22 febrero 2019

Arroz con chivo lechal malagueño y verduras


Son muchas las recetas publicadas y que están elaboradas con arroz.
El motivo, creo que ya os lo he dicho alguna que otra vez, es que nos encanta en todas sus variantes.
Esta vez usé unas costillitas de chivo lechal, que no es que tengan mucha carne, eso es cierto, pero aportan un sabor delicioso a este arroz. Lo enriquecí con unos guisantes, zanahoria, alcachofas y un buen chorrito de vino blanco seco de la zona... el resultado, como podéis ver, fue exitoso!!
El ingrediente principal de esta receta es el chivo o cabrito lechal malagueño, un alimento tradicional producido en la provincia de Málaga a partir de cabras de raza Malagueña.
Es la primera carne caprina española y la primera carne fresca en Andalucía que cuenta con una marca de calidad.
Es un animal pequeño, de un mes de edad aproximadamente, con un peso vivo entre 8 y 10 kilos y que tiene que cumplir la condición de haber estado alimentado única y exclusivamente con la leche materna.
La carne de chivo lechal malagueño es cada vez más conocida y consumida en la provincia de Málaga y fuera de ella, pero en los pueblos de la comarca se comía desde hace muchos años.
Su carne presenta un color rosa pálido, es muy tierna y con alto alto grado de jugosidad.
Nutricionalmente es un alimento ligero, posee alrededor de un 2,5% de materia grasa de fácil digestibilidad. Contiene un porcentaje importante de proteína de alto valor biológico y es una buena fuente natural de hierro.
Existe un amplio repertorio de recetas tradicionales en cada pueblo. 
La paletilla asada, consumida en ocasiones muy especiales y el chivo a la pastoril, una receta muy tradicional entre los pastores de la zona son, quizás, las mas conocidas. Pero también hay infinidad de recetas elaboradas con salsas, al horno, en caldereta, en guisos o en arroz, como en este caso. 
De todas formas está delicioso, eso os lo aseguro... por algo es una de mis carnes favoritas.!!!



Ingredientes:
Para cuatro personas aproximadamente.
  • 700 gramos de costillitas de chivo (aproximadamente)
  • 300 gramos de arroz
  • 2 tomates
  • 2 pimientos no muy grandes
  • 1/2 cebolla
  • 3 o 4 dientes de ajos
  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñas
  • 1 o 2 alcachofas (a gusto)
  • Un puñadito de guisantes (también a gusto)
  • Un poco de vino blanco
  • Azafrán o colorante alimenticio
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de pimienta
  • Sal


Elaboración:


Pelamos las alcachofas, cortamos las puntas y la partimos en cuatro trozos. Le echamos unas gotas de limón para evitar que ennegrezcan. Reservamos.

Hervimos agua y la tenemos reservada caliente.

Pelamos y troceamos las zanahorias. Reservamos.

Pelamos la cebolla y los ajos y picamos. Picamos también el pimiento, quitamos la piel a los tomates  y troceamos. Todo muy pequeñito para que luego no haya muchos tropezones.

Ponemos un poco de sal y pimienta a la carne. Reservamos.

En una cazuela o sartén con un fondo no muy abundante de aceite (no me gusta cocinar con mucho aceite) ponemos la carne, doramos un poco y apartamos.

En el mismo aceite de dorar la carne (añadimos algo más si fuese necesario) ponemos los ajos, la cebolla, los pimiento y los tomates. Removemos y pochamos un poco a fuego suave.

Una vez  esté todo pochadito, añadiremos los guisantes y las zanahorias peladas y troceadas pequeñitas.

Removemos un poco, añadimos la carne, el vino blanco y un poco de sal.

Dejamos cocer a fuego suave durante unos minutos, hasta que veamos que la carne esté medio tierna, 

Añadimos el arroz  y las alcachofas que tenemos reservadas. Rehogamos un poco.

La cantidad de arroz es difícil de calcular, dicen que aproximadamente debe ser unos 70  gramos por persona, aunque eso siempre dependerá del comensal. Yo puse un poco más, por si alguien quiere repetir.

Cubrimos con el agua que teníamos reservada y caliente, para no romper la cadena de cocción.

Dicen que el agua recomendada es tres partes por cada una de arroz. O sea que ponéis el arroz en una taza y según las tazas que salgan  multiplicáis por tres las de agua. Yo este proceso lo hago un poco a ojo, pero  es que ya son muchos  años de experiencia y estoy un poco "viciada".

Rectificamos de sal y añadimos un poco de colorante o azafrán. Dejamos cocer a fuego suave.

Si hiciese falta más agua poned siempre la que tenemos caliente.

Apartamos cuando el arroz este cocido y dejamos reposar un rato.



Ya tenemos listo este delicioso plato de arroz con chivo lechal... está delicioso, os lo aseguro!!!



6 comentarios :

  1. Que pinta tan buena tiene :) se ve un arroz delicioso! quien pudiese meter el tenedor para disfrutarlo. un beso y feliz fin de semana.

    FitnomasFat.com

    ResponderEliminar
  2. Qué sabor tan rico con esa carne tan tierna. Un arroz estupendo para disfrutarlo en familia.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Choni este arroz no necesita de grandes convencimientos para comérselo, porque solo la buena pinta que ofrece lo dice todo, y si nos aseguras que esa carne es un bocado exquisito, para de contar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Una receta estupenda. A mi también me encanta el arroz en todas sus variantes y me gusta mucho ir cambiando así que me apunto la idea. bsts

    ResponderEliminar
  5. Una combinacion super deliciosa!!besos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡¡ Woooooowwwwww !!! qué maravilla, no se me hubiese ocurrido preparar un arroz con chivo lechal. Me ha encantado, es fantástico, tiene una pinta espectacular...rico, rico, rico.
    ¡¡ Y las fotos, qué voy a decirte de tus fotos !! Artistaaaaaa....

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...