12 diciembre 2014

Pestiños tradicionales y caseros con azúcar


Esta es una de las recetas más tradicionales de estas fechas que se aproximan a pasos agigantados, los pestiños caseros.
Solíamos elaborarlos en casa de mi madre, hace ya muchos años, con los más peques de la casa... recuerdos y añoranzas de tiempos pasados!!!
Días pasados también quise hacer unos poquitos, este año me acompañó mi amiga Quina, le gusta la cocina, pero reconoce que hasta ahora no le puso mucho interés, ahora está intentado aprender y la verdad es que es una alumna muy aplicada.
Hice la misma receta que los pestiños con miel, la receta ya la publicamos hace un tiempo, puedes verla y ver el paso a paso de su elaboración si clickas aqui, sólo cambié el ultimo paso, a unos le pusimos miel y otros los "rebozamos" en azúcar.
A mi particularmente es un dulce que me gusta mucho, y aunque reconozco que me gustan más con miel, la verdad es que con azúcar también están muy buenos.
Y es que #queridafamily, hay gustos para todos... a ti, cual te gusta más??


Ingredientes:
  • Un vaso de aceite de oliva
  • Medio vaso de aguardiente seco
  • Medio vaso de vino blanco (común)
  • Dos o tres cucharadas de azúcar
  • Un puñadito de matalahuga (anís)
  • Cascara de naranja mandarina
  • Zumo y ralladura de una naranja
  • Harina la que admita (unos 700 gramos)
  • Una cucharadita de levadura química
  • Miel (opcional)
  • Aceite de girasol para freírlos
  • Azúcar para "rebozar"


Elaboración:

Ponemos a calentar el aceite con unas cascaras de naranja (para este paso yo uso mandarina).
  
Cuando la cascara se va arriba, es la señal de que el aceite está en su punto.
  
Echamos entonces la matalahuga, removemos un poco y sacamos del fuego, no freír la matalahuga, con el calor que queda se aromatizará.
  
Dejamos enfriar durante unas horas, debe estar bien frío. Lo ideal es hacer este paso por la mañana y así por la tarde lo tendremos en su punto.

Desechamos las cascaras de mandarina y colamos el aceite, esperamos a que haya soltado todo el aceite la matalahuga.

Echamos en un bol (antes se usaba el "lebrillo") la harina cernida junto con la levadura y reservamos.

Cuando veamos que la matalahuga está bien escurrida la echamos en un "mortero" junto con el azúcar y lo molemos un poco. También podéis usar un robot de cocina para triturarla.

Se lo agregamos a la harina junto con la ralladura de naranja y removemos un poco.

Añadimos ahora el aceite, el zumo de naranja, el vino y el  aguardiente (que debe ser seco) .

Amasamos todo con ayuda de una cuchara de palo y finalmente involucraremos las manos. 

Si hiciese falta más harina, la iríamos incorporando poco a poco. La masa debe quedar suelta, sin adherirse a las paredes del bol ni a las manos.

Dejamos reposar unos minutos tapada, pocos, los suficiente para ir recogiendo un poco los "cachivaches" que se estaban utilizando y que ya no hacen falta.

Espolvoreamos ligeramente la  encimera de la cocina, cogemos pequeñas bolas y estiramos con ayuda de un rodillo, hasta dejar una lamina fina que cortamos en  pequeños cuadrados.

 Doblamos dos de los picos y sellamos. (Como ya os dije, si entráis aqui podéis ver el paso a paso de su elaboración)

Freímos en abundante aceite caliente, sacamos una vez estén dorados y ponemos en un escurridor para que suelten un poco de aceite.

Una opción es hacer una especie de almibar con agua y miel, pasar primero los pestiños por este almibar y luego por el azúcar... de este modo se impregna más de azúcar. 

Estos que veis en la foto los hice así, pero si no quieres tanto azúcar omite este paso.

La otra opcion es poner azúcar en un plato y "rebozar" los pestiños cuando estén aún calientes, conforme van saliendo de la sarten.



Dejamos enfriar del todo antes de comerlos, se conservan bien si los guardamos en una lata bien cerrada.


10 comentarios :

  1. Pues no te puedo decir cuales me gustan más porque no los probé. Tampoco los hice nunca, claro, pero algún día los tendré que catar. No creo que pudiera resistirme al rebozadito con azúcar. Besiños.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto tiempo sin probar los pestiños ,me gustan de las dos formas osea que me comería uno de cada, las fotos son una maravilla.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Que ricos! me encantan pero nunca los he hecho en casa, me apunto tu receta

    ResponderEliminar
  4. Me llevo tu receta Choni, estos los tengo que hacer que me encantan. Bss.

    ResponderEliminar
  5. Hola Choni
    Con ese aspecto tan fabuloso no hay quien se resista y tan rebozaditos de azúcar, me han entrado unas ganas de hacerlos que no veas.
    Que fotazassss chiquilla.
    Un beso y disfruta del finde
    Lourdes

    ResponderEliminar
  6. que ganas de probarlos, con la de veces que los he visto por la blogosfera! Tienen que estar de vicio!
    Besotesssss

    ResponderEliminar
  7. A mí los pestiños me recuerdan a tardes en casa de mi mejor amiga cuando éramos adolescentes.... Tengo que probar a hacerlos, porque es un dulce que me encanta.
    besos

    ResponderEliminar
  8. Ay Choni!!! Por dios que voy a acabar estas navidades rodando!!! Bueno vale, te cojo uno, pero solo uno...

    ResponderEliminar
  9. Delicioso... tanto la receta de hoy como el resto del contenido del blog... nos quedamos por aquí.
    Te dejamos nuestra dirección, por si te apetece dar una vuelta.
    spezialia.blogspot.com

    ¡Nos vemos!
    Gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!