Ir al contenido principal

Ajoblanco malagueño (Sopa fría de almendras)


Después de un tiempo, de un verano raro y diferente, debido a la pandemia y a problemillas que, por suerte, ya se solucionaron, hoy vuelvo a retomar de nuevo el blog. 
Y quiero hacerlo con esta deliciosa sopa fría tan popular y tradicional en mi tierra...el famoso ajoblanco malagueño!!!
Sé que es una sopa de verano, pero es que aquí, en el sur, aunque llegó el otoño, todavía podemos disfrutar de días soleados, de playas y de comidas tan refrescantes como ésta. 
A pesar de ser una receta muy conocida aún no pude publicarla y no quiero que pase el año sin que quede incluida en nuestro recetario.
El ajoblanco es una sopa fría que se compone principalmente de pan, almendras molidas, agua, sal, algo de vinagre y, como no, un buen aceite de oliva virgen extra. 
Se suele acompañar de uvas o trocitos de melón. Aunque, hoy en día, el ajoblanco se sirve acompañado de otras combinaciones, dentro de lo que denominamos "cocina creativa".
Yo he optado por unas uvas por ser la versión más tradicional y porque, ahora mismo, en Septiembre, podemos disfrutar de unas maravillosas uvas de la variedad moscatel de nuestro querido y vecino pueblo de Manilva (Málaga).
Considerado un plato humilde, hoy se ha convertido en un delicioso manjar. Podría decirse que es una variante del gazpacho andaluz por tener como denominador común el pan el ajo, el agua, el vinagre y el aceite. Sería luego, con la aportación del tomate llegado de América, cuando se transformaría en algo nuevo y daría nombre a lo que hoy conocemos como gazpacho andaluz.
Se cree que este plato tuvo su origen en la gastronomía romana, incluso hay quien afirma que en la griega y son muchos pueblos quienes se disputan su invención. Creo que hay algunos pueblos extremeños donde también suelen elaborar esta deliciosa receta, pero sin lugar a dudas la más popular y conocida es sin duda alguna la malagueña. Tanto es asi que en Almáchar (Málaga) se celebra todos los años la fiesta del ajoblanco, designada oficialmente como Fiesta de Interés Turístico en Andalucía. Se celebra el primer fin de semana de Septiembre y todos los visitantes pueden degustar este plato tan típico y maravilloso.
Fuese como fuese el origen de esta rica sopa o quien fuera su inventor, lo cierto es que ha perdurado en el tiempo y hoy podemos disfrutarla todos.


Ingredientes:

Para tres o cuatro personas. Si sois mas duplicais cantidades.
  • 100 gramos de almendras crudas y peladas
  • 1 diente de ajo
  • 100 gramos de miga pan sin corteza (mejor del dia anterior)
  • 40/50 gramos de aceite de oliva virgen extra (actualmente uso Alzay)
  • Un chorrito de vinagre (a gusto)
  • Un poco de sal (a gusto)
  • Agua (600 gramos aproximadamente)
  • Uvas moscatel para acompañar


El aceite de oliva virgen extra Alzay Oleum se elabora de forma artesanal en la localidad de Alcalá la Real (Jaen) y este año obtuvo el trofeo más relevante, medalla de oro en Athena International Oil Competición
Entre más de 400 competidores de 18 países y un jurados de gran prestigio recibió su AOVE Picual Oleum el galardón máximo, la Medalla de oro ATHIOOC. Este mismo aceite recibió medalla de plata el año anterior.. como veis este año consiguió superarse.
Desde hace un tiempo tengo la suerte de poder disfrutar de él y os lo aconsejo. Además de la variedad Picual, tienen la variedad Lucio que es algo más suave, lo uso para repostería y otro de mezcla que es perfecto para guisos.
Para elaborar el ajoblanco usé variedad Picual, porque quería obtener un sabor intenso.


Elaboración tradicional en mortero:

Escaldamos las almendras en agua hirviendo durante unos minutos. Dejamos enfriar un poco y quitamos la piel.

Cortamos el pan en rebanadas, quitamos la corteza y ponemos en remojo.

Pesar el pan una vez quitada la corteza.

En un mortero ponemos las almendras peladas junto con el diente de ajo y un poco de sal para que amalgame mejor. Majamos con fuerza.

Añadimos las rebanadas de pan remojado y volvemos a majar con fuerza.

Vamos añadiendo, poco a poco el aceite, sin parar de triturar la mezcla. Esto llevará algo de tiempo y esfuerzo.

Una vez este obtenido una mezcla homogénea añadiremos poco a poco el agua y el vinagre a gusto. Rectificamos de sal si fuese necesario.

Tiene que quedar una sopa con cuerpo, ni muy líquida ni demasiada espesa.

Se lleva al frigorífico hasta el momento de servir y se hace acompañada de uvas, melón o lo que prefieras.


Elaboración en batidora:

Escaldamos las almendras en agua hirviendo durante unos minutos. Dejamos enfriar un poco y quitamos la piel.

Cortamos el pan en rebanadas, quitamos la corteza y ponemos en remojo.

Pesar el pan una vez quitada la corteza.

Ponemos en el vaso de la batidora las almendras, el ajo, la sal y un poco de agua, algo más de medio vaso. Batimos bien

Añadimos el pan remojado, el vinagre y el aceite. Seguir batiendo e ir echando el resto de agua, hasta obtener una mezcla bien homogénea. Rectificar de sal si fuese necesario.

Tiene que quedar una sopa con cuerpo, ni muy líquida ni demasiada espesa.

Se lleva al frigorífico hasta el momento de servir y se hace acompañada de uvas, melón o lo que prefieras.


Elaboración en Thermomix TM5:

Escaldamos las almendras en agua hirviendo durante unos minutos. Dejamos enfriar un poco y quitamos la piel.

Cortamos el pan en rebanadas, quitamos la corteza y ponemos en remojo.

Pesar el pan una vez quitada la corteza.

Ponemos en el vaso las almendras, el ajo, la sal, la miga de pan remojado, el aceite, el vinagre y el agua. Trituramos 2 minutos /velocidad progresiva 5 / 10.

Aconsejo no poner toda el agua, reservar un poco por si te gusta algo más espesa. Si no es asi, añadir luego el resto de agua. 

Probar y rectificar de sal si fuese necesario. 

Tiene que quedar una sopa con cuerpo, ni muy líquida ni demasiada espesa.

Se lleva al frigorífico hasta el momento de servir y se hace acompañada de uvas, melón o lo que prefieras.


Comentarios

  1. Buenas noches, querida Choni. Me alegro de que estés de vuelta y más con este ajoblanco tan rico.
    Tu buen hacer y la calidad de los ingredientes, en especial el aceite, lo hacen insuperable.
    Gracias por explicarnos tan bien todo.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/30/2020

    Hola, soy Kris de quedateacomer... No me deja poner mi cuenta... Felicidades por tu vuelta!!! Me encanta la receta y la voy a hacer, pero con la almendra ya molida que es lo que tengo en casa. Esta requetebién explicada la receta, se el curro que lleva y por eso te felicito. Un fuerte abrazo Guapísima!!!

    ResponderEliminar
  3. Como bien dice Marisa, tu arte, tu buen hacer hacen del ajoblanco malagueño un plato de categoría. Tus fotos, me encantan, yo las quiero para mi blog. ¡¡ Si se ve que la hicistes pensando en mi cocina, verde que te quiero verde !!
    Por cierto, a mi como me gusta es con uvas moscatel...pero, pendiente tengo una de publicar (que no pude por el concurso de KGB que criticaron que hubiese puesto la foto en las rrss porque concursaba y yo era jurado), con anchoas, carne membrillo que ´no es tradicional, pero que está rica, rica también.
    Me alegra que retomes el blog, te echo siempre de menos.....Lo sabes!!!!

    ResponderEliminar
  4. Fantástica la receta, muy sencilla y sabrosa, muchas gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

OTRAS RECETAS

Tarta mousse de fresas

Mermelada casera de mandarinas

Tarta mousse de limón en horno

Bizcocho de mandarinas

Salsa pesto genovés

Mermelada tradicional y casera de higos negros

Tarta mousse de chocolate (Sin gluten ni lactosa)