17 abril 2019

Roscos fritos de Semana Santa con naranja y aroma a azahar


Quienes me conocen saben que no soy persona de hermandades, cofradías, tronos ni imágenes.
Vivo mi religión a mi manera, no mejor ni peor que otros, siempre consecuente con mis ideas y mi forma de ser.
Pero tengo mucho respeto a las tradiciones y a la cultura de mi pueblo y la Semana Santa es una muestra de ellas.
Me gusta ver las procesiones y los tronos por las calles, el esfuerzo y el sudor de esos costaleros o portadores. Me gusta por todo lo que conlleva consigo en cuanto a sentimientos.
Me encanta ver las calles llenas de gente en la noche, los olores a cera sobre el asfalto y a incienso.
El olor que desprende los naranjos que se alzan erguidos enfilando las calles por donde pasarán nuestros titulares.
El clima cálido que se respira en sus calles, a pesar de que algunas veces haga un poco de frío.
El silencio solo perturbado por el sonido de los tambores, las campanas o la voz del capataz dando ánimos a sus hombres al grito de : ¡¡Al cielo con el!!!
Son tradiciones que me acompañaron a lo largo de mi vida, de pequeña, en la adolescencia y ahora en la madurez de mi vida... y me gustaría que se respetaran y cuidaran para disfrute de todos.
La gastronomía también se viste de gala estos días con recetas muy nuestras, muy tradicionales y variadas.
Nuestros ricos potajes de vigilia, los guisos de patatas con jibia o pintarroja, nuestra ensalada más emblemática y conocida de patatas con bacalao, nuestro bacalao con tomate, las tortillitas de acelgas, de langostinos o bacalao... y tantos otros!!
En cuanto a dulce también podemos disfrutar de un amplio abanico. Deliciosas torrijas, buñuelos, pestiños, arroz con leche, natillas con galletas y, como no, nuestros tradicionales roscos fritos de anís o de naranja.
Me encanta llegar de noche, en la madrugada, despues de ver las procesiones y sentarme un poco a descansar.
Relajarme antes de ir a la cama y tomar un rico cacao caliente acompañado de algo dulce... me hace evocar recuerdos, aromas y sabores de mi niñez!!!
Hoy voy a compartir con vosotros esta deliciosa, fácil y económica receta que seguro será del agrado de todos los que la prueben.
Os dejo la versión de fritos, pero puede elaborarse también en horno. Aquí os dejo una versión en horno.
En mi casa no había horno y mi madre las hacía fritas... pero aquellos eran otros tiempos!!!
Os dejo las dos versiones, la tradicional y elabora en Thermomix.
Se hacen rápido y, por eso, no da nada de pereza hacer unos poquitos de vez en cuando... sobretodo si vamos a disfrutarlos en buena compañía!!!


Ingredientes:
  • 500- 600 gramos de harina de trigo (suelo comprar en panaderías a granel)
  • 1 huevo 
  • 100 gramos aceite
  • 100 gramos de leche (sin lactosa para intolerantes)
  • 100 gramos de zumo de naranja natural
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 2 o 3 cucharadas de agua de azahar (a gusto)
  • Piel o ralladura de naranja
  • Zumo de naranja para pincelar los roscos
  • Azúcar para espolvorear los roscos
  • Aceite de girasol u oliva suave para freír los roscos.


Elaboración a modo tradicional:

Lo primero será pulverizar 100 gramos de azúcar con la cáscara de naranja, solo la parte naranja, nada de blanco que amargaria.  Para ello utilizaremos un robot de cocina, si no tenéis robot  poner ralladura de naranja.

En un bol echamos el huevo y la pizca de sal, batimos unos segundos. Podeis hacerlo con batidora o con unas simples varillas metálicas.

Agregamos el azúcar pulverizado junto con la cáscara de naranja. Volvemos a batir.

Añadimos, poco a poco, el aceite, la leche, el  zumo de naranja y el agua de azahar, sin parar de batir hasta integrarlo todo.

Por último ponemos la harina previamente cernida junto con la levadura.

Recomiendo poner solo 500 gramos de harina y amasar, si hace falta ir poniendo algo más. La textura dependerá de la harina que usemos, yo usé una que suelo comprar en panadería a granel.

Mezclamos todo y amasamos unos minutos con las manos.

Tiene que quedar una masa manejable, ni dura ni excesivamente tierna, que se desprenda de las manos.

Dejamos reposar unos minutos, 15 / 20, mientras limpiamos todo.

Una vez reposada la masa formamos pequeños cilindros y unimos los extremos. Para ayudarnos untamos las manos con un poco de aceite.

Freímos en abundante aceite de girasol o de oliva muy suave.

Una vez estén todos fritos y templados vamos pincelando con el zumo de naranja y espolvoreando con el azúcar.

Esta receta se puede elaborar también en horno. Aquí te dejo este enlace con una receta similar.


Dejamos enfriar completamente antes de comer.

Guardar en un bote de cristal con tapadera o en una caja metalica, asi que conservaran mas tiempo tiernos.


Elaboración en Thermomix:

La elaboración aquí es muy fácil.

Ponemos los 100 gramos de azúcar junto con la piel de naranja, nada de parte blanca porque amargaria. Programamos 10 segundos velocidad progresiva 5-10.

Agregar el huevo al vaso y la pizca de sal. Poner mariposa y batir 1 minuto /velocidad 3

Añadir poco a poco, por el bocal del vaso, el aceite, la leche, el zumo de naranja y el agua de azahar. Velocidad 3 / sin tiempo, el que tarde en mezclarse todo.

Por último quitamos la mariposa y agregamos la harina, previamente cernida con la levadura.
Amasamos 1 minuto / velocidad espiga.

Recomiendo poner solo 500 gramos de harina y amasar, si hace falta ir poniendo algo más. La textura dependerá de la harina que usemos, yo usé una que suelo comprar en panadería a granel.

Tiene que quedar una masa manejable, ni dura ni excesivamente tierna, que se desprenda de las manos.

Dejamos reposar unos minutos, 15 / 20, mientras limpiamos todo.

Una vez reposados formamos pequeños cilindros y unimos los extremos. Para ayudarnos a ello untamos las manos con un poco de aceite.

Freímos en abundante aceite de girasol o de oliva muy suave.

Una vez estén todos fritos y templados vamos pincelando con el zumo de naranja y espolvoreando con el azúcar.

Esta receta se puede elaborar también en horno. Aquí te dejo este enlace con una receta similar.


Dejamos enfriar completamente antes de comer.

Guardar en un bote de cristal con tapadera o en una caja metalica, asi que conservaran mas tiempo tiernos.


2 comentarios :

  1. Las rosquillas las bordas, tienen una pinta (no sólo viendo la receta que es magnifica) realmente espectacular.....pero las fotos, ésas fotos me han cautivado. Eres una artista, una verdadera artista: de la costura, de la cocina, de la amistad, de la fotografía, de......
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  2. sattaking in and Satta King Noma chigo vaga hona dobo limo ka gi oja ki pocho ke yuna lumi

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...