03 enero 2016

Roscón de Reyes... por fin en el blog!!



Ya vienen los Reyes Magos, ya vienen los Reyes Magos, caminito de Belén...
Pues si amigas, terminamos estas fiestas como siempre, con el tradicional día de Reyes y con su, igualmente famoso, roscón.
Hasta ahora nunca publiqué esta receta, eso tiene una razón y voy a tratar de explicarla brevemente.
Este famoso dulce, al igual que el no menos famoso tronco navideño, era mi padre el encargado de traerlo a casa porque trabajaba en un obrador de confitería.
Después de su fallecimiento se me hacía muy duro ir a comprarlo, bueno, eso y que los comercializados no saben, ni por asomo, a como sabían aquellos que traía mi padre.
Pasaron los años, hice el blog y cada año llovían recetas de roscones por la red, pero yo seguía sin atreverme a hacerlos. Hace un par de años por fin me decidí, lo hice, pero la receta no era la correcta y, aunque de sabor estaba bien, sabía que aquello podía ser mejorado, así que no la publiqué.
El año pasado me animé de nuevo, esta vez con una receta muy popular, una que ya habían probado muchos con éxito... esta vez quise ir a lo seguro!!!
Es la receta del famoso roscón de Reyes de nuestra amiga Susana del blog  Wevos fritos. La receta está, prácticamente, copiada de la original y está hecha a modo tradicional, pero si prefieres hacerlo en Thermomix entra en el enlace que te dejé, Susana tiene la receta y te lo explica todo muy bien.
El resultado ya lo veis, fue más que satisfactorio, eso si, seguí (creo que por primera vez en mi vida) el paso a paso de la receta tal cual, sin modificaciones propias... esta vez decidí confiar... y acerté!!!
Hice dos roscos, algo más pequeños, como ella aconseja y ambos salieron perfectos.
El corte no puedo ponerlo porque nos lo comimos la mañana de Reyes en casa con mi familia y se me olvidó hacer fotos, pero estaba suave y delicioso de verdad.
Es un poco laborioso todo el proceso, esa es la verdad, pero no difícil, sólo es cuestión de tener un poquito de "santa paciencia".
Los hice el día anterior, la vísperas del día de Reyes, porque los mios trabajaban todos y me quedé sola en casa. Al final, ya pasadas estas fiestas, no quise publicar la receta y dejé las fotos guardadas hasta hoy.
Este año quiero repetir pero, de nuevo, esperaré hasta el día anterior para que estén recién hechos.
Os dejo todo el proceso en un largo paso a paso en fotos, para que veáis que es cierto que lo hice yo... que luego hay muchos mal pensados por las redes!!!


Ingredientes:

Para el azúcar glas aromatizado:
  • 120 gramos de azúcar (podéis poner glas)
  • Piel de medio limón (sólo parte amarilla, nada de blanco porque amargaría)
  • Piel de media naranja (sólo parte naranja, nada de blanco porque amargaría)

Para masa de arranque:
  • 70 gramos de leche entera (sin lactosa para intolerantes)
  • 10 gramos de levadura fresca de panadería
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 gramos de harina de fuerza

Para la masa principal:
  • 60 gramos de leche entera (sin lactosa para intolerantes)
  • 70 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (sin lactosa para intolerantes)
  • 2 huevos medianos
  • 20 gramos de levadura fresca de panadería
  • 25 gramos de agua de azahar
  • 450 gramos de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal
  • 120 gramos de azúcar glas que ya hemos aromatizado

Para la decoración:
  • Huevo batido
  • Azúcar humedecido con unas gotas de agua
  • Fruta confitada variada (a gusto)


Elaboramos la masa de arranque:

Templamos la leche, desmenuzamos y disolvemos al levadura en ella. (foto 1)

Mezclamos con el resto de ingredientes y formamos una bola. (fotos 2 y 3)

Ponemos la bola en un bol con agua templada. Dejamos hasta que la bola flote, aproximadamente unos 10 minutos. (fotos 4 y 5)


Elaboramos la masa principal:

Mezclamos la levadura desmenuzada con la leche tibia. (esta foto se me olvidó)

Tamizamos la harina en un bol con ayuda de un colador.(foto 6)

Pulverizamos la ralladura de naranja y limón con el azúcar para aromatizar. (foto 7)

Añadimos a la harina la leche tibia con la levadura, los huevos, la mantequilla, el azúcar ya aromatizado, el agua de azahar y una pizca de sal. (foto 8)

Mezclamos todo con ayuda de una paleta de elaborar pan. (foto 9)

Amasamos enérgicamente, mejor con robot amasador, si no tenéis, a mano. (foto 10)


Ponemos la mezcla sobre la mesa de trabajo untada ligeramente con un poco de aceite, yo sobre la encimera de la cocina. (foto 11)

Amasamos con las manos ligeramente aceitadas. Cuando veamos la masa elástica formamos una bola. (fotos 12 y 13)

Ponemos en un bol y tapamos con papel transparente. (fotos 14 y 15)

Dejamos levar en lugar abrigado y tapada con un paño, hasta que doble su volumen.

Aproximadamente unas 5 horas después la masa habrá duplicado su volumen ( foto 16)


Formamos el roscón:

Una vez la masa haya duplicado su volumen la dividimos en dos y hacemos dos bolas. Dejamos reposar unos 5 minutos. (fotos  17 y 18)

Pasados estos cinco minutos le damos forma de roscón. Introducimos los dedos en el centro de la bola y vamos estirando.  Si la bola encoje es que no está bien relajada, dejamos reposar otros 5 minutos. (foto 19)

Para ayudarnos en este proceso yo utilicé una pequeña flanera metálica que puse en su interior.

Ponemos papel de hornear sobre una bandeja metálica y ponemos el roscón con la flanera en su interior sobre ella, dejamos levar de nuevo, tapada con un paño. Esta vez una dos horas. (fotos 20 y 21)

Una vez haya duplicado su volumen pintamos muy suavemente con huevo batido.(fotos 22 y 23)

Adornamos con azúcar humedecida en unas gotas de agua y la fruta confitada escogida, siempre a gusto de cada cual. (foto 24)

Llevamos al horno, previamente calentado a 180º. Primero puse calor abajo y una vez subió cambié a calor arriba/abajo y 160º. Pero todo dependerá de las prestaciones de vuestro horno, el mio es bastante potente. (foto 25)

Si veis que se tuesta demasiado poned papel de aluminio por encima.

Una vez esté cocido, sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica. Aquí podéis ver que hice dos. (foto 26)

Ahora si que este trukillo es personal, yo calenté un poco de miel con unas cucharadas de agua y pinté ligeramente el roscón para darle algo de brillo (una vez esté frío).


Una vez estén fríos, abrís por la mitad y rellenáis a gusto. Yo los rellene con nata montada, pero también podéis rellenar con cabello de ángel, con trufa o dejarlos sin relleno... a gusto de cada cual!!!


Esta vez si mereció la pena el trabajo, estaban perfecto de textura y de sabor... prueba superada!!!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...