21 febrero 2018

Pudding o budin de melocotón en almíbar


Es difícil definir con exactitud que es un pudding y más aun escribirlo correctamente.
Según R.A.E (Real Academia de la Lengua Española) su nombre correcto sería pudin, pudín o budín.
Para nuestros amigos de Gran Bretaña su nombre correcto sería pudding. También allí tendría una doble definición, una sería "dulce que se prepara con restos de bizcocho o pan y que se deshace en leche" y la otra sería una definición similar pero que puede ser salada.
El pudin dulce, en sus orígenes, nació como forma de aprovechar el pan que quedaba duro en casa, también podía hacerse con restos de otro tipo de dulces o bollería. Se mezclaban con leche y se le agregaban otros ingredientes como azúcar, huevos y fruta fresca o secas.
Se cuece y cuaja dentro de un molde de paredes altas al baño María y se puede servir caliente o frío... yo prefiero frío!!!
Así se convierte en un nuevo y rico dulce... en un delicioso postre... en una receta de aprovechamiento!!!
Como ya os he comentado otras veces, mi ciudad natal es La Linea, ciudad fronteriza con Gibraltar. Posiblemente esa cercanía sea la causante de que nuestras costumbres y gastronomía estén algo influenciadas por la gastronomía inglesa, sobretodo en lo concerniente a dulces y postres.
Cuando yo era pequeña el pudin era un dulce tradicional que se cocinaba en casi todas las casas por la simpleza de su elaboración y por sus escasos y económicos ingredientes. También se podía encontrar en todas las pastelerías, cafeterías o "lecherias" del pueblo y, al día de hoy, se sigue encontrando.
Quizás de esos recuerdos gratos de mi tierna y feliz infancia venga mi pasión por ellos... pasión que espero compartáis conmigo!!!


Ingredientes:
  • 1 lata de melocotón en almíbar
  • 4/5 huevos dependiendo del tamaño
  • 500 ml. de leche
  • Unos bizcochos de soletilla (también podéis poner unas magdalenas)
  • 1 pizca de sal
  • 100 / 150 gramos de azúcar (depende de si sois más o menos golosos)
  • Ralladura de limón
  • 3 o 4 cucharadas de azúcar (para el caramelo liquido)
  • Un chorrito de limón (para el caramelo liquido)
  • 2 o 3 cucharas de agua (para el caramelo liquido)


Elaboración:
Lo primero será elaborar el caramelo líquido.

Ponemos al fuego un cazo con dos o tres cucharadas de agua, un poco de zumo de limón y tres o cuatro cucharadas de azúcar.

Removemos sin parar hasta conseguir un caramelo dorado. Tened mucho cuidado porque entre un caramelo dorado y un caramelo quemado hay un escaso margen de tiempo.

Vertemos el caramelo sobre el fondo de un molde rectangular.

Ahora vamos con el puddign o budin:

Batimos los huevos con el azúcar y la pizca de sal.  Bastará con una simple varillas metálicas ya que  no debe batirse en exceso.

Agregamos los huevos, la leche y la ralladura de limón.

Ponemos una primera capa de bizcochitos y una segunda capa de melocotón troceado en laminas o medias lunas. 

Repetimos otra vez  la misma operación... así  hasta acabar.

Vertemos la mezcla de huevos y leche en el molde donde tenemos todo preparado, dejamos que absorban los bizcochitos la mezcla.

Llevamos al horno previamente calentado, al baño Maria. Esto quiere decir que debajo pondremos otro molde con agua.

Es conveniente tapar ligeramente con un papel de aluminio para evitar que el vapor se condense arriba de nuestro pudin y también para que no se nos queme o reseque en exceso.

La temperatura será de 180º con calor abajo, pasados unos minutos cambiamos a calor arriba y abajo y la duración de unos 20/30 minutos.

Pero como digo siempre, todo dependerá de las prestaciones de vuestro horno.


Desmoldamos una vez esté frió y decoramos a gusto... yo puse unas rodajas de melocotón y unas guindas en almíbar que tenia por casa.



4 comentarios :

  1. Hola Choni. He visto tu publicación en Google+ y ya me ha llamado la atención. Y es que este tipo de postres me encanta. He hecho en alguna ocasión aprovechando restos de pan, no se tira nada jj pero con frutas nunca he hecho.
    Ahora viendo el tuyo creo que no tardaré mucho en volver a repetir porque lo cierto es que es un postre que crea adicción.
    No sé si llego tarde pero si no es así te pediría me pusieras un buen trozo jj. De todos modos, gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Choni, soy de las que les gusta llamar a las cosas por su nombre, el DLE es mi libro de cabecera, lo llevo conmigo siempre en mi iPhone y en mi iPad, me obsesionan las palabras hasta tal punto que si no sé lo que significan, las consulto al instante, me gusta utilizarlas con corrección, aunque de vez en cuando pueda cometer algún fallo, siempre sería consciente o inconscientemente, dependiendo del momento.
    Por eso si existe una palabra en nuestro diccionario para denominar algo, siempre es mi primera opción.
    En el caso de tu pudín, es la que yo utilizaría, aunque a veces me decanto por el término en el idioma de origen por aquello de la visibilidad, “suena” más atractivo leer pudding que budín, jajajaja, en fin cuestión de gustos.
    Lo que si me gusta es tu Pudding o Pudín, se ve delicioso y jugoso, yo lo hacía mucho cuando mis niñas eran chicas, gracias por recordármelo porque siempre viene bien tirar de recetas sencillas para dar salida a esas magdalenas olvidadas en la cocina.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Choni a mí el término que más me gusta utilizar es pudin. Budín me suena raro y el término en inglés me parece superfluo ya que nosotros tenemos en nuestro idioma un término para referirnos a esta elaboración.

    Sea como fuere el nombre con el que queramos llamarla esta receta es una maravilla. En mi cocina comparto muchísimas recetas de aprovechamiento porque me gusta hacer gala de una cocina en la que nada se tira y todo es susceptible de ser aprovechado. Este pudin de melocotones en almíbar me ha resultado de lo más apetecible a la par que bonito.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Pues sea como sea para mi lo tuyo es un pudding, pudin, budin como quieras decirlo, pero eso sí, de lujo!! Menuda pintaza que tiene guapa.

    besazos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...