02 noviembre 2017

Tallarines de calabacin con albóndigas en tomate


Hoy es protagonista el acompañamiento que dimos a estas albóndigas, unos sencillos y deliciosos tallarines de  calabacín.
Hace mucho que descubrí esta recetilla y no sé por qué motivo aún no la había publicado.
Normalmente suelo acompañar las albóndigas con unas patatas fritas, porque así es como más gusta todos, pero como ahora quedamos pocos en casa y tenía calabacines en el frigorífico, me decanté por esta otra opción.
Es muy fácil de elaborar y es una forma muy sana de alimentarnos correctamente.
Esta vez escogí esta receta para acompañar unas albóndigas en salsa de tomate, pero, por supuesto, también podéis utilizar este "acompañamiento" con otras variantes de las albóndigas, bien de carne o pescado. Por ejemplo con unas ricas albóndigas en salsa de zanahoria, con unas ricas albóndigas en salsa de almendra, o también con unas deliciosas albóndigas de bacalao con salsa de tomate. Todas estas recetas ya están publicadas en el blog y podéis verlas clicando en los enlaces.
También podéis utilizar esta receta para acompañar una carne o un rico pescado, eso sí, yo os aconsejaría que llevasen algo de salsita para aportar sabor.
El calabacín está compuesto de un 95% de agua y es rico en fibra. No tiene ningún contenido calórico y por eso es beneficioso para el organismo y muy útil en las dietas de adelgazamiento.
En cambio contiene una buena cantidad de minerales, tales como el fósforo, el potasio, el magnesio y el calcio.
Es rico en vitamina C, vitamina B3 y provitamina A, así como otros oligoelementos.
Para beneficiarnos de todas sus propiedades debe ser consumido rehogado, cocido al vapor o incluso crudo.
Como veis todo son beneficios a la hora de su uso... así que, animaos a probarlo en esta variante!!!



Ingredientes para los tallarines de calabacín:
Para unas 4 personas.
  •    2 o 3 calabacines que sean larguitos 
  •     Agua
  •     Sal




Elaboración de los tallarines:

La elaboración es muy fácil y rápida.

Pelamos los calabacines y con ayuda de un pelador de tiras finas lo cortamos en forma de tallarín.
Si no tenéis este "cachivache" (no sé cómo se llama pero podéis verlo en la foto 1º) lo hacéis manualmente, es decir, cortando finas laminas de calabacín y luego haciendo tiras finas.

Podéis escaldarlo en un una olla con un poco de agua hirviendo (foto 2) o bien lo ponéis al vapor (foto 3).
El tiempo será apenas de 1 minuto o menos, estad atentos porque se hacen muy rápido.

Apartáis y dejáis escurrir para que suelte el líquido sobrante.



Cogéis un molde con forma de corona y ponéis los tallarines en él, vertéis sobre un plato. (foto 4º y 5º)

Este paso es opcional, a modo de decoración, pero es una bonita forma de presentarlo a la mesa. (foto 6º)

Ahora ya podéis rellenar con la receta escogida... esta vez unas ricas albóndigas en salsa de tomate.


Ingredientes para las albóndigas:
  • 500 gramos de carne magra de cerdo (puede ser mezcla de cerdo y ternera, pollo o pavo)
  • 1 huevo 
  • 2 o 3 dientes de ajos
  • Unas hojas de albahaca o perejil fresco
  • 1 chorrito de leche (sin lactosa para intolerantes)
  • Un poco de sal (a gusto)
  • Un poco de pimienta negra
  • Pan rallado (sin gluten para intolerantes)
  • Aceite de oliva virgen suave para freír las albóndigas


Ingredientes para la salsa de tomate:
  • 1 kilo de tomate maduros (podéis optar por tomates de lata troceados)
  • 1 cebolla 
  • Aceite de oliva virgen extra
  •  Sal (a gusto)
  • Una cucharadita de azúcar (para restar acidez al tomate)




Elaboración de las albóndigas:

Ponemos en el vaso de la batidora la leche, el huevo, los dientes de ajos pelados, el perejil o la albahaca, la sal y la pimienta. Batimos todo junto y reservamos.

En un bol ponemos la carne picada y le añadimos los ingredientes que tenemos en el vaso.

Añadimos el pan rallado, ni  poco ni mucho, el que admita. Llevo mucho tiempo cocinando y la verdad es que nunca me dio por medir la cantidad de pan, de todos modos la masa te lo dirá. Tiene que tener un poco de consistencia para poder hacer las bolas, pero tampoco demasiada porque saldrían muy duras.

Amasamos y hacemos pequeñas bolas con la masa resultante.

Freímos en abundante aceite caliente y reservamos. 

Elaboración de la salsa:

Ponemos agua hirviendo en una olla y echamos los tomates unos minutos. 

Escaldamos un poco para poder quitarles la piel, sacamos y troceamos. Reservamos.

Pelamos la cebolla y la troceamos pequeñita.

En una cazuela o sartén grande ponemos un fondo de aceite de oliva.

Echamos la cebolla y sofreímos un poco, hasta que la veamos transparente.

Incorporamos los tomates troceados, la sal y el azúcar, para restar acidez al tomate y dejamos sofreír a fuego suave. 

Removemos, de vez en cuando, para evitar que se nos pegue al fondo de la cazuela y con ayuda de un tenedor vamos aplastando ligeramente el tomate.

Pasada una media hora, aproximadamente, estará lista la salsa, pero si veis que aún no está lista, dejad unos minutos más.

Una vez esté lista nuestra salsa le incorporaremos las albóndigas que tenemos reservadas.

Dejamos unos minutos a fuego suave, para que se mezclen los sabores y luego apartamos.

Sacamos una porción y añadimos a nuestro acompañante de calabacín, espolvoreamos con un poco de albahaca o perejil finamente picado.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...