08 febrero 2019

Roscos tradicionales de almendras de mi pueblo


Hace mucho tiempo que estaba tras la pista de esta deliciosa receta de roscos tradicionales.
Se trata de un dulce muy tradicional de mi pueblo, unos roscos que se hacían, sobre todo en Navidad, en casi todas las casas del pueblo. Hablo de cuando no había horno en casa, cuando las familias se reunía para elaborarlos y eramos los niños del vecindario quienes íbamos con las bandejas al horno de leña que había en el pueblo. Más tarde pasábamos a recogerlos y como recompensa las vecinas nos obsequiaban con unos ricos dulces... recuerdos y tradiciones de antaño!!!
Yo recuerdo como si fuese ayer el sabor de esos roscos de almendras, son sabores que se conservan en la memoria por los años y que nos hacen evocar tantos y tan gratos recuerdos.
Mi madre nunca los hizo, por eso no tengo la receta, recuerdo que ella hacía otra receta de roscos fritos que ya os publiqué anteriormente y puedes ver si clicas aquí.
Quien si los hacía era mi vecina, Isabel Mena, y mi madre siempre acudía a ayudarle, luego sus hijos y yo llevábamos las bandejas al horno.
En aquellos tiempos todo el vecindario eramos como una gran familia. Por supuesto que, en compensación a esa ayuda, mi vecina nos obsequiaba con un plato de estos ricos dulces para celebrar esas fiestas tan entrañables.
Como ya os digo, hacia mucho que iba tras la pista de esta receta, pero quería que fuese una receta original, de alguien de confianza. La encontré de casualidad, después de Navidad, un día que estaba comentándolo en mi frutería de confianza. Me vino de la mano de una prima de mi marido, de Isabel Cano, una buena costurera, gran cocinera, repostera y con unas manos maravillosas para elaborar quesos frescos. La conozco bien, sabía que podía confiar en ella y, por supuesto, no me defraudó.
Son los roscos tradicionales de almendras de mi pueblo, los de antaño, con el sabor que yo recordaba... los roscos de Navidad de mi infancia!!!


Ingredientes:
Hice sólo la mitad porque somos pocos en casa, si queréis más dobláis cantidades.
  • 1/2 litro de aceite de oliva suave
  • 1 vaso de aguardiente seco (un vaso normal de agua)
  • 1/2 vaso de zumo de naranja
  • 35 almendras crudas
  • Cascara de naranja (usé mandarinas)
  • Cascara de limón
  • 1 cucharada colmada de matalauva
  • 1 cucharadita pequeña de canela molida
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Un sobre de levadura química
  • 1 pizca de bicarbonato
  • Harina de trigo (1 kilo aproximadamente y la compré en panadería)
  • Azúcar para espolvorear los roscos


Elaboración a modo tradicional:

Lo primero será hacer una infusión de matalauva a la que añadiremos unas cucharadas de azúcar y un chorrito de anís o aguardiente. Dejamos enfriar y reservamos.

Poner en una sarten el aceite con la cascara de naranja y limón y freír, una vez suban apartar porque estarán hechas.

Freír las almendras, sacar y reservar.

Añadir al aceite la matalauva y el sésamo, freír unos pocos segundos para que no se queme, apartar la sarten y reservar.

Echar el aceite con todos los ingredientes fritos en una batidora o robot de cocina, junto con las tres cucharadas de azúcar.  Triturar todo muy bien.

Poner en un bol grande y añadir el zumo de naranja y el aguardiente. Remover bien.

Agregar la harina, la cucharadita de canela molida, la levadura y la pizca de bicarbonato. 

Aconsejo no poner toda la harina a la vez, dejar un poco reservada y según veamos vamos añadiendo.
Yo usé un kilo completo de harina, pero todo dependerá de la calidad de la harina que useis.

Mezclar todo bien con ayuda de una cuchara u otro utensilio.

Amasar unos pocos minutos con las manos y dejar reposar un poco la masa tapada.

Debe quedar una masa suave que se desprenda de las paredes del bol.


Coger pequeñas porciones de masa e ir estirando con las manos, como si fuese una lombriz.

Formar los roscos y poner sobre papel vegetal.

Poner en una bandeja y llevar al horno previamente calentado durante unos minutos. 
Calor arriba /abajo 180º o 200º eso dependerá de las prestaciones de cada horno.

El tiempo dependerá también de cada horno pero serán pocos minutos, cuando los veamos ligeramente dorados.

Una vez sacados del horno los dejamos enfriar un poco.

Pasamos por la infusión que tenemos reservada (yo lo hago con un pincel) y los pasaremos por azúcar.


Elaboración en Thermomix:

Lo primero será hacer una infusión de matalauva a la que añadiremos unas cucharadas de azúcar y un chorrito de anís o aguardiente. Dejamos enfriar y reservamos.

Poner en una sarten el aceite con la cascara de naranja y limón y freír, una vez suban apartar porque estarán hechas.

Freír las almendras, sacar y reservar.

Añadir al aceite la matalauva y el sésamo, freír unos pocos segundos para que no se queme, apartar la sarten y reservar.

Echar el aceite con todos los ingredientes fritos y las tres cucharadas de azúcar en el vaso y triturar 30 segundos / velocidad progresiva 5-10

Añadir el zumo de naranja y el aguardiente. Mezclar bien, unos 10 segundos  / velocidad 4.

Añadir la harina, la levadura, la canela y la pizca de bicarbonato. Amasar 4 minutos  / velocidad espiga.

Yo aconsejo no poner toda la harina, dejar reservada unos 50 gramos, amasar durante 2 minutos y mirar.
Si necesitara más añadimos el resto que tenemos reservada y amasamos otros dos minutos.

Yo usé un kilo exactamente de harina, pero todo dependerá de la calidad de la harina que uséis.

La masa quedara suave y se desprenderá de las paredes del vaso.

Dejamos reposar un poco la masa dentro del vaso.

Coger pequeñas porciones de masa e ir estirando con las manos, como si fuese una lombriz.

Formar los roscos y poner sobre papel vegetal.

Poner en una bandeja y llevar al horno previamente calentado durante unos minutos. 
Calor arriba /abajo 180º o 200º eso dependerá de las prestaciones de cada horno.

El tiempo dependerá también de cada horno pero serán pocos minutos, cuando los veamos ligeramente dorados.

Una vez sacados del horno los dejamos enfriar un poco.

Pasamos por la infusión que tenemos reservada (yo lo hago con un pincel) y los pasaremos por azúcar.


Ya tenemos listos unos delicioso roscos tradicionales de almendras de mi pueblo... a que te gustan???


5 comentarios :

  1. Deliciosos :) este fin de semana me tengo que pasar a tomar el té o un café... que buenos se ven.

    ResponderEliminar
  2. Hola Choni. Sí que puedes estar contenta de haber podido encontrar la receta. No es una receta cualquiera, porque conlleva muchos recuerdos inolvidables, de los que ya no existen.
    Yo me alegro de haber podido vivir una época de tradiciones de verdad. Una pena que todo se globalice y se pierdan tradiciones y relaciones.
    Me llevo tus roscos porque son deliciosos y no se fríen.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Choni me encantan estas recetas llenas de recuerdo entrañables, y con tradición. Haces bien en recuperarlas, para que no se pierdan. En casa los roscos caseros no pueden faltar en Navidad, pero son los típicos fritos. Nunca los he comido con Almendras, seguro están riquísimos, y lo mejor es que son horneados por lo que restamos bastantes calorías. Gracias por la receta que me llevo con gusto. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Choni,desde hoy estamos más conectadas porque me quedo para seguirte más de cerca por tu blog,es que me encantan tus propuestas culinarias ..........como es el caso de esta entrañable receta y todo lo que lleva encerrado en ella......me la llevo porque no lo he probado con almendras
    Muchos besitos y te espero en mi blog¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. ¡No hay nada que mas me guste que una receta llena de recuerdos! Una receta que cuenta historias, interpreta la cocina tradicional de nuestra Andalucia, y de nuestro País, ya que en cada lugar hay alguien que tiene esa receta maravillosa que te lo dice todo de un lugar, de un momento, de una persona...¡Gracias Choni por compartirlo! Yo tambien andaba buscando esta receta, que tantas veces hice con la madre de la Kika y hoy me la has recordado tu. Gracias amiga. Y Gracias a Isabel Cano. Besitos, que hace tiempo que no te veo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...