Ir al contenido principal

Papas en amarillo con cazón y majaillo de almendras.


Normalmente suelo hacer este tipo de guiso con gatilla o pintarroja, como queráis llamarle. Otras veces lo hago con raya, pero esta vez vi cazón en el mercado y no pude resistir la tentación. También puede hacerse con carne, sobre todo con pollo, pero es menos conocido que con pescado.
Es un guiso de los tradicionales, de los de antaño, muy conocido por la zona, de los que siempre vimos en casa, de los que recordamos con cariño y añoranzas de tiempos pasados. 
A mi marido le encanta y como es muy fácil de elaborar, ahora que estamos solos, suelo hacerlo a menudo. Es un plato económico, un plato sano y con ricos nutrientes, como podréis ver a continuación.
Es un pescado muy conocido en la zona de Cádiz, donde es muy típico este plato que hoy compartimos y que se conoce como "papas en amarillo".
Por supuesto esta receta es mi versión particular, hay otras muchas, pero ésta es la que heredé de mi madre, de mis vecinos y de mi tío Juan, que fue un hombre de mar.
El cazón es un tipo de tiburón pequeño que pertenece a la familia de los triáquidos. Habita cerca de las  zonas costeras, en fondos de arena y fango, oscilando entre los 40 y 100 m.de profundidad. Prefiere las aguas mas profundas y frías en verano y buscan las mas cálidas y cercanas a la costa en invierno. 
Es un pescado de carne blanca, sin apenas grasas, pero con una buena fuente de omega-3. Es bajo en calorías y muy recomendado por especialistas, tanto en las dietas de pérdida de peso, como por los beneficios para la salud que se obtienen de su consumo. Contiene proteína de alto valor biológico, que favorece el mantenimiento de los músculos y aporta energía al cerebro, y fósforo, que contribuye a mantener huesos y dientes en perfectas condiciones. Entre sus vitaminas sobresalen las de tipo B, sobre todo B12, riboflavina, niacina y la vitamina A.
Es apto para personas con problemas de colesterol alto, hipertensión y para diabéticos.
Sois muchos los que me pedís este tipo de recetas, caseras y tradicionales, pero adaptadas a thermomix. Vuestros deseos son ordenes para mi y cada día me esfuerzo más para compartir recetas en la dos versiones. Los que no tenéis thermomix seguiréis disfrutando del modo tradicional, pero os aconsejo que pongáis un thermomix en vuestra vida. Te será de mucha ayuda  porque agilizará tu trabajo y ahorraras en el consumo de energía. Hazme caso, créeme... que yo nunca miento.!!!


Ingredientes para 4 personas:

  • 500 gr. de cazón troceado
  • 1 patata grande o 2 más pequeñas por persona 
  • 1 alcachofa troceada
  • 1 puñadito de guisantes (es opcional)
  • 1 cebolla pequeña o media si es grande
  • 2 pimientos verdes
  • 4 o 5 dientes de ajos pelados
  • 1 puñadito de almendras crudas con o sin piel
  • Una rebanadita de pan
  • Un poco de perejil
  • 50 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • Azafrán o colorante
  • Sal 
  • 1 litro de agua aproximadamente


Elaboración a modo tradicional y en thermomix:

Modo tradicional:

En  una cazuela ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra. Calentamos un poco el aceite y le añadimos la rebanadita de pan, mejor del día anterior, los ajos pelados y el puñadito de almendras.

Cuando estén dorados apartamos de la cazuela y reservamos.

En el mismo aceite (colado) ponemos los pimientos y la cebolla, rehogamos un poco y sacamos una vez estén pochados.

Ponemos en el vaso de la batidora el sofrito de pimientos y cebolla, el pan, los ajos, las almendras frita, un poco de perejil y un poco de agua.

Dejamos remojar un poco el pan, añadimos algo de sal y trituramos enérgicamente.

Añadimos a la cazuela un litro de agua, aproximadamente, los guisantes y la alcachofa pelada y troceada en cuartos y el sofrito que hemos pasado por la batidora.

La alcachofa, así como los guisantes son opcionales y a gusto. Aunque esta vez no tenia guisantes, normalmente si los pongo.

 Dejamos cocer unos 12 /15 minutos a fuego medio.

Pelamos las patatas, troceamos en cuadrados medianos, las añadimos a la cazuela. 

Cocemos las patatas unos 12 minutos.

Por ultimo, añadimos el cazón limpio y troceado.

Dejamos cocer otros 12 minutos a fuego medio o hasta que veamos las patatas tiernas.

Los tiempos de cocción de la patata dependerá de la calidad de la misma. Yo uso una patata blanca que es bastante tierna.


Si la almendra es con piel el guiso saldrá un poco mas oscuro, sin piel saldrá un poco mas claro.

 El sabor será el mismo, solo cambiará el color. Esta vez las puse sin piel.

Mi marido suele ponerle un poco de zumo de limón... pero eso será a gusto de cada cual!!

En thermomix:

Ponemos el aceite en una sartén y calentamos un poco. Agregamos la rodaja de pan, las almendras y los ajos pelados. Doramos un poco, sacamos del aceite y reservamos.

Pesamos 1 litro de agua en una jarra y reservamos.

Ponemos el aceite colado en el vaso (50 gr. aproximadamente)

Añadimos la cebolla pelada y en trozos medianos y los pimientos. Trocear 4 seg /vel. 4.

Bajar los restos con ayuda de la espátula. Sofreímos 10 minutos / 100 º / velocidad cuchara.

Añadir un poco del agua que tenemos en la jarra, el perejil, las almendras, los ajos y el pan que teníamos reservado. 

Trituramos todo 10 seg. / velocidad 10

Poner el cubrecuchillas en las cuchillas y añadir el agua que queda en la jarra, un poco de sal, un poco de azafrán o colorante, la alcachofa pelada y troceada en cuartos y los guisantes.

Programamos 15 minutos /110º /velocidad cuchara.

La alcachofa, así como los guisantes son opcionales y a gusto. Aunque esta vez no tenía guisantes, normalmente si los pongo.

Echar las patatas peladas y troceadas no muy grandes. 

Programar 15 minutos / 110º /velocidad cuchara.

Los tiempos de cocción de la patata dependerá de la calidad de la misma. Yo uso una patata blanca que es bastante tierna.

Añadir ahora el cazón y rectificar de sal si fuese necesario.

Programar 10 minutos /110º /velocidad cuchara.

Si no tenéis cubrecuchillas aconsejo poner mariposa y activar el giro a la izquierda.

Si la almendra es con piel el guiso saldrá un poco más oscuro, sin piel saldrá un poco más claro.

 El sabor será el mismo, solo cambiará el color. Esta vez las puse sin piel.

Mi marido suele ponerle un poco de zumo de limón... pero eso será a gusto de cada cual!!


Comentarios

  1. Gran receta Choni, de las primeras que habría que aprender a hacer, saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Entradas populares de este blog

Mermelada casera de mandarinas

Helado de cremoso de coco con heladera o sin ella

Tarta mousse de chocolate (Sin gluten ni lactosa)

Tarta fácil de yogur cremoso sin horno

Cazuela malagueña de fideos con almejas y gambas