mitades de las uvas y pasamos un poco por la mezcla, no mucho, no se trata de cocer las uvas, sólo de que tome sabor. Apartamos y dejamos enfriar.

Mientras enfría, montamos la nata como tengamos costumbre, yo lo hice con ayuda de una batidora de varillas eléctrica. Agregamos dos cucharaditas o algo más de azúcar molida, eso a gusto de cada uno. 

Ya sabéis que en este paso, la nata y el recipiente deben estar muy fríos, para ello, pon el recipiente un rato en el frigorífico antes de montar la nata.

Ponemos en un bol el queso mascarpone y batimos con ayuda de varillas. 

Mezclamos la nata y el queso con suave movimiento envolvente. Llevamos la mezcla al frigorífico hasta la ahora de montar las copas.


Montamos nuestras copas:

Para ello, desmenuzamos los bizcochitos en las copas y "emborrachamos" con un poco del licor resultante de la mezcla.

Le agregamos las uvas que obtuvimos de la mezcla.

Por último, ponemos la nata y el queso en una manga pastelera y decoramos a gusto nuestras copas.


 Servimos bien fresquitas... ummm, que delicia.... efectivamente, uvas y queso, saben a besos!!


18 comentarios :

  1. Una receta sencilla y deliciosa, ¿qué mas se puede pedir?
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Por fin la receta! Mil gracias Choni. Me encantan las uvas: cuando estaba embarazada me dio por comer nectarinas y uvas, no sé cuántos kilos ingerí... entonces no conocía esta receta, si no la habría hecho. Muakssss

    ResponderEliminar
  3. pedazo de receta. deliciosa y sobre todo sencilla.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Ummmmm perfecto!! me aplico la receta que tiene que estar de maravilla y estamos en temporadas de uvas. Besitos

    ResponderEliminar
  5. La pinta es fantástica y la presentación genial. Me tomo nota que el sabado tengo cena en casa.

    ResponderEliminar
  6. Me parece muy buena receta, sencilla, rica y rápida. Lo haré aunque con uvas blancas que las tengo caseras.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Tiene que estar deliciosa!!tomo nota de esta copa para tener un postre sencillo un día especial!Bsts!

    ResponderEliminar
  8. Desde luego no hay nada como trabajar bajo presion, agilizamos el ingenio y salen cosas tan buenas como esta deliciosa copa de uva y queso. bicos

    ResponderEliminar
  9. Merendaría una ahora mismo! ;)

    ResponderEliminar
  10. Pues no siempre las prisas son malas consejeras, y como ejemplo esta copa tan deliciosa. Muy buena idea.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  11. madre mía como me gustan esas uvitas negras tan deliciosas...ahora que están en todo su esplendor...
    qué postre tan apetecible...
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  12. Pues nada, dame un beso! jajaja además con uvas negras que me encantan y me cuesta un montón conseguir, qué pinta.

    besos

    ResponderEliminar
  13. Un postre exquisito, me lo llevo, bssssssss.Sefa

    ResponderEliminar
  14. Me ha dado antojo de este postre y de besos, jajaja.
    Te dejo un par, jiji.
    Vero

    ResponderEliminar
  15. Guau...guau....guau.... que postre más sorprendente nos has enseñado. Buenísimo!!!!

    ResponderEliminar
  16. Me encantan esas copas de preparas, a raíz de verlas, en alguna ocasión he improvisado alguna copa con lo que había por casa para los niños y les ha encantado. Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!