20 diciembre 2018

Rosquillas de anis


Como cada año, en mi casa, los roscos son los encargados de dar el pistoletazo de salida hacia la Navidad... dulce Navidad!!!
Esta vez me decidí por una receta nueva, similar a la de siempre pero con alguna variante.
También opté por hacerlos en el horno en vez de hacerlos fritos. De esta forma evitamos un poco el consumo de grasa en la receta ya que, en estos día, las comidas serán copiosas y habrán excesos sin duda alguna.
La receta está sacada de una revista de esas que suelo comprar desde hace mucho, pero un poco adaptada a mis gustos.
Hice poca cantidad, como siempre que hago una receta nueva, os aconsejo probad primero y si os gustan hacéis más cantidad la próxima vez.
Os dejo las dos versiones de elaboración, la tradicional y la elaborada en Thermomix, para que luego no se me quejen los "adictos" a este robot de cocina.
Aprovecho con esta entrada para compartir con vosotros mis mejores deseos en estos días.
Posiblemente en unos días no me veáis por aquí. Las bloggers también tenemos una vida paralela al blog queridos amigos y estos días son días de elaboraciones en casa y disfrute de familia.
Así pues, espero lo paséis bien, en la mejor compañía, en paz y armonía... Feliz Nochebuena a todos!!!


Ingredientes:
  • 80 gramos de azúcar
  • 80 gramos de aceite de oliva suave
  • 80 gramos de leche (sin lactosa para intolerancias)
  • 80 gramos de anís dulce (si no tenéis vale seco)
  • 1 huevo
  • 500 gramos de harina (aproximadamente)
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 cucharada de matalauva  
  • 1 pizca de sal
  • Piel de limón (solo parte amarilla)
  • Anís dulce para pincelar las rosquillas
  • Azúcar para espolvorear las rosquillas


Elaboración a modo tradicional:

Lo primero será pulverizar 80 gramos de azúcar con la matalauva y la piel de limón. Para ello utilizaremos un robot de cocina.

En un bol echamos el huevo y la pizca de sal, batimos unos segundos.

Agregamos el azúcar pulverizado junto con la matalauva y la piel de limón. Volvemos a batir enérgicamente.

Poned solo la parte amarilla del limón, cortada lo más fino posible, sin nada blanco o de lo contrario amargaria.

Añadimos, poco a poco, el aceite, la leche y el anís, sin para de batir hasta integrarlo todo.

Por último ponemos la harina previamente cernida junto con la levadura.

Recomiendo poner algo menos de harina y mezclar todo, si hace falta ir poniendo algo más, ya que la textura dependerá de la harina que usemos, yo usé una de uso común.

Mezclamos todo y amasamos unos minutos.

Tiene que quedar una masa manejable, ni dura ni excesivamente tierna, que se desprenda de las manos.

Dejamos reposar unos minutos, 15 / 20, mientras limpiamos todo y preparamos el horno.

Una vez reposados formamos pequeños cilindros y unimos los extremos.

Ponemos papel de hornear en las bandejas de horno y vamos poniendo en ellas nuestras rosquillas.

Horneamos a 180º con calor arriba y abajo. El tiempo dependerá de las prestaciones de vuestro horno, el mio es potente y tarda poco. Estad atentos para que no se os quemen.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica, mientras vamos poniendo más bandejas.

Una vez estén todos horneados y templados vamos pincelando con el anís y espolvoreando con el azúcar.


Elaboración en Thermomix:

Poner en el vaso 80 gramos de azúcar junto con la matalauva y la piel de limón. Pulverizar 10 segundos /velocidad 10

Poned solo la parte amarilla del limón, cortada lo más fino posible, sin nada blanco o de lo contrario amargaria.

Agregar el huevo al vaso y la pizca de sal. Poner mariposa y batir 1 minuto /velocidad 3

Añadir poco  apoco, por el bocal del vaso el aceite, la leche y el anís. Velocidad 3 / sin tiempo, el que tarde en mezclarse todo.

Por último quitamos la mariposa y agregamos la harina, previamente cernida, con la matalauva.
Amasamos 1 minuto / velocidad espiga.

Recomiendo poner algo menos de harina y mezclar todo, si hace falta ir poniendo algo más, ya que la textura dependerá de la harina que usemos, yo usé una de uso común.

Tiene que quedar una masa manejable, ni dura ni excesivamente tierna, que se desprenda de las manos.

Dejamos reposar unos minutos, 15 / 20, mientras limpiamos todo y preparamos el horno.

Una vez reposados formamos pequeños cilindros y unimos los extremos.

Ponemos papel de hornear en las bandejas de horno y vamos poniendo en ellas nuestras rosquillas.

Horneamos a 180º con calor arriba y abajo. El tiempo dependerá de las prestaciones de vuestro horno, el mio es potente y tarda poco. Estad atentos para que no se os quemen.

Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica, mientras vamos poniendo más bandejas.

Una vez estén todos horneados y templados vamos pincelando con el anís y espolvoreando con el azúcar.


1 comentario :

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...