Ir al contenido principal

Peras al vino tinto

 

Un buen postre es el colofón  perfecto para una buena comida....y no por ser sencillo deja de ser menos bueno!!!
El postre es el plato que se suele tomar al finalizar una comida y que, generalmente, son dulce o agridulces. Para algunas personas es el momento mas atractivo o feliz de la comida.
La palabra postre proviene del latín "poster, posteri o postrerum" y significa "viene después". En Roma solía comerse algo dulce entre plato y plato, es decir que había uno salado y "a posteriori" uno dulce alternándose siempre, de ahí viene su nombre. Lo que habitualmente se consumía como postres eran frutas y panes hechos con levadura y miel.
Los postres han sido siempre el broche de oro de una comida y si éste es bueno resaltara toda la comida en general. 
Aunque siempre es un agradable placer encontrar algo colorido y dulce al final, la verdad es que también es un complemento importante, un aporte de nutrientes a nuestra alimentación diaria.
Suelen contener elementos nutritivos y energéticos como la leche, quesos, huevos, azucares, grasas y frutas.
No por ser un alimento energético es malo para nuestra salud, simplemente hay que tomarlo con moderación. Estudios realizados a mas de doscientas personas desveló que las personas que tomaban postre tenían menos ansiedad, antojos y ganas de comer dulces que los que no tomaban y, por lo tanto, se daban menos atracones a lo largo del día.
Hay postres que se preparan con anticipación y otros que suelen prepararse en el momento de tomar. Los hay de todos los gustos y de todas  las temperaturas, fríos, calientes, helados o del tiempo como suele ser la fruta, a menos que estemos en verano y ésta se apetezca también fría. 
A mí, particularmente, no me gusta la fruta fría del frigorífico, excepto sandia o melón, porque pienso que le resta sabor, pero... para gustos los colores!!!
Hacia tiempo que tenia ganas de hacer este postre y por fin lo conseguí. Mientras los niños fueron pequeños no lo hice por llevar alcohol, luego se fueron a estudiar fuera y ya me dio más pereza hacerlo para nosotros solos. Normalmente tomamos fruta del tiempo después de la comida y yogurt después de cenar. 
Ahora que, de vez en cuando, vienen Noe y Pedro a comer, vuelvo a hacer cositas que deje aparcadas por un tiempo y estoy deseando que mi nieto, Luca, crezca para hacerle postres mil. 
Es curioso como afecta tu estado de animo incluso a la hora de cocinar... también te pasa a ti??
Las peras en vino tinto es uno de los postres más populares de nuestro recetario. Para elaborarlo usé peras de la variedad Ercolina, una pera de piel fina, pulpa blanca, sin granulo, muy jugosa y refrescante, de sabor dulce y aroma ligeramente perfumado.
Por supuesto debemos contar con un buen vino tinto de calidad... de eso dependerá el éxito o no del postre!!!


Ingredientes:
  • 6 peras (usé la variedad Ercolina)
  • 100 gramos azúcar (esto un poco a gusto)
  • 750 ml. de un buen vino tinto
  • Un poco de canela en rama (también a gusto)
  • Unas vainas de cardamomo (esto es opcional)

Elaboración:

Lo primero será pelar las peras, respetando el tallo o "rabito" y quitar un poco de la base para que las peras se queden "sentadas".

Ponemos en una olla o cazo, el vino, la ramita de canela, el azúcar y las vainas de cardamomo. A poder ser que el cazo no sea muy grande, mas bien estrecho, 

Calentamos hasta que se disuelva el azúcar.

Sumergimos la peras en el liquido, intentando que queden cubiertas. Si no es así, vamos dando la vuelta de vez en cuando.

Tapamos el cazo y dejamos cocer a fuego suave durante unos 30 minutos. Este tiempo dependerá del tipo de peras que utilicéis, así que es mejor estar pendientes.

Una vez estén cocidas, no en exceso, apartamos las peras y continuamos con la cocción del vino para reducir su volumen.


Apartamos en en plato o bol y regamos con el vino ya reducido.


Podéis acompañar de nata montada o helado... eso lo dejo a vuestra elección!!!


Comentarios

  1. Aqui esta uma coisa que nunca comi mas pelo aspeto tenho a certeza que ia gostar.
    As pêras ficam otimas em sobremesas

    ResponderEliminar
  2. Hola Choni. Ya te dije que tienen un color precioso. Las hice una vez hace muchos años. Haces bien de disfrutar y sí, el estado de ánimo influye para cocinar y para todo.
    Te he mandado un correo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Un postre delicioso,y que bueno están así las peras.....
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Entradas populares de este blog

Mermelada tradicional y casera de higos negros

Cazuela malagueña de fideos con almejas y gambas

Mermelada casera de mandarinas

Magdalenas integrales sin azúcar

Helado de cremoso de coco con heladera o sin ella