Ir al contenido principal

Gazpachuelo tradicional malagueño (con patatas o con pan)


Comenzamos un nuevo año en el blog y lo hacemos con una receta muy rica, muy nuestra y muy tradicional.... el famoso gazpachuelo malagueño!!!
Una humilde sopa templada de mayonesa que recuerdo desde siempre en casa. Se elaborada solo con mayonesa, claras hervidas y algo de pan , después hemos ido incorporando patatas, arroz, verduras, pescados y mariscos.
Hay quien afirma que tuvo sus orígenes en la gente de la mar y en el hecho de enriquecer el caldo de cocer el pescado. Yo no tengo constancia de ello porque siempre lo vi con claras de huevo, aunque tampoco lo descarto. Cada pueblo tiene su idiosincrasia, o lo que es lo mismo...cada maestrillo tiene su librillo!!!
Sea como fuese es una rica herencia que nos dejaron nuestros antepasados y debemos estar agradecidos por ello.
El gazpachuelo es tan famoso en la zona que hasta el malagueño Jorge Rivera, director y productor de cine y teatro, ha hecho un documental sobre él. 
Este documental trata de entretener, de enseñar nuestra rica gastronomía y la historia vinculada a ella, trata de divulgar este plato tan tradicional, tan querido, tan nuestro, tan malagueño. 
En él cuenta la historia de sus orígenes, todas las variantes que se han ido incorporando hasta llegar a nuestros días, hasta convertir a esta humilde receta de nuestras abuelas en un plato de alta cocina.
Por aquello de la pandemia, que nos asola, solo pudo hacerse un preestreno online. Fue en el mes de noviembre y todo lo recaudado fue donado a un comedor social, por la precariedad de la situación que están pasando muchas familias españolas con esta ola de contagios del virus y su efectos negativos sobre la economía
Más adelante se hará otra versión, quizás algo diferente, pero igual de magnifica, que podremos ver en cines, televisión y eventos.
El proyecto, escrito y dirigido, como ya digo, por Jorge Rivera, ha sido financiado por él mismo, pero ha contado con el patrocinio de Fundación MálagaCervezas Victorias, Sabor a Málaga (Diputación de Málaga) y la colaboración desinteresada de otras muchas personas. 
Entre ellas se encuentra mi querida, mi admirada amiga y compañera Toñi Sanchez. Una enamorada del mar, de su Málaga natal, de su gastronomía, de su cultura y su tradiciones. Tiene un magnífico blog en redes sociales (Mi cocina) y una página en Facebook donde podrás seguir y compartir todas sus recetas. Solo tienen que clicar en el este enlace y te llevara a su página.
Para poder acceder a este magnífico trabajo  de Jorge Rivera y obtener más información sobre él o sobre el documental solo tienes que clicar aquí y te llevará directamente a su página web.

A modo de anécdota os contaré que mi padre, a modo de broma, decía siempre que el emblanco era comida de enfermos y el gazpachuelo era comida de duelos. 
Por esto, y otras muchas cosas, lo recordaré eternamente.
El emblanco es otra rica y humilde sopa de pescado malagueña que puedes ver si clicas aquí.
No sé en que se basaba para hacer esta afirmación, quizás en esa humildad que caracteriza a ambos platos y en su pronta elaboración. Estos platos siempre estaban ahí para un apaño.
Hoy os traigo mi versión particular, una más de tantas, quizás no sea la mejor, pero es la que se ha cocinado desde siempre en casa. 
Os dejo la versión con patatas, la que gusta más a mis hijos, de hecho es una de las comidas preferidas de mi "peque" y me la pide siempre que viene de Canadá.
También os dejo la versión  con pan, la que comíamos cuando yo era pequeña y que es la que me gusta más. 
Por supuesto que os dejare la otras versiones, con pescado, mariscos o arroz... pero eso será en otra ocasión!!!


Ingredientes para cuatro personas:

  • 2 huevos
  • 1 patata blanca pequeña o media grande por persona
  • Un poco de pan para la otra versión (mejor del día anterior y sin gluten para intolerancias)
  • Aceite de oliva virgen extra  (uso Oleum Alzay en su variedad picual)
  • Sal
  • Limón
  • Agua

Elaboración con patatas:

Lo primero será elaborar una mayonesa casera con aceite de oliva virgen extra y solo las yemas de los huevos.  Reservamos las claras.

Ponemos en un mortero o un bol las yemas y vamos incorporando el aceite poco a poco, para que ligar y que no se corte la mayonesa. 

Suelo usar aceite Oleum Alzay de la variedad picual, me encanta el sabor potente que le da. Pero podéis usar otro más suave, porque también tienen otras variedades.

Vamos mezclando el aceite a la par que vamos moviendo en círculos siempre en la misma dirección. Es algo que me enseñó mi madre y ponía mucho énfasis en ello.
Lo podemos hacer con ayuda de la maza del mortero u de una cuchara pequeña, según tengáis costumbre.

Una vez tengamos la consistencia deseada, ni muy blanda ni muy espesa, añadimos un poco de sal y un poco de limón, a gusto. Reservamos.

También podéis hacer la mayonesa en batidora eléctrica, yo suelo hacerla a mano y asi os lo aconsejo.


Ponemos una olla al fuego con agua y un poco de sal.

Pelamos y lavamos las patatas y las cortamos en círculos no muy gruesos, agregamos al agua y ponemos a cocer a fuego medio.

Una vez estén tiernas las patatas, será poco tiempo, porque las hemos cortado finas, agregamos al agua las claras que tenemos reservadas. Apartamos una vez estén cuajadas.

Colamos este caldo y añadimos un poco a la mayonesa que tenemos reservada. Con mucho cuidado porque se puede cortar la mayonesa. Desleimos el caldo en la mayonesa, se formará una salsa ligera.

Ponemos el resto del caldo en la olla nuevamente, junto con las patatas y las claras.

Por último añadimos la salsa ligera que obtuvimos de la mezcla de mayonesa y agua.

Rectificamos de sal y limón, siempre a gusto de cada cual.

Mezclamos con cuidado y ya estará listo para degustar... buen provecho!!!

Aconsejo hacerlo siempre en el momento de comer porque el gazpachuelo no puede calentarse en exceso, en caso de hacerlo así se puede cortar. Si alguna vez lo tienes que calentar recomiendo hacerlo muy despacio, removiendo a fuego suave y apartar antes de que hierva.


Elaboración con pan:

La elaboración con pan es aún más fácil si cabe.

Lo primero será elaborar una mayonesa casera con aceite de oliva virgen extra y solo las yemas de los huevos.  Reservamos las claras.

Ponemos en un mortero o un bol las yemas y vamos incorporando el aceite poco a poco, para ligar y que se no corte la mayonesa. 

Suelo usar aceite Oleum Alzay de la variedad picual, me encanta el sabor potente que le da. Pero podéis usar otro más suave porque tienen otras variedades.

Vamos mezclando el aceite a la par que vamos moviendo en círculos siempre en la misma dirección. Es algo que me enseñó mi madre y ponía mucho énfasis en ello.
Lo podemos hacer con ayuda de la maza del mortero u de una cuchara pequeña, según tengáis costumbre.

Una vez tengamos la consistencia deseada, ni muy blanda ni muy espesa, añadimos un poco de sal y un poco de limón, a gusto. Reservamos.

También podéis hacer la mayonesa en batidora eléctrica, yo suelo hacerla a mano y asi os lo aconsejo.


Ponemos una olla al fuego con agua y un poco de sal.

Una vez esté el agua caliente agregamos las claras que tenemos reservadas y apartamos una vez estén cuajadas.

Añadimos un poco a la mayonesa que tenemos reservada. Con mucho cuidado porque se puede cortar la mayonesa. Desleimos el caldo en la mayonesa, se formará una salsa ligera.

Por último, añadimos a la olla la salsa ligera que obtuvimos de la mezcla de mayonesa y agua.

Rectificamos de sal y limón, siempre a gusto de cada cual.

Mezclamos con cuidado.

Ponemos algo de pan en los platos, cortado en rebanadas muy finas.

Añadimos el caldo obtenido y ya estará listo para degustar....buen provecho!!!

  
Aconsejo hacerlo siempre en el momento de comer porque el gazpachuelo no puede calentarse en exceso, en caso de hacerlo así se puede cortar. Si alguna vez lo tienes que calentar recomiendo hacerlo muy despacio, removiendo a fuego suave y apartar antes de que hierva.



Comentarios

  1. Hola Choni. Feliz Año ante todo. Espero que nos deje un respiro, por pequeño que sea.
    Me has dado una sorpresa con esta receta. Nunca la había visto y me parece una maravilla. Cómo con unos ingredientes sencillos, se consigue un plato tan espectacular. El cómo nos cuentas su historia, nos hablas sobre el documental, el proceso y esas fotos tan preciosas, lo hace mucho más preciado.
    Como no sé cómo sabe, me quedo con las dos versiones. Me ha encantado.
    Besos y cuidaos.

    ResponderEliminar
  2. Buenos dias......¡¡ Artista !! No me cansaré de decirtelo: eres una artista. No sólo haces que la receta sea espectacular en tu cocina, sino que la compartes con ése arte que te caracteriza, con generosidad, bien redactado y documentado el paso a paso. Tu gazpachuelo rico, rico, rico.....y las fotos ¡¡ Ayyyyyyy las fotos !! qué envidia me das (sana que conste y lo sabes, pero envidia) algún día podré tener una cámara de fotos y seguir tus sabios consejos que tantas veces me has dado. Son preciosas, espectaculares.......me encantan.
    Muchas gracias por tener el detalle de nombrar el film GAZPACHUELO y a su genial director-productor, el malagueño Jorge Rivera.....que tan magnifico trabajo ha realizado y en el que tuve la suerte y el honor de poner "mi" granito de arena.
    Aunque si me lo permites, como buena marenga, me hago eco de la tradición de mis mayores, sigo pensando que el gazpachuelo nació de un "caldo" de pescado....la base tuvo que ser, según ellas me explicaban, el enriquecer el caldo de un pescado cocido. Pero como siempre digo cada casa, cada cocinero, cada lugar tiene su tradición, su historia y sus costumbres por lo que la verdad absoluta, la auténtica receta, la verdadera no existe...hay tantas como ama de casa o cocinero.
    Enhorabuena y nuevamente dejo constancia de mi admiración por tu trabajo y del cariño que te tengo....Te admiro, lo sabes.

    ResponderEliminar
  3. Hola Choni,una receta maravillosa ,preciosas fotos y maravillosa la explicación del paso a paso,me la llevo para casa pues nunca lo he probado y me parece super apetecible.
    Muchos besitos y feliz semana¡¡¡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Entradas populares de este blog

Galletas navideñas de mantequilla con sabor a mazapan

Cazuela malagueña de fideos con almejas y gambas

Tarta de calabaza con chocolate y nueces para Hallowen

Roscos tradicionales de almendras de mi pueblo

Bizcocho de mandarinas