28 febrero 2016

Espaguetis al ajillo


Nueva receta para un nuevo reto #elasaltablogs.
Un reto muy ameno y divertido porque, como bien sabéis, cada mes entramos en la cocina de un compinche dispuestos a dejar su despensa vacía. Eso sí, siempre lo hacemos con elegancia, con mucho cariño y respeto.
Mi botín de este mes ya lo veis, un clásico en cuanto a pasta, pero que (aunque no lo creáis) todavía yo no había probado. La elegí pensando en el poco tiempo libre de que dispongo ahora mismo y porque es una receta sencilla, de las mías, de #andarporcasa... pero eso si, es deliciosa y muy resultona!!!
Este mes el blogs escogido para desvalijar (por sorteo siempre) es El caldero de NimuëUn magnifico blog lleno de ricas recetas, de reflexiones, de crónicas viajeras y de otras cosillas más.
Esta vez he procurado ser fiel a la receta original por ser esta una receta muy fácil, puedes verla si clickas aqui y veras que no te miento.
Si aún no  conoces este magnifico blogs, te recomiendo que no pierdas más tiempo... es fantástico de verdad!!!


Ingredientes:
Para 4 personas aproximadamente.
  • 300 gramos de espaguetis (sin gluten para intolerantes)
  • Unos dientes de ajos (5 o 6)
  • 1 guindilla
  • 1 ramillete de perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Nota adicional:
La receta está reeditada porque se eliminó sin querer, pero se conserva tal cual de publicó en su día.
Por desgracia vuestros comentario se perdieron... lo siento amigos!!


Elaboración de la pasta:

Lo primero será cocer la pasta como tengamos costumbre. Yo los pongo en agua hirviendo, simplemente con un poco de sal.
Aparto una vez estén al dente, o sea, en su punto justo de cocción. Escurro, enjuago un poco y vuelvo a escurrir.

Mientras cocemos la pasta nos ponemos con la salsa:

En una sarten o wok ponemos un fondo generoso de buen aceite.

Pelamos y laminamos los ajos y los incorporamos a la sarten hasta dorar un poco.

Agregamos la guindilla y le damos un par de "vueltitas" para que suelte sabor.


Incorporamos la pasta escurrida y parte del ramillete de perejil bien picadito.

Removemos todo para mezclar sabores.

Apartamos recien hechos y espolvoreamos con el resto de perejil picado.


Una forma  rica, fácil, económica y muy saludable de alimentarnos... no creéis???


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...