Ir al contenido principal

Arroz con bacalao, guisantes y alcachofas


Volvemos con una nueva recetilla de arroz, esta vez se trata de un delicioso arroz con bacalao que gusta mucho en casa y que espero sea de vuestro agrado también.
En casa somos mucho más de pescado que de carnes, algo normal teniendo en cuenta que somos de costa, pero a la hora de preparar arroz no tengo ningún problema, porque el arroz les gusta en todas sus variantes y formas.
Esta vez elegí bacalao salado para elaborar este plato y fue un acierto pleno, aunque eso ya lo sabía porque jugaba con ventaja, el bacalao nos gusta a todos.
El bacalao es un pescado, en salazón, que me trae muchos y buenos recuerdos de la infancia. 
Era habitual encontrarlo en nuestra dieta diaria y mucho más por estas fechas, Cuaresma y Semana Santa, donde las costumbres y tradiciones se llevaban a rajatabla. Claro que, por aquel entonces, era un pescado económico y era más asequible a los bolsillos de nuestras madres que a los nuestros ahora mismo.
Esta receta siempre estuvo presente en mi casa, por eso, una vez casada heredé la receta de mi madre.
Era uno de los platos preferido de mi padre y a mí siempre me gustó mucho también. Hoy, es mi marido quien más lo pide y se ha convertido en uno de nuestros arroces preferidos.
Es un pescado de los llamados blancos y es fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Tiene un aporte escaso de grasas, pero múltiples nutrientes, todos beneficiosos para nuestro organismo y nuestra salud.
Al ser un salazón podemos disfrutarlo durante todo el año en múltiples recetas, todas ellas riquísimas y sanísimas pero, eso sí, deberán tomarlo con precaución aquellas personas que sean hipertensas.
Para elaborar un buen arroz es indispensable un buen aceite de oliva virgen extra, yo sigo apostando por uno en concreto, sigo apostando por Oleum Alzay y os lo recomiendo en todas sus variedades.
Esta receta ya estuvo publicada hace años, pero perdí parte de las fotos de muchas recetas, todavía no sé por qué. Como es una receta interesante y se acercan días de ayuno y vigilia, por tradición más que otra cosa, creí oportuno actualizarla.
Solo cambié las fotos y parte del texto que os escribo, la receta está editada tal cual lo estuvo en su día.


Ingredientes:
Para seis personas, pero podéis añadir algo más si son muy comilones.
  • 2 o 3 tomates grandes y bien maduros
  • 2 o 3 pimientos verdes
  • 1 cebolla pequeña
  • 4 o 5 dientes de ajos
  • Unos guisantes frescos o congelados (la cantidad a gusto)
  • 2 alcachofas
  • 400-500 gramos de bacalao troceado
  • 500 gramos de arroz (aproximadamente)
  • Un poco de caldo de pescado o una pastilla de caldo concentrado (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Colorante alimentario o azafrán si te gusta y está a tu alcance.


Elaboración:

Lo primero será desalar el bacalao, para ello lo pondremos troceado en un bol con agua fría durante 24 horas y cambiaremos el agua, por tres veces, en  todo el proceso.

El caldo de pescado lo hago poniendo a hervir agua con los restos de bacalao que más espinas tienen. 
Si tenéis un poco de caldo de haber cocido las cascaras de unas gambas, lo añadís, porque el resultado será mucho mejor. Yo siempre tengo en el  congelador, aunque sea poca cantidad, porque aporta mucho sabor.

Pelamos y picamos finamente los ajos, la cebolla, los tomate y  los pimientos.

Ponemos en una cacerola o paellera un fondo de aceite. 

Primero sofreímos los ajos, un poco para dar sabor al aceite, y luego añadimos el resto de ingredientes por orden de dureza. Yo prefiero hacer este paso en cacerola pequeña y luego lo paso a la paellera. 

Pochamos un poco e incorporamos los guisantes, que esta vez eran congelados, y un poco de sal.

Dejamos cocer unos minutos a fuego lento y tapado durante unos minutos.

A continuación añadimos las alcachofas, peladas y troceadas (bañadas con un poco de zumo de limón para que no se ennegrezcan) y rehogamos un poco.

Calentamos el caldo de pescado y un poco de agua y reservamos.

Ahora es cuando yo paso todo el sofrito a la paellera, echamos el arroz y doramos un poco. 

Cubrimos con todo el caldo de pescado y el agua que tenemos reservados caliente. Si decidimos poner solo la pastilla de caldo de pescado concentrado, la disolvemos en el agua caliente.

Ya sabéis que la cantidad de caldo o de agua serán tres partes de agua por una de arroz, aproximadamente, aunque siempre dependerá del tipo de arroz que utilicéis.

En este momento añadiremos el bacalao ya desalado, añadimos el colorante o azafrán y dejamos terminar la cocción. 

Si fuese necesario añadimos algo más del agua que teníamos reservada, siempre caliente para no romper la cadena de calor.

Por último, probamos y rectificamos de sal si fuese necesario, apartamos y dejamos reposar un poco.


Un delicioso plato lleno de ricos nutriente... te gusta???


Comentarios

  1. Hola Choni, guapa!
    Qué gracia! ayer hice arroz, por cierto muy parecido al que hoy publicas pero con calamares y el caldo lo puse vegetal. Y lo que me ha hecho gracia es que lo hice en una cazuela como la tuya ¡ya ves!
    Es escuchar arroz y voy, además con bacalao ¡ummm! me has hecho recordar que una vez hice un arroz con bacalao en salado que quedó delicioso, y no sé dónde tengo yo esa receta... ¡jajaja!
    Bueno, no me extraña que tu marido te lo pida. Queda super rico, y además si la receta es de tu madre. Tiene una pinta deliciosa. ¡Qué rico!
    Nosotros somos más de carne pero bueno en cuestión de arroces nos encanta todo.
    Feliz tarde. Espero que todo esté tranquilo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Choni....... que maravilloso arroz yo soy de bacalao y con el resto de ingredientes que le has puesto me encantan,seguro que no quedo ni un granito
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Creo que es el único arroz que nunca he preparado: el arroz con bacalao. Y sinceramente "babeando" me tienes. Las fotos lo dicen todo y más, reflejas no sólo tu buen hacer en la cocina, sino también tu arte innato, porque lo tuyo es puro arte, en la fotografía. Te admiro, te sigo y te agradezco tus enseñanzas, tus consejos, tu amistad.
    Un fuerte abrazo siempre.

    ResponderEliminar
  4. Suena muy deliciosa esa receta. Muchas gracias por compartirla.
    ____________________________________
    Doy clases en la universidad UNILA

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

OTRAS RECETAS

Tarta mousse de fresas

Mermelada casera de mandarinas

Tarta mousse de limón en horno

Bizcocho de mandarinas

Salsa pesto genovés

Mermelada tradicional y casera de higos negros

Tarta mousse de chocolate (Sin gluten ni lactosa)