Ir al contenido principal

Salsa pesto genovés


El pesto genovés es un condimento o salsa típica italiana proveniente de la región de Liguria. Allí  es donde incorporan uno de sus principales ingredientes, la albahaca, por la abundante existencia de esta rica planta aromática en la zona. Y posiblemente fuera desde el puerto de Génova por donde se expandió a toda Italia debido a la cantidad de barcos que entraban y salían de allí.
La palabra pesto viene del genovés pestare, que significa machacar en un mortero. Por lo tanto pesto era el término genérico que se usaba para denominar a cualquier cosa que se hacía machacando, que era la forma tradicional que se usaba en aquellos momentos. Actualmente este tipo de salsa se hace menos manualmente y más con aparatos eléctricos.
Hay varios tipos de pesto, no solo el que lleva la albahaca, pero es el pesto genovés el más popular en Italia y en el resto del mundo.
En Génova se toman muy en serio el pesto y han creado el Consorcio del Pesto, que es el ente responsable de velar por la conservación y la autenticidad de la receta. Por eso recomiendan utilizar el modo tradicional de preparación, o sea, a mano y con mortero.
Por supuesto yo voy a darte ambas opciones, la tradicional, en mortero, y la elaborada con un robot de cocina, mi querido y fiel Thermomix.
Sus ingredientes son pocos pero de excelente calidad todos:
Lleva hojas frescas y tiernas de albahaca que deben estar lavadas y secas para evitar la oxidación y un posterior deterioro de la salsa.
Lleva ajo en muy poca cantidad y a poder ser con el germen quitado, para evitar que se repita mucho.
Lleva queso seco de tipo Parmesano o Grana Padano y hay quien pone queso pecorino a partes iguales.
Lleva también piñones, un buen aceite de oliva virgen extra y un poco de sal a gusto. 
Al llevar aceite de oliva entre sus ingredientes puede durar hasta tres semanas en el frigorífico y mucho más si se congela, ya que es apta para ello.
Aunque su utilización es habitualmente para la pasta, también se puede utilizar para aderezar patatas cocidas, verduras, carnes y pescados.


Ingredientes:

Para intolerantes a la lactosa recomiendo un queso curado que esté exento de lactosa, por suerte ahora apodemos encontrar variedad en el mercado.
  • 75 gramos de hojas de albahaca fresca (podéis poner mas o menos según gusto)
  • 75 gramos de queso  rallado (podéis poner mas o menos según gusto también)
  • 30 gramos de piñones
  • 1 diente de ajo
  • 150/ 200 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • Sal (opcional y a gusto)


Para ver la receta en Thermomix clica AQUÍ.

Elaboración a modo tradicional, en mortero o batidora:

Lo primero será lavar bien las hojas de albahaca, sin tallos, y dejarlas secar.
Este paso es importante pues en caso de estar las hojas mojadas podrían sufrir un cambio de color nuestro precioso y verde pesto.

Rallamos el queso como tengamos costumbre, podéis usar un rallador manual o un robot de cocina. Reservamos

Podemos tostar ligeramente los piñones en una sarten sin aceite. Este paso es opcional y lo dejo a vuestra elección.

Pelamos el diente de ajo y cortamos por la mitad y quitamos el germen si es esa nuestra  opción.

Metemos el ajo pelado y troceado en el mortero con un poco de sal. Poca porque el queso es ya bastante salado. Machacamos bien.

Añadimos los piñones y seguimos machacando hasta obtener una pasta blanca.

Añadimos ahora las hojas de albahaca y seguimos machacando hasta que estén bien trituradas.

Por ultimo añadir, poco a poco, el aceite de oliva hasta que la salsa emulsione.

Añadimos  por ultimo el queso y amalgamamos todo.


Para elaborar esta salsa en batidora basta con seguir los mismos pasos pero utilizando la batidora en vez del mortero:

Lo primero será lavar bien las hojas de albahaca, sin tallos, y dejarlas secar.
Este paso es importante pues en caso de estar las hojas mojadas podrían sufrir un cambio de color nuestro precioso y verde pesto.

Rallamos el queso como tengamos costumbre, podéis usar un rallador manual o un robot de cocina. Reservamos

Podemos tostar ligeramente los piñones en una sarten sin aceite. Este paso es opcional y lo dejo a vuestra elección.

Pelamos el diente de ajo y cortamos por la mitad y quitamos el germen si es esa nuestra  opción.

Metemos el ajo pelado y troceado en el vaso de la batidora con un poco de sal. Poca porque el queso es ya bastante salado. 

Añadimos los piñones y las hojas de albahaca ya limpias y secas. Ponemos el aceite y batimos unos minutos hasta que quede todo bien triturado.

Añadimos  por último el queso y le damos una ligera pasada  con la batidora para que la salsa emulsione correctamente.

Ya tenemos lista una deliciosa salsa pesto de albahaca con piñones que nos vendrá ideal para aderezar pasta, carne so pescados.


Comentarios

  1. Gran receta me gusto mucho.





    -----------------------------------------------
    Trabajo en Tienda Miele

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

OTRAS RECETAS

Mermelada casera de mandarinas

Tarta mousse de fresas

Mermelada tradicional y casera de higos negros

Tarta mousse de limón en horno

Bizcocho de mandarinas

Cazuela malagueña de fideos con almejas y gambas

Helado de cremoso de coco con heladera o sin ella