Ir al contenido principal

Tarta de ricota o requesón con almendras e higos secos

 

Esta es la tarta que elaboré para celebrar el dia de San Valentin, una deliciosa tarta con base de pasta flora o frolla y relleno de queso ricota o requesón, almendras e higos secos.
Ya sé que esta fecha, como otras muchas, tienen sus defensores y sus detractores, es normal, no todos somos ni pensamos igual. 
A mí, particularmente, sí que me gusta celebrarlo; pero lo hago con algo muy sencillo y personal, algo hecho con amor para los míos, aquellos con los que festejo este día y tantos otros.
Esta fecha del calendario no tiene por que ser "un invento comercial", no creo que haya que complicarse mucho la vida, ni gastar mucho dinero para hacer feliz a una persona. 
Sí, ya se que muchos pensais, yo también, que el amor hay que demostrarlo cada día y que  hay que hacerlo con gestos, con palabras de cariño, de aliento, de apoyo, con demostraciones  y detalles. 
Pero reconoce que la rutina diaria, la monotonía, el estrés y los problemas cotidianos hacen que, a veces, nos olvidemos de la importancia de esas demostraciones de afectos y lo demos todo por hecho... es asi o me equivoco?
Así que, por qué no hacer un poco más feliz a tu pareja ese día en concreto? 
Bastará con un simple beso, con un sincero "te quiero" o sorprendiendolo con su comida favorita... ves que simple y sencillo?
En mi casa siempre lo celebrabamos con una cena. Ya no recuerdo desde cuando no salimos a cenar fuera ese dia, bueno si, justo desde que nació nuestra primera hija, luego vendría la segunda, luego un tercero y por último un cuarto. No había tiempo para salir solos porque eran muy pequeños, luego crecieron un poco pero tampoco teníamos con quien dejarlos, esa es la verdad. Mas tarde se harían mayores y, para entonces, ya nos habíamos acostumbrado a celebrarlo en casa con nuestros seres más queridos. 
Sacabamos el mantel nuevo, la cubertería, cristalería y vajilla de "lujo", incluso poniamos velitas y hacía un menú especial contando con la ayuda de todos.
En honor a la verdad, he de decir, que yo siempre tuve un detalle ese día, aunque solo fuese una sencilla flor y un beso.
Hoy, que ya son mayores me gusta seguir celebrando las festividades de la misma forma, en casa, con una buena comida y con mis seres queridos... con los que están... con los que son!!
Por qué elegí esta tarta en concreto? Pues hace tiempo que estaba en  mi mente porque los higos secos le gustan mucho a mi marido, dice que le hace evocar recuerdos, olores y sabores de su niñez. 
El requesón y las almendras me gustan mucho en este tipo de tartas, asi que sabia que la mezcla de ingredientes sería un éxito seguro y así fue, a mi marido le ha gustado mucho.
La receta está sacada de una revista de las que normalmente solía comprar hace tiempo, pero he adaptado un poco a mi gusto, como siempre suelo hacer. La original no lleva higos secos, lleva otra fruta... pero eso ya os lo enseñaré más adelante, porque pienso hacerla en breve!!!
No es una tarta difícil de elaborar, quizás sea algo laboriosa porque debemos preparar con antelación la base, pero siempre tenéis la opción de poner una base de masa quebrada ya comercializada. Para mi gusto, prefiero una de las mías particulares, la receta os la dejaré en ingredientes, pero eso lo dejo a tu elección.
Recomiendo hacer el dia anterior y guardar envuelta en papel film, estará mucho más buena y así os facilitará la labor si tenéis que preparar otras cosas ese dia. 
Aunque no es necesario que sea un dia especial ni concreto... cualquier dia es bueno para disfrutarla!! 

Ingredientes:

  • Una base de masa quebrada con aceite (receta aquí)
  • Una base de pasta flora con mantequilla (receta aquí)
  • 100 gramos de almendras crudas sin piel 
  • 3 huevos
  • 50 gramos de harina
  • 150 gramos de azúcar
  • 150 gramos de ricota o requesón (sin lactosa  para intolerancias))
  • 150 gramos de mantequilla (sin lactosa para intolerancias)
  • Ralladura de limón
  • Higos secos (a gusto)
  • Almendras laminadas
  • Azúcar glass para decorar


Elaboración a modo tradicional:

Podeis poner una base de masa quebrada ya comercializada. Os facilitará el trabajo, pero nunca será igual que la elaborada por ti.

Una vez tengamos la base ya elaborada y horneada a ciegas, tal y como explico  aquí (con mantequilla) y aquí (con aceite) procedemos a elaborar el relleno.

Os dejo un pequeño paso a paso en fotos para que os hagáis una idea, no están todas las fotos, pero es difícil preparar una receta y hacer fotos a la vez...lo siento, espero me disculpeis!!.  


Procedemos a elaborar el relleno de la tarta:

Lo primero será moler las almendras para que quede una especie de  harina, pero sin pasarse porque quedaría la mezcla aceitosa. Utilizad un robot de cocina o bien podéis comprarlas ya molidas.

Cortamos en dados y fundimos la mantequilla en un cazo a fuego muy suave. Dejamos enfriar un poco.

Batimos los huevos con el azúcar, la pizca de sal y la ralladura de limón, hasta que resulte una mezcla muy cremosa.

Incorporamos la mantequilla fundida , el requesón o ricota, la harina y las almendras molidas.

Batimos con batidora hasta lograr una masa homogénea y sin grumos.

Vertemos el relleno en la base que ya tenemos ligeramente horneada.

Añadimos los higos, ligeramente lavados, secos y partidos por la mitad, poned la cantidad que os guste.

Hundimos ligeramente los higos en el relleno y añadimos las almendras laminadas por arriba.  

Llevamos al horno previamente calentado a 170º con calor abajo los primeros minutos. Luego cambiamos a calor arriba / abajo. De esta forma no se dorará en exceso la base por arriba.

El tiempo, como siempre digo, dependerá de las prestaciones de vuestro horno, pero serán aproximadamente unos 25 / 30 minutos. Tened en cuenta que ya antes le dimos y prehorneado a la base, estad atentos para que no se os queme.


Apagamos el horno y dejamos la tarta dentro con la puerta abierta durante unos minutos.

Una  vez esté fría podemos envolver con papel film y guardar hasta el momento de tomar. Si van a ser muchas horas aconsejo llevar al frigorífico.

Sacamos del frigorífico un rato antes de comer, espolvoreamos con azúcar glass en el momento de servir. 
Cortamos en porciones y servimos.


Elaboración en Thermomix:

Podeis poner una base de masa quebrada ya comercializada. Os facilitará el trabajo, pero nunca será igual que la elaborada por ti.

Una vez tengamos la base ya elaborada y horneada a ciegas, tal y como explico  aquí (con mantequilla) y aquí (con aceite), procedemos a elaborar el relleno de la tarta.

Os dejo un pequeño paso a paso en fotos para que os hagáis una idea, no están todas las fotos, pero es difícil preparar una receta y hacer fotos a la vez...lo siento, espero me disculpeis!!

Procedemos a elaborar el relleno en Thermomix:

Lo primero será moler las almendras para que quede una especie de  harina, pero sin pasarse porque quedaría la mezcla aceitosa. Programamos 15 segundos / velocidad progresiva 5 /7/10

Cortamos en dados y fundimos la mantequilla en un cazo a fuego muy suave. Dejamos enfriar un poco.

Ponemos en el vaso de nuestra Thermomix la mariposa y agregamos los huevos, el azúcar, la pizca de sal y la ralladura de limón. Programamos 4 minutos / velocidad 3 y medio. Quedará una mezcla muy cremosa.

Incorporamos la mantequilla fundida , el requesón o ricota, la harina y las almendras molidas. Programamos 20 segundos / velocidad 4. Hasta que quede una mezcla sin grumos. Si necesitase más tiempo le dais unos segundos mas.

Vertemos el relleno en la base que ya tenemos ligeramente horneada.

Añadimos los higos, ligeramente lavados, secos y partidos por la mitad, poned la cantidad que os guste.

Hundimos ligeramente los higos en el relleno y añadimos las almendras laminadas por arriba.  

Llevamos al horno previamente calentado a 170º con calor abajo los primeros minutos. Luego cambiamos a calor arriba / abajo. De esta forma no se dorará en exceso la base por arriba.

El tiempo, como siempre digo, dependerá de las prestaciones de vuestro horno, pero serán aproximadamente unos 25 / 30 minutos. Tened en cuenta que ya antes le dimos y prehorneado a la base, estad atentos para que no se os queme.


Apagamos el horno y dejamos la tarta dentro con la puerta abierta durante unos minutos.

Una  vez esté fría podemos envolver con papel film y guardar hasta el momento de tomar. Si van a ser muchas horas aconsejo llevar al frigorífico.

Sacamos del frigorífico un rato antes de comer, espolvoreamos con azúcar glass en el momento de servir. 
Cortamos en porciones y servimos.


Comentarios

  1. É tarte é perfeita para gastar os figos que sobraram do Natal.
    Ficou linda.
    Bom fim de semana

    ResponderEliminar
  2. Me has emocionado porque no todo el mundo puede disfrutar de demostrar amor en pareja y en familia. Eres especial y tu familia es tu vida y tú para ellos. Eso es lo importante. Felicidades por eso y por esta maravillosa tarta.
    Si pudiera te robaba un trozo.
    Besos y cuidaos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Entradas populares de este blog

Galletas navideñas de mantequilla con sabor a mazapan

Cazuela malagueña de fideos con almejas y gambas

Tarta de calabaza con chocolate y nueces para Hallowen

Roscos tradicionales de almendras de mi pueblo

Turrón de nata con nueces... vuelve a casa por Navidad!!!