Ir al contenido principal

Castañas en almíbar del Valle del Genal


Antes de que se vayan estas fiestas, tan especiales y entrañables, no puedo dejar pasar por alto esta deliciosa receta.
Fue mi hija Marta quien me habló por primera vez de ella y me animó a probarla. Por lo visto la elaboraba la abuela de su amigo Dani y solía mandarle algunos botes cuando estaba estudiando... luego Dani las compartía. 
Este año, por fin, me animé a elaborarlas, lastima no haberla hecho antes, cuando Marta estaba en casa y podía degustarlas. Pero bueno, ya podré hacerlas cuando ella vuelva a casa... si están de temporada, claro está!!!
Entre sus muchas propiedades hay una fundamental y es que este fruto tiene muy pocas calorías.
Son ricas en nutrientes y posee un elevado contenido en fibra de efecto prebiótico. 
Destaca también por su gran concentración de de hidratos de carbono, en su mayor parte almidones. Posee, por lo tanto, un índice glucémico bajo, es decir, aumenta el nivel de glucosa sanguíneo de forma lenta y sostenida, muy útil si necesitamos un aporte de energía continuado. Es ideal para niños y deportistas y en dietas de control de peso por su efecto saciante.
Para que no resulten pesadas ni aporten demasiados gases conviene cocerlas con semillas de anís, hinojo, curcuma o jengibre.
Contiene vitaminas del grupo C, vitamina A y vitamina E. Son una fuente de minerales como el magnesio, el potasio, el hierro y el fósforo.
Según expertos se les atribuye también  propiedades vasculares  y antiinflamatorias.
La principal zona de cultivo es, sin duda, alguna Galicia, donde una IXP (indicación xeográfica protegida) avala su calidad. Pero también podemos encontrar castaños en Extremadura (zona de el Bierzo) y Andalucía.
La mayor producción de castañas, de nuestra zona, se produce en la Serranía de Ronda  (Málaga). Dentro de esta serranía se encuentra el Valle del Genal, donde podemos encontrar una superficie aproximada de 3.500 hectáreas dedicadas a este cultivo.
 Las más  importantes son las situada entre Igualeja, Pujerra y Parauta. Siguiéndole muy de cerca Genalguacil, Jubrique, Cartajima, Benalauria, Benadalid y Algatocín, entre otros. También se pueden encontrar castaños en la Sierra de las Nieves, concretamente en Yunquera, Ojén e Istán.
Su cultivo fue introducido en nuestra querida Península Ibérica por los romanos, aunque no fue hasta muchísimos años después cuando comenzó su cultivo en nuestra zona. 
Hoy en dia, para muchos vecinos de la zona, el cultivo de la castaña y su posterior comercialización, representan su principal fuente de ingresos.
Por norma general su recolección empieza a primeros de octubre, con la llegada del otoño, y dura hasta Diciembre.
En los mercados podemos encontrarlas hasta febrero aproximadamente...asi que date prisa, con un poco de suerte aún puede encontrarlas!!! 


Ingredientes:
  • 500 gramos de castañas peladas
  • 800/1000 gramos de agua
  • 350/400 gramos de azúcar
  • Un palito de canela o vainilla (a gusto)
  • Corteza de limón (solo parte amarilla)
  • Algo de semillas de anís (matalahuga, pero es opcional)

Elaboración a modo tradicional:

Lo primero será escaldar un poco las castañas en agua hirviendo para poder pelarlas. Nos ayudará si hacemos un pequeño corte en la cáscara sin llegar a cortar la castaña.

No se trata de cocer, solo escaldar un poco para poder pelar. Hay que tener un poco de paciencia.

Aconsejo escaldar más porque algunas se rompen, no pasa nada, las puedes utilizar para otra cosa.

Una vez estén peladas las castañas ponemos agua en una olla o cacerola. Añadimos el azúcar, la piel de limón, la canela o vainilla y las semillas de anís, según nuestra opción.

Dejamos cocer unos 10 minutos para que se disuelva el azúcar y tome el sabor de la canela y limón.

Añadimos las castañas y dejamos cocer a fuego medio durante unos 10/12 minutos. Probamos y si necesitase algo más de cocción le damos unos minutos más. Pero no conviene que estén muy tiernas porque luego al envasarlas volveremos a cocinar para su conservación.

Mientras se hace nuestras castañas ponemos agua a hervir en otra olla y esterilizamos los tarros.

Apartamos las castañas del fuego y quitamos el palito de canela y las pieles de limón.

Si habeis puesto semillas aconsejo colar el caldo de cocción.

Llenamos los tarros con las castañas y el almíbar de la cocción, dejamos 1 cm. libre por arriba.

Cerramos los tarros, los envolvemos con una gasa o paño y los ponemos de nuevo en la olla donde los esterilizamos. Deben quedar completamente cubiertos de agua.

Cocemos unos 15/20 minutos desde el momento que empiecen a hervir.

Dejamos enfriar dentro de la olla... sacamos y guardamos.


Listas nuestra castañas en almíbar... estan deliciosas y sé que te gustarán!!!


Elaboración en Thermomix:

Lo primero será escaldar un poco las castañas en agua hirviendo para poder pelarlas. Nos ayudará si hacemos un pequeño corte en la cáscara sin llegar a cortar la castaña.

No se trata de cocer, solo escaldar un poco para poder pelar.

Aconsejo escaldar más porque algunas se rompen, no pasa nada, las puedes utilizar para otra cosa.

Este paso podéis hacerlo en el vaso de la máquina, pero yo prefiero hacerlo en una olla.

Una vez estén peladas las castañas ponemos el agua en el vaso. 

Añadimos el azúcar, la piel de limón, la canela o vainilla y las semillas de ani, según nuestra opción. Programamos 10 minutos /100º/giro a la izquierda/velocidad 1

Una vez terminado este paso añadimos las castañas y volvemos a programar.

Otros 10 minutos/100º /giro a la izquierda/ velocidad cuchara. 
Como ya dije, todo dependerá de la calidad de vuestras castañas, si necesitase algo más le dais tres minutos más, pero recuerda que no deben quedar demasiado blandas, luego tienen que volver a cocer para envasar.

Mientras se hace nuestras castañas ponemos agua a hervir en otra olla y esterilizamos los tarros.

Sacamos las castañas del vaso, apartamos el palito de canela y la piel de limón. Si poneis semillas aconsejo colar el caldo.

 Vamos incorporando a los tarros junto con su almíbar. Debe quedar 1 cm. libre por arriba.

Cerramos los tarros, los envolvemos con una gasa o paño y los ponemos de nuevo en la olla donde los esterilizamos. Deben quedar completamente cubiertos de agua.

Cocemos unos 15/20 minutos desde el momento que empiecen a hervir.

Dejamos enfriar dentro de la olla... sacamos y guardamos.


Listas nuestra castañas en almíbar... estan deliciosas y sé que te gustarán!!!

Comentarios

  1. Que ricas Choni. Yo también las hago, diferentes pero el proceso es el mismo. Un abrazo fuerte y cuídate muchísimo. Feliz salida y entrada de año. Te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
  2. Una manera estupenda de tener castañas todo el año. Se ven muy ricas. Un besazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Entradas populares de este blog

Galletas navideñas de mantequilla con sabor a mazapan

Cazuela malagueña de fideos con almejas y gambas

Tarta de calabaza con chocolate y nueces para Hallowen

Roscos tradicionales de almendras de mi pueblo

Bizcocho de mandarinas