11 marzo 2014

Mandarinas confitadas o escarchadas


Después de un breve paréntesis, por causas ajenas a mi voluntad, hoy vuelvo a ponerme delante de mi humilde y prehistórico PC para compartir con todos vosotros la recetilla de estas ricas mandarinas confitadas.
Llevaba un tiempo tras esta receta porque me encanta este tipo de dulce, combina bien con otros tipos de pasteles y son ideales a la hora de decorar tartas, esto pudisteis observarlo en el post anterior de la tarta de chocolate y mandarinas.
Hice poca cantidad porque quería probar, pero me temo que en breve tendré que elaborar más porque me las estoy comiendo yo de una en una... y es que están tan ricas!!!
Busqué por la red y vi varias recetas o formas de elaborarlas pero al final me decidí por esta mezcla que yo misma adapté basándome en la receta que me pasó mi buena amiga Pilar y otras sugerencias que pillé en un libro de repostería.
Mi amiga Pilar es una excelente cocinera repostera, para mi es como "doña google" de la repostería tradicional. Cuando busco o necesito saber algo sobre algún dulce en concreto siempre acudo a Pilar, ella siempre tiene la respuesta a todo y miles de trukillos y sugerencias al respecto de eso que busco. 
Ella me pasó la receta para naranjas, pero yo usé mandarinas porque me gustan más, también hice algún pequeño cambio en la elaboración, sobre todo en los tiempos de cocinado por ser las mandarinas más pequeñas y tiernas. Aquí os dejo el enlace a su magnífico blog, entrad y dad un paseito por su cocina, allí encontraréis todas  Las delicias de Pilar.
Pasando a otro tema, quiero comentaros que me temo que por un tiempo tendré que dejar el blog un poco en reposo, mis circunstancias personales actuales son un poco "complicaillas" y otros asuntos de cierta importancia requieren de toda mi atención. De todos modos no lo abandonaré del todo, aunque tengo que confesar que estuve tentada a ello, pero no puedo garantizar con que asiduidad lograré publicar mis recetas.
No es nada grave, no quiero preocuparos, pero son varios asuntos los que en estos momentos me impiden dedicar al blog todo el tiempo que éste requiere para su buen funcionamiento, pero como ya dije, no lo abandono... sólo hago pequeñas pausas!!!


Ingredientes:
  • 600 gramos de mandarinas
  • Azúcar
  • Agua
  • Sal


Elaboración:

La elaboración es muy fácil, pero es un poco laboriosa por tener que repetir el proceso durante tres días consecutivos. Aun así, os aseguro que el resultado hizo que mereciera la pena.

1º día:

Lo primero será lavar muy bien las mandarinas para quitar todo resto de suciedad.

Cortamos las mandarinas en rodajas y las ponemos en una olla cubiertas con agua y una cucharadita de sal.

Las llevamos a ebullición, a fuego medio durante unos 10 minutos, de este modo pierden parte del amargor característico de la piel.

Pasado este tiempo la sacamos, tiramos el agua, enjuagamos y escurrimos.

Ahora, pesaremos las mandarinas, bien escurridas, volvemos a  poner en la olla y agregamos el mismo peso de las mandarinas de azúcar y de agua. (O sea, que si son 600 gramos de mandarinas pues serán 600 de agua y 600 de azúcar, si son 500 pues 500 para todo).

Llevamos al fuego y dejamos cocer a fuego MUY LENTO durante unos 10/12 minutos.

Pasado este tiempo las sacamos de la olla, para que pierdan calor, y las pasamos a un bol para que reposen.
El liquido obtenido, un almíbar, se lo agregamos y dejamos reposar las mandarinas durante unas tres horas aproximadamente.

Transcurridas las tres horas las sacamos y dejamos escurrir sobre una rejilla metálica, con una bandeja en la base para que no goteé y tapado con un papel de aluminio ahuecado para evitar los insectos y el polvo.

No tirar el almíbar resultante, guardar en la olla para mañana.


2º día:

Volvemos a poner al fuego la olla con el almíbar que tenemos reservado. Le agregamos 100 gramos más de azúcar y llevamos a ebullición.

Una vez se haya disuelto el azúcar volvemos a meter las mandarinas y volvemos a cocer durante otros 10/12 minutos a fuego MUY LENTO.

Repetimos los mismos pasos que dimos el día anterior.

3º día:

Volvemos a repetir una vez más los mismos pasos que dimos ayer.

Esta vez sacamos y dejamos escurrir durante dos o tres días, para que sequen bien.

No tiréis el líquido resultante, o sea, el almíbar, lo podéis guardar y utilizar para "emborrachar" tartas y bizcochos, sólo tendréis que agregar un poco más de agua y un poco de licor para obtener un delicioso almíbar de naranja.

Con este proceso obtendremos unas deliciosas naranjas confitadas, pero si queremos que tengan un toque más escarchado os paso el trukillo que leí en un libro de repostería.

Una vez estén bien escurridas las mandarinas las pasaremos por azúcar glas y las dejamos secar. Con este paso conseguimos esa especie de glaseado tan característico de las naranjas escarchadas.


Para guardarlas, ya sabeis, en un bote hermético y bien cerrado. Si no pensáis  utilizarlas con brevedad, se pueden dejar dentro de su propio almíbar en un envase cerrado y también he leído que se pueden congelar.
Yo las tengo guardadas en el bote hermético que veis en la foto... las que quedan, porque el resto ya me las he comido!!!


5 comentarios :

  1. Gracias, muchas gracias por tus palabras hacia mi persona, espero que tus problemas se solucionen rápidamente y que no sea nada grave. Me gusta tu adaptación, y lo que mas me gusta es saber que mis recetas no caen en saco roto. ten cuidado que son adictivas, jejjeeje y el almibar, ummmmmm podrias hacer tu propio licor de mandarinas, jejejeje. Un fuerte abrazo gorrrrrrrrrrrrdo y muchos besossssssssssssssssssss. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  2. Vaya, no sé qué te sucede, pero se te va a echar mucho de menos. Eso sí, no dejes el blog. No nos dejes huerfanitos. Muchos ánimos y espero que lo que te aleja de poder estar más por aquí se solucione pronto.
    Estas mandarinas confitadas se ven realmente deliciosas.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Muy ricas estas mandarinas, tengo ganas de hacer estas naranjas, a ver si encuentro tiempo... Espero que pronto se soluciones esos "problemillas" y te tengamos por aquí al 100%. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  4. Tienen que estar deliciosas, si duran bastante no esta mal porque es un proceso largo pero se pueden hacer bastantes de golpe.bsts

    ResponderEliminar
  5. Todos tenemos una vida aparte del blog, así que tranquila. Cada vez que puedas, publicarás y nosotros encantados. Estas mandarinas tienen una pinta estupenda

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...