Ir al contenido principal

Helado de turrón de Jijona (con o sin heladera)


Te quedó un poco de turrón guardado de Navidad y ya no te apetece tanto comértelo?
Pues una buena forma de aprovechamiento es hacer ricos postres con él.
Como un flan de huevos, un pudin, unas natillas, una mousse, un bizcocho o un delicioso helado.. por poner varios ejemplos!!! 
Porque no tiene que ser verano para poder disfrutar del pequeño o enorme placer que nos proporciona  un rico helado, más cuando se elaboran caseros y artesanalmente.
Yo decidí elaborarlo en plenas Navidades, concretamente fue para la cena de fin de año. Pensé, con mucho acierto, que no había mejor postre que algo elaborado con turrón. 
Ya en años anteriores hice el flan de huevos y turrón (puedes ver la receta ciclando aquí) y este año me apetecía algo diferente, algo refrescante y que no fuese muy pesado. Solo éramos tres en casa, por motivos de seguridad ante la pandemia que nos asola, y bien nos merecíamos un pequeño capricho después de tantas normas y restricciones.
Además es el helado favorito de mi marido y, hasta ahora, nunca se lo hice. Reconozco que siempre tuve más en cuenta los deseos de los niños, así que, esta vez pensé solo en él.
Es un helado muy suave y cremoso, nada empalagoso, que pienso elaborar muchas veces más. 
Si te gustan los helados de turrón te aconsejo que lo pruebes, pero hazlo ahora porque, en verano, será más difícil encontrar el turrón de Jijona.
El turrón de Jijona se obtiene a partir de una mezcla de almendras tostadas con clara de huevo y miel.
Esta mezcla se suele moler hasta lograr una masa fluida uniforme, luego se somete a una segunda cocción en unos calderos con movimientos constantes para conseguir una textura homogénea. Finalmente se deja enfriar y luego se ultima el proceso. 
Un proceso algo complicado, no es tan fácil como pensamos. Precisamente hace unos días pude ver un documental, en Canal cocina, de cómo se elabora este turrón. Un documental muy interesante, por cierto, que me despejó muchas dudas.
Los beneficios de este turrón son los beneficio propios de cada ingrediente que lleva, las almendras, la miel, las claras de huevo y si lleva o no azúcar.  Es un alimento con muchos beneficios pero muy energético también
A todos estos nutrientes debemos agregar los propios del helado, leche, nata, miel, por eso hay que hay que tomarlo en su justa medida y con moderación. 
Pero, date un capricho de vez en cuando... lo merecemos!!!


Ingredientes:
  • 200 gramos de turrón de Jijona (exento de lactosa o gluten)
  • 400 ml. de leche entera (sin lactosa para intolerancias)
  • 250 ml. de nata (sin lactosa para intolerancias)
  • 3 cucharadas de azúcar (yo no puse)
  • 1 cucharada de miel (evita cristalizar)


Elaboración sin heladera:

La elaboración de los helados es muy fácil y no es imprescindible tener heladera.

Ponemos en turrón y la leche en el vaso de una batidora y trituramos bien.

Ponemos la mezcla obtenida, junto con la miel, en un cazo  y llevamos al fuego.

Ponemos fuego medio-suave y vamos removiendo hasta que caliente y espese un poco. No espesará mucho, tened cuidado que no se os queme.

Pasamos la mezcla a un bol grande de aluminio (si no tienes de cristal) para romper la cadena de calor y dejamos enfriar.

Una vez esté fría la llevamos al frigorífico, tapada con papel film,durante un par de horas.

Pasado este tiempo montamos la nata como tengamos costumbre, a ser posible con batidora de varillas eléctrica y con la nata y el bol bien fríos. 

En este paso poned el azúcar si es vuestra opción. Yo no puse porque con el dulzor del turrón y la miel era suficiente para nosotros, pero si eres más goloso puedes añadir el azúcar.

Añadimos la nata montada a la mezcla de turrón y leche que tenemos enfriada y vamos removiendo, poco a poco, hasta integrar todo.

Tapamos el bol con papel film y llevamos al congelador una hora.

Transcurrido este tiempo sacamos del congelador y removemos para evitar que cristalice.

Tapamos y llevamos de nuevo al congelador. Repetimos este mismo paso al menos tres veces, o sea, sacamos cada hora, removemos, tapamos y volvemos a meter al congelador. Así tres veces consecutivas.

Transcurridas esas tres horas estará listo nuestro helado casero de turrón. 

Podemos tomarlo ya, o bien guardar hasta el momento de consumirlo. Sacar unos minutos antes de tomar.
  
Recuerda que es un helado casero, no comercializado, sin aditivos, conservantes ni estabilizantes. Por lo tanto, su conservación en congelador es diferente y esto hace que endurezca un poco mas. Bastará unos minutos fuera del congelador para que coja la temperatura deseada.


No esperes a elaborarlo, recuerda que en verano no encontrarás turrón!!


Elaboración en heladera:

La elaboración en heladera es prácticamente igual, solo cambia el paso final.

Ponemos en turrón y la leche en el vaso de una batidora y trituramos bien.

Ponemos la mezcla obtenida, junto con la miel, en un cazo  y llevamos al fuego.

Ponemos fuego medio-suave y vamos removiendo hasta que caliente y espese un poco. No espesará mucho, tened cuidado que no se os queme.

Pasamos la mezcla a un bol  de aluminio (si no tienes de cristal) para romper la cadena de calor y dejamos enfriar.

Una vez esté fría la llevamos al frigorífico un par de horas.

Pasado este tiempo montamos la nata como tengamos costumbre,  a ser posible con batidora de varillas eléctrica y con la nata y el bol bien fríos. 

En este paso poned el azúcar si es vuestra opción. Yo no puse porque con el dulzor del turrón y la miel era suficiente para nosotros, pero si eres mas goloso puedes añadir el azúcar.

Añadimos la nata montada a la mezcla de turrón y leche que tenemos enfriada y vamos removiendo poco a poco hasta integrar todo.

Sacamos la cubeta del congelador, ya sabéis que ésta debe estar un mínimo de 24 horas antes en él.

Montamos la cubeta en la heladera , la cerramos y ponemos en funcionamiento.

Vamos añadiendo la mezcla obtenida por el bocal, poco  a poco y respetando el tiempo de mezclado que nos dice nuestro manual de instrucciones.

Transcurrido este tiempo estará listo nuestro helado. Verter en el molde elegido y guardar en el congelador, tapado con papel film, hasta el momento de tomar.


Si  vais a consumirlo en el momento y lo veis poco hecho, dependerá del tipo de mezcla que utilicemos y de cada heladera, llevadlo unos minutos al congelador.


Recuerda que es un helado casero, no comercializado, sin aditivos, conservantes ni estabilizantes.
Por lo tanto su conservación en congelador es diferente y esto hace que endurezca un poco mas. Bastará unos minutos fuera del congelador para que coja la temperatura deseada.



Comentarios

  1. Buena entrada y muy buenas fotos, te ha quedado muy bien explicado, un abrazo Choni.

    ResponderEliminar
  2. Qué gran receta.





    -----------------------------------
    Realizo reparación lavadoras

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

OTRAS RECETAS

Bizcocho de mandarinas

Mermelada tradicional y casera de higos negros

Tarta mousse de fresas

Cazuela malagueña de fideos con almejas y gambas

Roscos tradicionales de almendras de mi pueblo

Tarta de chocolate y coca-cola

Mermelada casera de mandarinas