Ir al contenido principal

Tarta mousse de limón en horno


Esta es la tarta que me auto-regalé para el dia de la madre.
Se trata de una deliciosa tarta de limon con base de pasta flora o masa quebrada. La original lleva base de galletas, pero me gusta más este otro tipo de bases y opté por ella.
Las tarta tipo queso o mousse son de mis favoritas, por lo refrescante que suelen ser. Eso las  convierte en postres ideales para finalizar una buena comida familiar...sea ésta especial o no!!
El limón es un ingrediente indispensable en mi cocina y está presente en muchas de mis elaboraciones, bien como ingrediente o a modo de aliño.
Mi familia suele poner limón a todo y, por supuesto, las tartas elaboradas con éste ingrediente son un éxito asegurado en casa.
La verdad es que esta vez no me arriesgué mucho... sabía de antemano que acertaría... y así fue!!!
Este año ha sido un dia de la madre un tanto atípico, por aquello del confinamiento. No pudieron estar todos los que son, pero si fueron todos los que estaban, en este caso, mi marido y mi hijo. Para el resto tuvimos que conformarnos con mensajes o videollamadas desde la distancia y besos y abrazos virtuales.
Aun así, hicimos una comida un tanto especial en casa y puse esta rica tarta a modo de postre.
Hace tiempo que compartí otra receta de tarta de limón, pero es diferente a esta. La receta está publicada en el blog y puedes verla si clickas aquí.
Hay que intentar sacar el lado positivo a todo, al menos yo lo intento, y una de las ventajas de este confinamiento es que la gente, al tener más tiempo libre, se acercó mucho más a las redes sociales e interactuamos más.
Fueron muchos los profesionales, de algún que otro ámbito, que hicieron videos para compartir y hacer más ameno el "encierro forzoso".
Es el caso de mi amiga Conchi, que es una maravillosa pastelera, repostera, confitera y todas las "eras" habidas y por haber.
Pero aún es mejor como persona y como amiga. Nos conocemos "virtualmente" desde hace muchos años y le tengo un cariño muy sincero. Sólo tengo palabras de elogios para ella y una envidia muy grande, pero muy sana, de esa que sale del corazón y es fruto de la admiración que siento.
Ella decidió hacer vídeos caseros para sus alumnos de los talleres de repostería que imparte.
Iban dedicados a los más pequeños porque, supuestamente, son los que llevaban peor el confinamiento.
El resultado es que al final nos enganchamos más los padres porque son recetas muy sencillas, todas deliciosas y "resultonas".
Ella tiene una página en Facebook, El farito de azúcar, que sigo desde su comienzo y que os invito a que lo hagáis vosotros también porque os aseguro que os encantará. Alli podeis encontrar todos los videos que hizo hasta ahora... os aseguro que son a cual mejor!!
Hace unos días ya compartí otra receta suya, unas deliciosas galletas de crema de cacahuetes que gustó mucho en casa y cuya receta puedes verla si clicas aquí.
Todavía me quedan muchas más por elaborar y, por supuesto, por publicar. Poco a poco iré compartiendo, porque son recetas fáciles, económicas y muy ricas, de esas que nos gustan a todos, caseras cien por cien.
Y vienen de la mano de una gran profesional a la que admiro mucho...y en la que confío plenamente!!!


Ingredientes:
  • Una base de galletas y mantequilla (o alguna de las que os dejo a continuación)
  • 350 gramos de leche condensada (sin lactosa para intolerancias)
  • 2 huevos (yemas y claras separadas)
  • 2 limones  (probad primero con uno y medio)
  • ralladura de un limón
La receta para elaborar la base pasta flora puedes verla si clicas aquí.
La receta para mi base de masa quebrada (con aceite) puedes verla si clicas aquí.
En este enlace podéis seguir su video y la elaboración de la base de mantequilla.


Elaboración a modo tradicional:

Lo primero será hacer la base:
Forramos un molde desmontable con papel de horno.
Ponemos la masa escogida en la base y alrededor de los laterales del molde. Reservamos.

Para ello podéis usar la receta para base de galletas y mantequilla qué soléis utilizar o bien poner las que os dejé en el enlace arriba donde están los ingredientes.

Ponemos las claras muy limpias, sin nada de yemas, en un bol también muy limpio. Podeis poner unas gotas de limón si tenéis costumbre, pero es algo opcional.

Con batidora  de varillas eléctrica batimos las claras hasta obtener el punto de nieve. Estará listo cuando volquemos el molde y el merengue obtenido no se caiga. Reservamos unos minutos en el frigorífico.

En otro bol ponemos la leche condensada con las yemas de huevo, el zumo de limón y la ralladura.

Batimos enérgicamente, mejor con batidora de varillas eléctrica, hasta conseguir una mezcla suave y homogénea (parecida a unas natillas).

Aconsejo poner el zumo de un limón y medio y probar, si os gusta más ácido agregar el resto. 



Vamos agregando, poco  a poco, el merengue que obtuvimos y mezclamos con espátula de silicona. Mejor hacerlo en tres veces y con movimiento envolvente para evitar que se baje el merengue.

Una vez esté integrado todo podemos ayudarnos de unas varillas metálicas para eliminar posibles grumos, pero siempre con movimientos muy suaves.

Una vez esté la mezcla homogénea, bien integrada, la pasamos al molde que tenemos reservado.

Asentamos la mezcla dando unos golpes suaves al molde sobre la encimera, para que salga el aire que pueda quedar.


Llevamos al horno, previamente calentado a 160 /165 grados  con calor abajo los primeros minutos. Una vez veais que ha subido la mezcla cambiar a calor arriba/abajo.

El tiempo aproximado es de unos 40 minutos, pero dependerá de las prestaciones de cada horno, esto es algo que digo siempre.

Mis indicaciones van en función de mi horno, pero aconsejo estar pendiente siempre que hagáis una receta por primera vez.

Estará lista cuando metamos un palillo en el centro y éste salga limpio.

Dejamos enfriar completamente dentro del horno con la puerta abierta.

Llevar al frigorífico una vez esté bien fría y no desmoldar hasta el momento de servir. Yo os aconsejo unas horas de refrigeración.


Sacar del frigorífico, desmoldar y servir cortado en porciones... no necesita acompañamiento alguno.


Elaboración en Thermomix:

Lo primero será hacer la base:
Forramos un molde desmontable con papel de horno.
Ponemos la masa escogida en la base y alrededor de los laterales del molde. Reservamos.

Para ello podéis usar la receta para base de galletas y mantequilla qué soléis utilizar o bien poner la que os dejé en el enlace arriba donde están los ingredientes.

Ponemos la clara, muy limpias y sin nada de yemas en el vaso que también debe estar limpio y seco. Podeis poner unas gotas de limón si tenéis costumbre, pero es algo opcional.

Poner la mariposa y programar 3 minutos  en velocidad 3 y pasar luego a 3 y medio. Sacar a un bol y reservar en el frigorífico unos minutos.

Sin limpiar el vaso agregamos la leche condensada, las yemas de huevo, el zumo y la ralladura de limón. Programamos 15 segundos / velocidad 3 para batir todo. Quedará una mezcla suave y homogénea con aspecto de natillas.

Aconsejo programar 10 segundos y poner el zumo de un limón y medio. Probad, si os gusta más ácido agregar el resto, volver a programar otros 5 segundos. 

Sacamos la mezcla a un bol grande y vamos agregando, poco  a poco, el merengue que obtuvimos.

Mezclamos con ayuda de una espátula de silicona. Mejor hacerlo en tres veces y con movimiento envolvente para evitar que se baje el merengue.

Una vez esté integrado todo podemos ayudarnos de unas varillas metálicas para eliminar posibles grumos, pero siempre con movimientos muy suaves.

Una vez esté la mezcla homogénea, bien integrada, la pasamos al molde que tenemos reservado.

Asentamos la mezcla dando unos golpes suaves al molde sobre la encimera, para que salga el aire que pueda quedar.

Llevamos al horno, previamente calentado a 160 /165 grados  con calor abajo los primeros minutos. Una vez veais que ha subido la mezcla cambiar a calor arriba/abajo.

El tiempo aproximado es de unos 40 minutos, pero dependerá de las prestaciones de cada horno, esto es algo que digo siempre.

Mis indicaciones van en función de mi horno, pero aconsejo estar pendiente siempre que hagáis una receta por primera vez.

Estará lista cuando metamos un palillo en el centro y éste salga limpio.

Dejamos enfriar completamente dentro del horno con la puerta abierta.

Llevar al frigorífico una vez esté bien fría y no desmoldar hasta el momento de servir.
Yo os aconsejo unas horas de refrigeración.


Sacar del frigorífico, desmoldar y servir cortado en porciones... no necesita acompañamiento alguno.

Comentarios

  1. un buen autoregalo, desde luego.... son muchas las celebraciones atípicas este año, pero esperemos que pronto pase todo. Desde luego, la elección que hiciste con esta tarta es la mejor, realmente se ve espectacular

    ResponderEliminar
  2. Se ve sencillamente deliciosa¡¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta estupenda, el corte me parece sensacional. bsts

    ResponderEliminar
  4. Holaaa !!! que buena receta y que linda la presentación, no se le puede pedir mas !!!!

    ResponderEliminar
  5. Si es que no te puedo querer más! Muchísimas gracias por todo, por tus preciosas palabras, tu cariño, por seguirme y por participar en las vídeo-recetas, por compartirlas aquí en tu rincón personal. Eres una persona maravillosa y estoy muy contenta de tenerte en mi vida! ❤️

    ResponderEliminar
  6. This was an extremely wonderful post. Thanks for providing this info. This was an extremely wonderful post. Thanks for providing this info.

    ResponderEliminar
  7. Thank you very much for this great post. Rocky Tiger Jacket

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, lo siento, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!

Entradas populares de este blog

Galletas navideñas de mantequilla con sabor a mazapan

Cazuela malagueña de fideos con almejas y gambas

Tarta de calabaza con chocolate y nueces para Hallowen

Roscos tradicionales de almendras de mi pueblo

Bizcocho de mandarinas